28 sept. 2011

CUERVOS


RAVEN.THE BLACK BIRD. THE CROW. EL CUERVO. 

Animal. Canción. Película. Poema.

Me ha surgido una idea para un proyecto que será un tributo a estos pajaritos y a las diversas piezas de arte que ya existen sobre el tema.

Esta idea comienza con una frase de una amiga perteneciente a la película. Continúa con la portada de un disco que será tatuada en mi piel en el mes de Octubre como recordatorio de esa frase. Para seguir con un relato cuyos personajes son muy míos y que llevan unos cuantos días rondando mi cabeza. 

Me sumergiré en mi mundo, ahora que se acerca la noche, para que esa idea, deje de ser tan solo un mero pensamiento y se convierta en algo más.

No me podía conformar con unas escasas líneas creadas gracias a una canción. Hay historias que me piden que las deje vivir un poquito más. Ya hay diálogos de personajes que susurran solos.

Eso haré.

Raro en mí, pero últimamente son demasiadas las ideas que se acumulan en mi cabeza. No tengo tiempo para todo, sin embargo me mantiene entretenida, me hace sentirme útil e ilusionada.

Pedacitos de mí que luchan por salir al exterior.

Cuervos.

Aves de plumaje color azabache.

Expresiones artísticas que dicen mucho de mis gustos, de mi personalidad, de mis tristezas.

Canción. 

Película. 

Poema.

27 sept. 2011

¿OBSESIÓN O NECESIDAD?


Palabras alocadas van cobrando vida mientras mis dedos se deslizan sobre las teclas negras de un ordenador portátil cualquiera.

Hoy amanecí con fuerzas, con ganas de escribir, con ganas de continuar esa historia que guardo muy dentro de mí. 

Haciendo recuento de antiguos relatos, vuelvo a encontrar el norte, el norte de mi tierra, mis raíces, y eso me ayuda a tener claros mis objetivos. Mis pensamientos vuelven a colocarse donde siempre debieron estar, mis sentimientos van agrupándose ayudando a mi corazón a latir enloquecido.

Esta obsesión por escribir no es pura obsesión es necesidad. Una necesidad muy fuerte que siento dentro de mí y que no todos entienden. Me hace sentirme débil algunas veces, pero en su mayoría me hace sentirme fuerte.

Sé que escribir es lo único que soy. Es lo que regalo de mí a los demás para que me conozcan un poco, es lo que me regalo a mí misma para conocerme cuando me desconozco.

Me da igual si los demás no entienden esta pasión, si creen que estoy perