30 jun. 2011

LIBROS

Tiempo libre.

A veces el tiempo libre es demasiado corto para sumergirse sin prisas en las actividades que nos hacen desahogarnos, crecer y olvidar.

El día debería tener más horas...o las horas que tiene dar para más...

Leer libros y escribir el mío propio (o al menos intentarlo), son dos cosas que me llevan demasiado tiempo par el poco tiempo que tengo ahora...contando que son dos actividades para realizarlas en soledad...

A veces pienso que sería genial eso de poder desligarse en otro yo, y que uno disfrutara del momento en pareja, y que el otro leyera o escribiera, pero que a la hora de recordar y crecer ambos recordaran lo vivido como si sólo fueran uno...

Menos mal que incluso en la playa puedo leer o escribir...si no creo que llegaría a volverme loca, es demasiado lo que llevo dentro y necesito verter hacia afuera...

La semana de los envíos, el Martes me llegó un paquete ganado en un concurso, (ya los había leído, pero lo volveré a hacer, porque ambos son fascinantes), y ayer me llegó otro envío de dos libros más que se sumarán a la lista de mis libros por leer...

De la lista de los libros por comprar que quiero, casi que mejor no hablar...¿habrá alguna posibilidad de que te toque la lotería sin echar?

Creo que ni aún tocándome el gordo tendría dinero suficiente para comprarme todos los libros que me apetecen...y no tendría sitio dónde meterlos..

A los libros nuevos del último envío (imágenes), hay que sumarle entre otros:

- Oscuros 2 (el poder de las sombras).
- La voz Dormida de Dulce Chacón.
- El viaje intimo de la locura de Roberto Iniesta (cantante de Extremoduro).
- Crimen y Castigo de F. Dostoievski.
- Cien años de soledad de G.G.Márquez.

Y otros cuyos titulos, me ayudarán en mí documentación...


Me falta tiempo...o no me organizo del todo bien...




Leer, leer, leer...

Escribir, escribir, escribir...

*Gracias a Editorial La Galera, por el premio del concurso de La Gramática del Amor y a su autora Rocío Carmona.

Y gracias también a esa Agencia Literaria que está de Aniversario (10 años) por el envío de esos dos libros y a mi amigo entre mundos por el detalle de otra dedicatoria más. Esas palabras en tinta verde me ayudan a sonreír en los momentos más dificiles.

Mil gracias!!

29 jun. 2011

PÉTALOS NEGROS

Oscuridad, espumosa niebla, frío, lágrimas amargas... 

Aullidos desgarrados, copos de nieve que cristalizan la sangre, umbrías sombras impregnadas de miedos paralizantes. 

Cielo purpúreo, sin luna, sin estrellas.

Pétalos color negro que se van pudriendo entre los susurros caminantes del tiempo...pétalos color negro que van muriendo a cada murmullo latente de un corazón que se confunde en sus pasos, que se pierde en el vacío, que se deja olvidada su esencia cuando por más que busca no encuentra.

Pétalos que se desparraman sobre una hoja en blanco intentando llenar el silencio con palabras...pétalos que unas veces lo consiguen y renacen, pétalos que otras veces, derrotados saben que morirán…y que seguirán muriendo…

La lluvia fina baila alocada sobre el cristal, con su tibia frialdad humedece de melancolía los pensamientos, juega a marchitar el alma a cada vaivén de su tango suicida. 

Pétalos que se van marchitando y que solo ansían encontrar una luz, ¡una estrella!, el reflejo de la luna sobre el mar en calma, algo que difumine la penunmbra cegadora...

Algo que difumine la escarcha...para que su corazón pueda encontrar el camino de regreso a casa.

Pétalos negros que saben que la única opción para sobrevivir es luchar, escribir, sentir…

No hay Luz sin Oscuridad…

Ni Oscuridad sin Luz.

Pétalos color negro, sombras, miedos, palabras ensangrentadas, tinieblas, susurros, ausencias, lágrimas, silencio.





28 jun. 2011

ILUSIONADA

Ilusionada...

Esa es la palabra que mejor puede definir mi estado de ánimo en estos momentos.

Después de varias semanas dándole vueltas, después de varios días disconforme con la voz narradora de mi nuevo -aunque ya viejo- proyecto, después de tantos meses de cambios en la estructura, del contenido de la historia, (lo único que no han mudado de piel han sido los personajes, sus características y el legado a plasmar), después de todo lo sucedido, de los golpes imprevistos de la vida que lo desbarajustan todo, cuando creía que no iba a encontrar las fuerzas necesarias para seguir en pie, adelante...¡zas!

Me ha surgido una idea que lo ha ido enlazándo todo.

Ya tengo los personajes, el ambiente, las voces narradoras, (si porque habrá dos), los relatos que aparecerán en él, los fragmentos de documentación obtenida, las fotos que voy a describir, los libros de los que voy a hablar, los poemas de grandes autores que voy a incluir, la sinopsis, la dedicatoria, las partes que lo van a componer y sus titulos, los diferentes capitulos y su nombre, un pequeño resumen de lo que aparecerá en cada uno de ellos.

Y todo gracias a un folio en blanco, un lapiz de Balenciaga, un bolígrafo bic negro y a  mi mente dando vueltas durante dos horas y media.



Porque si, hoy otra vez, he reescrito lo escrito, (Rafa y Elo lo siento, a lo enviado le he añadido cosas y le he dado la vuelta completamente...ya no os lo mando hasta que no esté finalizado, ¡prometido!), he movido las piezas del puzzle para intentar encajarlas bien...Vueltas, vueltas y más vueltas...

Quizá después de todo, no esté tan lejos ese sueño que tuve el otro día, de la presentación de mi propio libro (soñé hasta la portada, algo que no me había pasado nunca), no porque aspire a que una editorial lo publique (soy imaginativa pero no tanto), sino porque no hay presentación sin libro

Y ese sueño quería decir que me iban a surgir nuevas ideas, que iba a conseguir enlazarlo todo, para poder ponerme manos a la obra y estar orgullosa e ilusionada con mi proyecto.

Quizá llegue el día, en el que en este mismo lugar, escriba...Por fin he terminado esa historia ansiada y soñada.

Mientras tanto, a reunir todos los relatos en un mismo archivo, a juntar toda la información (documentos y fotos, fragmentos de libros) qye voy a utilizar; para ponerme cuanto antes a desarrollar la historia, con la mente centrada en una pantalla de ordenador con un archivo ya no tan en blanco, y las manos flotando sobre un teclado.

Ilusionada, ¡SI!, hoy estoy ilusionada!!



27 jun. 2011

CUANDO ESTUVE MUERTA

Durante mucho tiempo, me sentí como una hoja inerte manejada por el viento frío que navegaba por el aire, danzando con la tristeza, besada por la soledad…

Durante mucho tiempo, fui una chica de mirada perdida y apagada, mi corazón latía muerto en vida. Fui dueña de esa melancolía que penetra en lo más profundo de tu alma ahogándote en lágrimas…

Y cada día acudía al cementerio, unas veces recorriendo con mis pies el camino, otras veces recorriéndolo tan sólo con cerrar mis ojos y dejar deambular a mi imaginación…y de rodillas frente a tu lápida, acariciaba las letras de tu nombre y las pronunciaba entre susurros…

Intentando hallar alguna respuesta a mi propia soledad, a mis sentimientos de vacío, de apatía, a mi tristeza permanente, a mi falta de sueños e ilusiones, a mis ganas de morir…

Pero el silencio golpeaba con su tenue eco las puertas de mi corazón, silencio profundo, infinito silencio…y eso me derrumbaba aún más, eso me marchitaba aún más…

Y uno de esos días, volví para hablarte, para intentar sentirte, para intentar encontrarme y de rodillas derrotada caí frente a tu tumba, posé una rosa negra sobre el pavimento mojado, susurré tu nombre -como tantas veces-, te conté entre susurros silenciosos que había decidido dejar de sentirme muerta y perdida, que había decidido unirme a ti para acabar con este sentimiento de vacío…quería escapar de este mundo cruel y sin sentido, quería sentirme bajo tu protección otra vez…quería volverme a sentir bien de nuevo…

Y cuando una pequeña y afiliada cuchilla de afeitar, se posó sobre mi suave piel, sobre mis frías venas, un viento arrollador me abofeteó y uno de los pétalos de la rosa que te había brindado se colocó sobre mi pecho, justo encima de mi corazón…y un escalofrío congelado recorrió todo mi cuerpo…

Mi respuesta había llegado. Tú te hiciste notar, llegaste en el momento justo, en el minuto adecuado. Me dejaste sentirte conmigo para no volverme a abandonar…

Y a partir de ese día dejé de sentirme muerta y comencé mi caminar, triste, bastante perdida, pero jamás volví a sentirme tan sola. La soledad era menos soledad porque tú permanecías dentro de mi corazón, de mi sangre, de mi alma, acompañándome…

Pero una vez estuve muerta, totalmente muerta, una vez fui esa chica afligida que se arrodillaba frente a una tumba…y por ello estas líneas…con mi corazón negro en una mano y en la otra…

En la otra una pluma cuya tinta no es más que la propia sangre de mis venas gota a gota…intentando cuadricular estás letras desordenadas, intentando plasmar mis más oscuros sentimientos en este pequeño trozo de blanco papel…

Una vez estuve muerta, ahora también hay una parte de mí que ha muerto, la diferencia es que ahora no quiero morir, sino vivir, la diferencia es que ahora tengo un amor que me ayuda a caminar y que me hace feliz, la gran diferencia es que ahora no me siento sola porque tengo dos personas que permanecen conmigo constantemente dentro de mi corazón y mi sangre aunque ya no estén...dos grandes ángeles...

Una vez estuve muerta, ahora me siento marchita, pero tengo la certeza de que poco a poco volveré a florecer renovada...porque os tengo y siempre os tendré...a los dos...mis ángeles rebeldes...

Diciembre del 2010 / Junio del 2011.

+ Relato basado en el titulo y en la canción "When We Were Dead" del grupo "Nikosia" (Francesc Miralles). -Porque yo también fui en un tiempo atrás esa chica afligida-. Fragmento en cursiva añadido ahora.

+Banda sonora: When We Were Dead.

http://www.youtube.com/watch?v=OH9GV4GsDlM


WHEN WE WERE DEAD - NIKOSIA

Sun was hiding into the clouds
Black birds flew over the graveyard
I was feeling half dead inside
Without knowing you were half alive

Who is knocking on the door?
What is this scent of lilies?
Where does it come from?
Darkness is breaking down
My soul escapes the eternal cage

I squatted on your gravestone
full of ivy, oblivion and frost
my hand uncovered your sad name
someone who left ages ago

Welcome, sorrowful girl
Why are you alone in here,
so far and near?
I´m now just behind you
Let me embrace your living corpse

Suddenly an invisible touch
held me close and breathed ``oh, my love´´
I turned round but no one was here
My heart rushed with wonder and fear

Who is knocking on the door?
Welcome, sorrowful girl


26 jun. 2011

HACIA LA LUZ

“¿Qué hay más allá de la luz? Sólo hay un modo de saberlo: caminar hacia ella.”

Siempre pensé que era yo la que escogía los libros que me interesaban, pero desde hace un tiempo creo que son ellos los que me escogen a mí.

El otro día me topé con un libro cuyo título me atrajo tan fuerte que sentí la necesidad imperante de comprarlo.

El libro se titula “HACIA LA LUZ” de la escritora CARE SANTOS. He de admitir que tan fuerte era esa necesidad como lo era también mi miedo a lo que me iba a encontrar entre sus líneas.

¿Miedo? Si. 

No tenía muy claro si éste era el momento adecuado para leer este thriller que esconde experiencias cercanas a la muerte, historias de enfermos que en su última fase ven a numerosas almas errantes que aún no han encontrado su descanso eterno y estudios sobre esa luz brillante al final de un túnel.

No tenía muy claro si iba a ser capaz de resistir algo así.

Ahora después de finalizarle sé que si era el momento e incluso me ha hecho darme cuenta de que soy más fuerte de lo que me pensaba y que todo sucede por algo.

Para alguien como yo (alejada de creencias religiosas) ha sido un camino lleno de descubrimientos novedosos, de cómo la sensibilidad puede agudizar nuestros sentidos y de cómo ponerse en la piel de otros no es tan difícil.

“¿Qué hay más allá de la luz? Sólo hay un modo de saberlo: caminar hacia ella.”

La historia narrada al principio del libro me impactó tanto que me ha mantenido pensativa durante días. Al llegar al final sigo en ese estado. No me planteo dudas en mis creencias, pero lo que si me planteo es otra perspectiva, la cual no sé si será cierta o no, pero tampoco es tan descabellada. 

Pienso que algo tiene que haber en ese trascurso del ser al ya no ser más. En cuanto a la existencia de esa luz, de esas siluetas de las personas a las que queremos y que ya se han marchado, ahí esperándonos, aunque no tenga certeza, es algo que ha pasado de incomodarme a no producirme miedo. Al fin y al cabo la esperanza de todo ser humano es reencontrarse al final de sus días con las personas a las que más ha querido en algún rincón del tiempo y nuestra mente puede ansiarlo tanto hasta obtenerlo. ¿O no será nuestra mente?

No sé si será cierta esa luz, al igual que no sé hasta qué punto pueden ser reales los sueños que uno tiene con seres muy queridos fallecidos, lo que sí sé, es que una vez más, un libro me ha escogido a mí para devolverme tranquilidad, la paz y el bienestar interior; al igual que ese sueño.

Justo ahora en estos momentos tan duros para mí, con libros como éste el dolor se suaviza un poco.

Si queréis sumergiros en ese camino hacia luz por unos instantes, si queréis tener otra perspectiva de la muerte, de quienes han estado cerca de ella y han regresado, de quienes han estado tan cerca sabiendo que ya no había marcha atrás que han necesitado una muerte digna y han suplicado por ella a quienes decían ser lo que no eran, de quienes han sentido la presencia de otros seres, no tenéis más que compraros este libro y dejaros llevar.

Un thriller impregnado de verdades, distintas realidades, amor, apariencias que engañan…

El final del camino ha sido revitalizante, reparador y enérgico. Con la imposibilidad de mantenerme neutral en su historia.

Y os quedará clavada cual espina al acabar el libro, la certeza de que el ser humano a veces puede llegar a ser tremendamente egoísta, retorcido y carecer de escrúpulos al aprovechar la agonía de otros para su propio beneficio. Las apariencias engañan es algo que también se aprende entre estos párrafos, aunque de esta certeza ya tenía constancia.

Después de todo esto, opino que nadie tiene derecho a robarle la vida a nadie pero tampoco a jugar con su muerte. 

Cada uno debería elegir el momento en el que dejar de sufrir en un punto de no retorno. Si escogemos vivir nuestra vida cómo realmente queremos, deberíamos tener la oportunidad de poder escoger la forma y el momento de acabar con ella cuando seamos conscientes de nuestra degeneración.

Caminar hacia la luz no ha sido tan cruel ni amargo, aunque en algunos momentos ha sido muy difícil para mi corazón. Aunque puede que no sea apto para todas las sensibilidades lo recomiendo fervientemente.


25 jun. 2011

CALLE MELANCOLIA

Ayer, hubo demasiadas casualidades...

Ayer era nuestro día, el tuyo y el mío. Ayer tuve la sensación de que si estabas conmigo.

Por la mañana me desperté contenta después de soñarte.

Recogí de una caja de cartón, ese sobre con los relatos que te regalé, con los relatos de esa novela que empecé para traérmelos a casa, y al releerlos me di cuenta de que sobre una palabra habías puesto a bolígrafo otra, me habías corregido -y yo pensando que no leías lo que escribía-. Ayer supe que sí y que lo hacías prestando verdadera atención.

Ayer, mientras las agujas acariciaban mi piel y la tinta se iba colando entre mis poros, mientras el dolor iba creciendo, el corazón paralizado buscaba su aliento para sonreír.

Casualidades del destino, mi tatuadora necesitaba una música más relajante que los “Red Hot Chili Peppers” para tatuar y cambió la música, decidió poner a ese poeta y cantautor español nacido en Úbeda (Jaén), Joaquín Sabina.

Sin saberlo, sin pretenderlo, no pudo dar más en el clavo…

Casualidades del destino, ahí estaba el aliento que necesitaba mi corazón para sonreír a pesar del dolor punzante, del escozor producido por las agujas al dibujar sobre la piel.

Sin saberlo, sin pretenderlo, había puesto a Joaquín, una de las voces preferidas de mi padre…esa voz que desde que era pequeña escuchaba en casa y en el coche, junto a él, sin saberlo, me trajo algo de mi infancia que me hizo sonreír.

Adoro a Joaquín, adoro sus canciones, su ironía, su forma de escribir y decir las cosas, y es más que probable que esta afición me venga por ser la niña de papá, porque en cada canción hay un fragmento de momentos felices.

Ayer, los recuerdos regresaron para acariciarme sin cesar, en cada letra, en cada palabra pronunciada, los cigarrillos, los crucigramas, los “busco acaso un encuentro que me ilumine el día”, los “trepo por tu recuerdo como una enredadera”, las palabras confundidas con mi nombre, el nombre de mamá entre la palabra inestabilidad

Ayer el corazón quiso jugar, ayer el corazón quiso sentir más, ayer el corazón me hizo recordar, y al recordar se calmó mi dolor, y al recordar sonreí…

Sonreí por todos los momentos de un pasado feliz.

Sonreí porque sentía que estabas junto a mí.

Y al regresar a casa, estaba feliz, dolorida, con la piel impregnada de tinta, pero feliz.

Y he vuelto a dormir como nunca…con mi mano izquierda sobre el pecho, protegiendo mi rosa roja, pensando en ti, en mis sonrisas, en mi sueño, en tus palabras, en una canción…

Ayer caminé por una calle desconocida, te encontré en esa calle melancolía, en ese nº 7, y ambos juntos, nos mudamos a la calle de la alegría, porque no es demasiado tarde para sonreír, no es demasiado tarde para sentir, no es demasiado tarde para coger el tranvía cuando se quiere vivir…

Ayer te sentí conmigo, ayer fue el día de las casualidades, ayer fue nuestro día…y desde ayer sé que siempre estarás conmigo, que juntos avanzaremos, que juntos seguiremos recorriendo un camino.

Desde tu muerte dije que no me dolía el no poder volver a abrazarte, el no poder hacerte sonreír, el no poder verme reflejada en tus ojos, el no poder robarte miradas de complicidad…dije que lo que más me dolía era que tú ya no podrías ser más, que no podrías seguir viviendo, siendo, dando, amando…

Y ayer me di cuenta de que mientras yo siga sintiendo, viviendo, recordando, tú permanecerás…porque yo me encargaré de que tú seas, y SEAS para siempre…

Ayer fue nuestro día, ayer fue un gran día…


+Banda sonora: Calle Melancolía de Joaquien Sabina.
http://www.youtube.com/watch?v=f4gDuVZ8Bkc&feature=related




24 jun. 2011

UNA ROSA Y UN SUEÑO

Anoche dormí con una sonrisa en mis labios.

Estaba tranquila, no había malos pensamientos en mi cabeza y sabía que con la llegada de un nuevo día llegaría también la hora señalada para mi cita con las agujas y la tinta…sabía que pronto tendría una rosa roja en mi pecho.

La cita es a media tarde, si todo va según lo previsto esta noche cuando me acueste pondré la mano sobre la piel dolorida, sentiré un pequeño escozor en el lugar dónde estará plasmada esa rosa, pero seguiré estando feliz porque esa rosa serás tú, será mi forma de sentirte siempre conmigo, aún cuando el dolor no me deje encontrarte.

Esa rosa me hará suspirar hondo y tranquilizarme cuando tenga miedo, me hará sonreír cuando se me tuerzan las sonrisas, me hará luchar con rebeldía cuando sienta quebradas mis fuerzas, me hará estar orgullosa siempre que recuerde…

Anoche dormí con una sonrisa en mis labios y está noche también lo haré…

Lo haré porque estaré contenta, porque recordaré la sonrisa de la noche anterior y porque no podré olvidarme de ese sueño que tuve mientras dormía…

Yo y mis sueños…mis sueños y yo…

Sabía que volverías…no sabía cuándo pero sabía que volverías…la abuela lo hizo muchos años después de marcharse, muchos…Tú no has tardado tanto…y te lo agradezco con todo el corazón…

Estabas en tu casa…sentado en ese sofá azul, con la cena en la mesa de la sala como tantas veces años atrás…

Yo estaba de pie a tu lado mirando hacia abajo.

Tú, rodeando mis piernas con tu brazo izquierdo, agarrándome simulando un abrazo, con tu mirada levantada hacia mis ojos, me mirabas y de tus labios salían muchas palabras…

Y en esas palabras me decías que me querías mucho, que siempre lo harías y que estabas muy orgulloso de mí…mientras tus ojos brillaban…

Me abrazaba a ti y nos quedábamos en silencio…

Después asustada iba a la cocina y le decía a mamá lo que me habías dicho…no sabía que te pasaba, tú nunca mostrabas tus sentimientos y me habías dicho todo eso…

- ¡A papá le pasa algo, algo malo ronda su cabeza, porque él nunca me diría esas cosas! -decía.

A lo que mamá contestaba: “Si te lo habrá dicho será por algo, porque quiere que lo sepas…¿Por qué le das tantas vueltas?”

- ¡Se me hace raro porque él no muestra jamás sus sentimientos mamá! -la murmuraba entre lágrimas.

- ¡Pues no lo sé cariño!-contestaba mamá.

Y me quedaba pensativa en la cocina mirando hacia la ventana…

Ese fue mi sueño…

Esa es la razón por la que hoy al despertar me he levantado tranquila y con una sonrisa en mi rostro…

Decidiste regresar a mí, la noche antes de mi tatuaje, con esas palabras tan extrañas en ti, como necesarias para mí…no dejes de aparecer en mis sueños y hablarme, permanece como aún lo hace la abuela…después de tantos años…

Decidiste regresar a mí, para que supiera que no te habías ido y que siempre ibas a estar ahí, debajo de esa rosa roja, en mi corazón…

¡Hoy quizá sea un gran día! 

23 jun. 2011

CHICA APUNTÁNDOSE CON UN ARMA

Una vez más, me miro en el espejo, y me cuesta reconocerme…

Mi propia imagen se desdibuja ante mis pupilas, no logro descifrar, si la persona que se refleja en el cristal, es la misma que se refleja en el espejo de mi alma…

Una vez más, mis propios sentimientos entran en conflicto…mis dos “yo” comienzan la misma batalla de siempre, la más antigua de las batallas…

Frente a mí, la persona que soy, dentro de mi alma, la que ansío ser…

¿Dónde se encuentra el equilibrio?, ¿Quién ganará, cuál es la solución?

El equilibrio de las dos, se encuentra dentro de mi corazón, allí residen ambas, la persona que soy, la persona que me gustaría ser…ambas son parte de mí…

Quién ganará, eso es algo que no sé, quizá algún día logre responderme a mí misma…

La única solución que queda, es disparar, disparar a mi cabeza, asesinar mis pensamientos, asesinar mis divagaciones, acabar a tiros con todos las cosas de mí misma que no me convenzan, que no me gusten, asesinarme, asesinarme una y otra vez, para resurgir de mis cenizas, hasta lograr ser quién siempre quise ser…

Luchar...luchar hasta conseguir que al mirarme en el espejo, se refleje la misma imagen, la misma persona…

Quizá algún día, al mirarme al espejo, en vez de dispararme, me den ganas de sonreír…






+Otra foto de ese albúm de tattos que tanto me gustó...será que la fiebre de la tinta y la magnum de 8 agujas regresa a mí, ya hay mono...pero sólo tendré que esperar hasta mañana y esa rosa roja días atrás proclamada estará en mi pecho...

22 jun. 2011

LOVE’S REQUIEM

El amor es todo.

El amor es el motor del mundo y de nuestras propias vidas. Estamos guiados por el amor, por el amor que sentimos hacia otras personas y por el amor que otras personas sienten hacia nosotros.

El amor es todo en cualquiera de sus variantes. 

Con amor somos capaces de ser lo que deseamos ser y sin embargo sin amor nos sentimos nadie. Con amor somos todo, sin amor somos nada.

Hay muchos tipos de amor, pero hoy mi canto, mi réquiem, va en honor del amor indestructible.

Ese amor que es capaz de sobrevivir a todo, a las discusiones, a los malentendidos, a los errores del pasado cometidos y a todos aquellos que como humanos aún nos quedan por cometer. Ese amor fuerte, que a pesar de todo sigue en pie, soplando para que la llama del calor jamás se apague. 

Ese amor que se hace más fuerte en los días de tormenta, que crece y no deja de crecer.

Ese amor que ayuda a sobrevivir, que ayuda a seguir en pie sin arrodillarse, sin derrumbarse. 

Ese amor que es mucho más rebelde que las ganas de dejarse vencer, que las ganas de dejarse enterrar en vida.

Ese amor de abrazos tiernos, de miradas cómplices y sonrisas. Ese amor que se brinda sin pedir nada a cambio.

El amor indestructible, fraternal, impregnado de orgullo, de buenos recuerdos.

El amor indestructible, ese que siempre perdura y que ni la muerte puede apagar…

Yo escribo hoy, gracias a ese amor, en homenaje a ese amor…

Siendo capaz de distinguir que en mi vida tengo muchos amores, pero tres de esos amores son indestructibles, dos que ni la muerte apagará, y uno que me acompaña en mi día a día, formando más momentos de esos que se guardan en el recuerdo para robarle al tiempo en los días difíciles.

Tres amores…esa abuela que más que abuela fue madre…ese padre que fue y será el papá de mis ojos y  ese dueño de mi corazón, la luz de mis ojos y de mis sonrisas…

El amor lo es todo, y yo tengo tres amores indestructibles e inmortales…Hay quien no tiene ninguno…y yo tengo tres…son consciente de ello y me siento muy afortunada…

El amor es todo y te hace ser todo.

El amor me ayuda a ser quien quiero ser…me ayuda a no sentirme nadie…es el motor que mueve mi mundo…

Mi réquiem al amor son estas palabras desordenadas e inconcretas que quizá no sean más que el reflejo desdibujado de los sentimientos que quiero expresar...a veces las palabras se me esconden o se tuercen…y no me entiendo ni a mí misma…

Mi réquiem al amor indestructible…

“The Real Love is Forever”.


+Banda sonora: canción “Love’s Requiem” del disco “Love Metal”, del grupo finlandés H.I.M. (Mis H.I.M xD)


http://www.youtube.com/watch?v=eXLcuF8imcQ

El creador de esta magnífica canción, de las letras de la banda, voz y frotman de H.I.M, y amor platónico de muchas y de muchos...el gran VILLE VALO.


http://img.buzznet.com/assets/imgx/4/6/3/4/8/8/1/orig-4634881.jpg (ya que blogger no deja subir imágenes dejo enlace de la foto)


21 jun. 2011

LAS OLAS DEL MAR

El sol radiante calentaba mi piel hasta hacerla enrojecer. 

En contraste, el agua fría del cantábrico acariciaba mis pies con su vaivén, congelándolos, cristalizando mi sangre, el viento apenas silbaba pero cuando lo hacía con su voz regresaba el eco de tiempos pasados dónde las penas no atormentaban el alma.

Tristeza siempre hubo, acompañada de cierta melancolía, sin embargo el corazón latía despacio y tranquilo.

Ahora hay tristezas grandes, tan grandes como ese mar infinito que mis ojos no dejaban de vislumbrar ayer…el corazón hace días que camina cansado y el alma ahogado en lágrimas intenta encontrar el aliento suficiente para seguir respirando…

Ahora hay grandes tristezas encharcando mis pupilas pero también hay…

Hay una mano fuerte a la que agarrarse, unos ojos marrones de brillo indescifrable donde reflejarse y encontrarse, hay unos labios que susurran besos que ayudan a que ese loco traqueteo de las olas del mar no derribe lo que tengo. 

Unos brazos que con su ternura y su calor ayudan a que mis anhelos permanezcan impregnados de fuerza tan intactos como mis sueños, que ayudan a que mi espíritu crezca y siga en pie, sin arrodillarse, inconformista, creciendo , rebelde…

Las olas del mar acariciaban mis pies pero los castillos de arena de mis sueños seguían ahí, sin derrumbarse al paso de los miedos, esperando a que mi corazón se sienta de nuevo con la fuerza necesaria para defenderlos.

Ahora hay grandes tristezas humedeciendo mis pupilas, pero también hay un montón de buenos recuerdos haciendo brillar con su luz las estrellas…esas dos estrellas que descansan en el rincón más profundo de mi corazón, ese rincón que podré volver a encontrar con tan solo cerrar mis ojos, en el mismo momento en el que el paso del tiempo se lleve el dolor y las heridas vayan sanando…

En ese instante cuando mire al mar, tras el enviste de las olas no aparecerán mis miedos, sólo pequeños granos de arena que se disfrazarán de pequeñas gotas de sangre roja, en las que sumergiré mis pies, que me acariciarán y protegerán…que me dotarán de rebeldía y libertad.

Entonces miraré al mar y de mis venas fluirán ganas, unas ganas enormes de luchar por mis sueños, sin olvidar mis recuerdos, sin olvidar lo que soy, lo que me dejaron y lo que tengo y sigo teniendo…

Llegará un día en el que al mirar hacia el infinito mar sólo permanezcan los buenos recuerdos, y los granos de arena se sumergirán bajo mis pies y resurgirán como irreductibles guerreros formando castillos gigantes que aspiren con tocar las nubes y el cielo…

Y en la torre más alta estaré yo…con el corazón tranquilo, la sangre hirviendo, mis labios sonriendo…y entre mis manos extendidas, dos estrellas y un montón de sueños…

Llegará el día en el que las olas del mar no congelarán ni mis pies ni mi sangre…

18 jun. 2011

PRIMERAS PINCELADAS

Todo comenzó con unos toques urgentes en la puerta de casa.

Lluvia se despertó sobresaltada al oír los golpes, oyó voces susurrantes tras la puerta y como no sabía la hora que era lo primero que pensó fue que era alguien haciendo entrevistas como días anteriores, o que su padre se pasaba porque necesitaba algo, pero al ver iluminarse la luz del móvil con varias llamadas entrantes de su hermano, siendo las 7: 30h de la mañana, supo que algo no iba bien…

–– ¡El abuelo! -dijeron sus labios en silencio de camino hacia la puerta.

Pero lo que Lluvia nunca pudo imaginar es que al abrir la puerta su mundo se derrumbaría, que su hermano y un vecino de sus padres la darían una noticia inesperada, una noticia fatal para su familia, trágica para su corazón.

–– ¿Qué ha pasado? - le preguntó nerviosa a su hermano.

Después de un pequeño silencio su hermano contestó: 

–– A papá le ha dado un infarto.

*Estas son las primeras pinceladas de ese proyecto del que tantas veces os he hablado...de esa Lluvia, que algunos de vosotros ya conocéis...que ahora tendrá que recorrer el mismo camino pero desde una perspectiva muy distinta...

Si alguien quiere saber más, que me lo pida por email!!

17 jun. 2011

SOÑAR

Comienzan a acumularse las noches de sombras y tinieblas sin poder dormir. 

Comienzan a acumularse los silencios porque mis labios no saben qué decir, comienzan a acumularse los temblores en las piernas y los pasos cortos sin fuerzas.

Los latidos del corazón comienzan a desbocarse nerviosos, la respiración se agita al suceder lento de los miedos, la mente comienza a proyectar imágenes que quiero olvidar y en el intento de regresar al olvido me acuerdo todavía más. 

Mis pulsaciones se aceleran, la ansiedad regresa y todo se convierte en un círculo pequeño agonizante. 

Miedos, latidos enfurecidos, falta de aire, ansiedad, pulsaciones aceleradas, imágenes que recuerdan la realidad, miedos, ansiedad...

Comienzan a acumularse las noches de sombras y tinieblas sin poder dormir.

Regresan los miedos paralizantes de antaño.

Y para que se vayan no sé hacer otra cosa más que soñar...

Soñar las líneas que aún me quedan por escribir, soñar los lugares que aún me quedan por conocer, los besos que aún tengo que dar y los que tengo que robar, los abrazos en los que me tengo que sumergir y con los que tengo que proteger, las miradas que tengo que brindar y las que me tienen que regalar, la música que aún no está inventada y de la que tengo que disfrutar, las películas, las series televisivas que aún me quedan por ver, los libros que aún me quedan por leer…

Y para que se vayan no sé hacer otra cosa más que soñar...

Soñar con todo el camino que me queda por andar y con todas las cosas de las que tengo que aprender, las personas que tengo que conocer, soñar con los rayos de sol que me calentarán la piel, con las gotas de lluvia que me empaparán, con las tormentas y sus truenos que me tranquilizarán, con los días y las noches que aún me quedan por vislumbrar.

Soñar, a largo y corto plazo, soñar…

Soñar para aliviar las penas, para coger fuerzas, para no pensar en otras cosas y que mi corazón vuelva a caminar despacio, soñar para que las sombras de mis miedos desaparezcan en la oscuridad, soñar para volver a sonreír, para tener ganas de vivir…

Soñar…la única forma de aliviar el dolor es soñar…

Así que soñaré…soñaré hasta que todos mis sueños se hagan realidad, y cuando ésto suceda…volveré a crear más sueños por los que luchar…

Soñar...

Soñaré.

Porque es la única fórmula que me ha servido desde pequeña para sobrevivir. 



+Foto: Kilt Rock en la Isla de Skye, Escocia. Uno de esos sueños que dejarán de ser sueños para hacerse realidad y así poder anidarlos a mi sangre para cuando las sombras y las tinieblas regresen.

+ Interrumpiendo el silencio: El sonido de las gaitas escocesas haciendo temblar mi corazón.

16 jun. 2011

EL BOSQUE DE LA SABIDURIA

Sucede que a veces la vida nos golpea demasiado duro y nos sentimos perdidos, vacíos, nuestro corazón titubea al caminar y no sabemos qué debemos hacer para darle cuerda de nuevo, no sabemos qué hacer para que su latido siga latiendo y no se pare.

Sucede que a veces nuestros pies se detienen sin saber el camino que han de seguir, sucede que nuestra mente no vislumbra la luz al final del túnel…y es entonces cuando perdemos nuestra esencia…

Es entonces cuando nos sentimos muertos en vida. Y aunque ansiamos encontrar un motivo por el que vivir, creemos que no vamos a ser capaces de salir adelante…

Entonces, buscando ese motivo, dando vueltas y vueltas a mundos vividos, rebuscando en nuestros recuerdos, encontramos momentos que nos arrancan una sonrisa, que nos hacen añorar, que nos hacen sentirnos felices por haber vivido esos instantes, porque sabemos que al menos tenemos algo de lo que sentirnos orgullosos…

Sin saberlo, hemos encontrado lo más importante, nuestro elixir, lo que somos, lo que un día fuimos y lo que seguimos siendo en nuestro interior aunque a veces no seamos capaces de verlo…

Cada persona tiene su propia esencia, brinda su propio elixir de sí a los demás, eso es únicamente lo que somos, sin envoltorios…

Si sabemos lo que somos, lo que son los demás al tenernos a su lado, lo que somos nosotros gracias a las personas que nos acompañan y a las que aunque ya no estén en el mundo de los vivos siguen estando, habremos encontrado nuestro camino, habremos encontrado al Maestro del Bosque, nos habremos encontrado a nosotros mismos.

Y el Bosque de la Sabiduría serán aquellos árboles que nosotros mismos hallamos plantado, cuyas semillas serán por siempre el conjunto de todas y cada una de las decisiones que tomamos en nuestros días, los sentimientos que sentimos, las cosas que aprendemos, las personas que conocemos y lo que cada una de ellas nos transmite, porque quien no ve enseñanza en un gesto, en una mirada, en una palabra de otro, está demasiado ciego.

He finalizado el libro titulado “El Bosque de la Sabiduría” de Alex Rovira y Francesc Miralles, y he vuelto a encontrarme, en estos duros momentos, he vuelto a encontrarme.

He encontrado al Maestro del Bosque y he encontrado a otro Maestro que dejó muchas semillas plantadas, semillas con forma de recuerdos e instantes que jamás olvidaré, ese Maestro que siempre me ayudará a encontrar el camino hacia mi propia esencia, porque nunca dejará de estar dentro de mí.




+ La buena suerte para niños, ¿quién no lleva siempre un niño dentro del alma? Si no fuera así estaríamos vacíos...Gracias a mi amigo de Barcelona por un regalo maravilloso, porque gracias a esta lectura he encontrado una vez más el camino. En la vida hay muchos "Gurús", gracias por ser el mío en estos momentos díficiles.

+ Banda sonora: "Songs for Gurus".

15 jun. 2011

EL SILENCIO DE LOS AUSENTES

 “…pero por las noches reinaba en las estancias un silencio sobrecogedor. El silencio que dejan los ausentes cuando aún hay quien piensa en ellos a todas horas..." Care Santos.

Haciendo eco de este fragmento que ya he hecho mío sin ser mío hace muchos meses, pero que ahora cobra más sentido que nunca, hoy me dispongo a encontrar las palabras dentro del silencio…Dentro de ese silencio de los ausentes.

Hoy comenzaré a poner mis pensamientos en orden, enumeraré mis divagaciones, dibujaré mis submundos, dotaré de vida a mis personajes reales, vestiré de belleza a mis paisajes añorados y con mis sentimientos a flor de piel empaparé cada letra que mis manos consigan teclear. 

Hoy pensaré en ese silencio sobrecogedor para poder disfrazar mis palabras y así decir todo lo que quiero decir, y así decir todo lo que necesito decir…para vaciarme, para que nunca se me olvide. Quizá con el paso de los años pueda regresar a esas líneas ya creadas y volver a revivirlas…

Hoy comenzaré a reescribir una historia…una historia que dejará de ser un relato narrador de los hechos vividos por una familia de los que hace meses decidí que quedase constancia, para ser un homenaje a una persona que ya era uno de los personajes principales y que ahora lo será con más fuerza. 

Porque si antes era consciente de ese legado…ahora ese legado es lo único que me queda…

Un legado cargado de buenos momentos, de anécdotas de instantes vividos y recordados, de vida, de sonrisas, de lucha por la libertad y por los derechos del trabajador, un legado cargado de retazos de rebeldía, de sangre derramada, de pólvora en las sienes, de lágrimas amargas, de tiempos difíciles… 

Y ese legado recorrerá el tiempo almacenado en un documento, y quizá, si algún día llego a tener hijos, cuando crezcan y me pregunten de dónde vienen, tenga unos cuantos papeles emborronados con los que explicarles detalladamente la historia de sus antepasados…
Y aunque no tengan a su abuelo para contarles todas esas historias, lo conocerán gracias a la palabra, a mi palabra, lo harán suyo y aprenderán de él, de su familia, como he aprendido yo.

Porque si antes debía un relato-novela a la historia de mi familia, ahora con más razón debo escribir, escribir y no dejar de escribir…

Ahora más que nunca debo sumergirme en el silencio que dejan los ausentes cuando hay quien piensa en ellos constantemente, beber de ese silencio, y transcribir todo lo que ese ahora ausente de cuerpo me regaló en vida, y todo lo que gracias a ese silencio me seguirá regalando.

Hoy, comenzaré de nuevo esa historia, aunque no me sirvan para mucho las 50 páginas ya escritas, comenzaré de nuevo y tú estarás conmigo ayudándome a escribir, empezamos juntos este proyecto y lo terminaremos juntos, porque me perderé entre el vaivén de ese silencio y dejaré fluir mi sangre…y mi sangre derramará sentimientos… como siempre… 

Hoy me sumergiré en el silencio de los ausentes…y juntos escribiremos…

+ Gracias Care, porque ese fragmento tuyo me ayudará a seguir en pie hasta finalizar lo que deseo finalizar.

14 jun. 2011

EL MANUAL DE LOS OLVIDOS

Cuando el sol se torna tan brillante que calienta la piel hasta quemarla, cuando las tormentas no desaparecen y las gotas de lluvia encharcan el alma, intento que regrese a mí el manual de los olvidos.

Ese manual en el que los malos momentos se esfuman rápido con el traqueteo del viento.

Intento leer cada letra para aferrarme a ellas con todas mis fuerzas, intento hacerlo mío para que se me grabe en la memoria, pero a veces aunque los buenos instantes aparezcan no consiguen parpadear tan fuertes como los sucesos que desprenden dolor y sufrimiento…

Lo intento…

Lo intento pero a veces las fuerzas se me marchitan, me tiemblan las piernas y derrumbada caigo al suelo, lo intento pero a veces resurgir cuesta demasiado porque lo que siempre te ayuda a sobrevivir está lejos, lo intento pero a veces la sangre de mis venas se hiela demasiado y se convierte en escarcha, lo intento pero a veces el corazón se me para porque no siente ese fluido vital que lo ayuda a que siga bombeando…

Lo intento pero a veces…a veces intentarlo no es suficiente.

Y los buenos recuerdos se me escapan entre los dedos de mis manos, se deslizan y en su deslizamiento se evaporan con el aire.

Y retornan las lágrimas, los días de sol que asfixian, los días de tormenta cuyos truenos no tranquilizan, las nubes negras que acechan, las sombras que se visten de soledad y las tinieblas que sólo traen consigo el impenetrable silencio…

El manual de los olvidos…quien pudiera beber de su elixir y olvidar, olvidar los malos momentos y sonreír…

Mientras tanto, miraré por la ventana, intentando que ese sol abrasador que brilla en lo alto del cielo no me ahogue con su calor, intentando encontrar algo dentro de mí que me ayude a seguir adelante…

Mientras tanto escucharé a una voz susurrando “El Manual”, quizá esa voz me traiga la paz interior que deseo, como tantas veces muchos años atrás…y las heridas sangren menos, y el corazón lata con fuerza por unos segundos, los necesarios para arrancar y salir corriendo, salir disparada hacia ese presente que está ahí esperándome…

Hacia los sueños, hacia las fotos a color llenas de vida y sonrisas, hacia las instantáneas que vestirán días gloriosos, hacia unas teclas de ordenador que están esperando ser pulsadas por las yemas de mis dedos para vestir un documento en blanco y dotar así de vida a esa historia comenzada que ahora deberá ser re-escrita de nuevo…

Mientras tanto escucharé una voz susurrando “El Manual”, quizá así consiga la chispa que necesito, y quizá así de tanto escuchar: “manual de los olvidos”, todo lo malo desaparezca…

¿Sucederá?

¡Quizá!

Sólo el tiempo lo dirá…

¿Sucederá?

Mientras tanto…

“Y me he quedado por el suelo, a solas conmigo, leyendo el manual de los olvidos”…


+Banda sonora: Fragmento en negrita de la canción “El Manual” compuesta por el cántabro Raúl Gutiérrez para su banda anterior (La Fuga).
Video de las 3 noches desnudas de Aguilar, junto a su Contrabandita (faltaban dos). Nunca le daré las gracias suficiente por su arte, su música y su voz.


13 jun. 2011

UNA ROSA ROJA Y UN CORAZÓN

He decidido regresar con mi mente al lugar dónde te dije adiós por última vez.  A ese lugar en el que estás y no estás, a ese lugar dónde únicamente permanecen otros huesos y tus cenizas.

He decido regresar para brindarte mis lágrimas, esas lágrimas que se convertirán en sangre y me ayudarán a seguir, para regalarte otro “te quiero y siempre te querré”.

He regresado para contarte entre susurros silenciosos que una parte de mi corazón se fue contigo, esa parte de mi corazón que de tanto dolor punzante se resquebrajó hasta caer al suelo. 

Se resquebrajó, se cayó y entre mis manos lo recogí, lo acuné, lo besé y te lo regalé, para que permanezca a tu lado, eternamente.

En su lugar tatuaré a fuego una rosa roja que lo sustituirá, una rosa roja que siempre me recordará esas últimas rosas, la que alguien posó sobre la urna de cerámica, y la que yo misma posé sobre la caja de madera al lado de la ventanita de cristal para que te acompañara a ratitos mientras yo no estaba a tu lado, mirándote, velándote, cuyos pétalos se encuentran dentro de una cajita de colores, junto a tu reloj y a tu colgante del Barça…

En su lugar, justo en mi piel, en mi pecho, cerquita de mi corazón, dentro de once días estará esa rosa roja, esa rosa cuyas raíces se entrelazarán con el trocito de corazón que me queda vivo. Y sus raíces crecerán fuertes y me ayudarán. 

Me ayudarán a levantarme, a seguir en pie, a caminar sin titubear, me ayudarán a luchar, me ayudarán a sonreír, a escribir una y mil líneas más, me ayudarán a dormir tranquila por las noches sintiendo tu compañía, me ayudarán a vencer mis miedos, a seguir creciendo como persona y como mujer, aunque no entienda demasiadas cosas y siga haciéndome preguntas sin respuesta, aunque dentro de mi alma siempre siga siendo esa niña pequeña que te hacía sonreír.

Te regalo parte mi corazón para que te acompañe eternamente, esa parte que solo era tuya y en su lugar posaré una rosa roja para que me haga valiente...para que ayude a latir a esa otra parte que pertenece al otro gran hombre de mi vida y a todos aquellos a los que quiero…

Rosa roja, sinónimo de pasión, de los sentimientos que ni la muerte puede apagar, roja, al igual que tus ideales, al igual que tu sangre, mi sangre, roja al igual que tu estrella, rosa cuyos pétalos sólo se marchitarán únicamente cuando mi cuerpo deje de ser para convertirse en polvos grises…

Rosa roja, la última rosa sobre una urna tras la puerta número 696, un trocito de mi corazón entre los rincones del tiempo, el viento y el silencio…

Una rosa roja y un corazón…Tu rosa, mi rosa, mi corazón, tu corazón.


+Banda sonora mientras escribía, canción: "Lullaby" presente en un cd titulado 'Songs for Gurus' de 'Hotel Gurú' que me ha regalado un amigo entre mundos. Mil gracias por el detalle. 



12 jun. 2011

LÁGRIMAS CONVERTIDAS EN SANGRE

Todo lo que ahora son lágrimas con el tiempo serán gotas de sangre.

Todo lo que ahora es dolor, rabia, incomprensión, preguntas sin respuesta, vacío, depresión…un día se convertirá en pasos hacia delante, en fuerzas renovadas más gigantes.

Porque dejaré de ser yo, dejaré de sentirme tan vacía para sentirme acompañada.

Desde hace tiempo, unos 13 años aproximadamente, dejé de sentirme sola para sentir un ángel dentro de mí que me ayudó a seguir poco a poco, ahora ese ángel tendrá otro ángel a su lado, el ángel de sus ojos.

Juntos sé que me darán la fuerza que necesito para seguir, juntos me ayudarán a vivir la vida cómo la tengo que vivir para que nunca me pese el no haber vivido.

Juntos, porque aunque no crea en el más allá, ahora ya estáis juntos…Juntos en lo más profundo de mi corazón y de ahí no os podrá arrancar nunca nadie…

En ese rinconcito de mi corazón que da sentido a mi alma, que da fuerza a la sangre que camina por mis venas, que me ayuda a ser quién soy. Justo ahí…

Y sé que cuando el dolor se apacigüe un poquito, podré escuchar vuestra voz, podré sentiros conmigo, podré sentir vuestros consejos, vuestros ánimos, vuestras fuerzas…

Y quizá ese ángel con nombre similar a la palabra felicidad, me hable en sueños como un día lo hizo ese ángel con nombre de gotas de agua congelada, quizá en sueños me diga que no nos dio tiempo a despedirnos porque jamás se iba a ir del todo, que siempre iba seguir a mi lado.

¡Quizá!

Lo único que sé, es que todas las lágrimas amargas derramadas por mis ojos con el tiempo se convertirán en sangre, sangre impregnada de sonrisas, de recuerdos maravillosos, de fuerzas para sobrevivir, de ansias de comerse el mundo, de pasos hacia delante, nunca hacia atrás, de rebeldía, de lucha, de libertad.

Únicamente queda esperar. 

Un día habrá lágrimas convertidas en sangre.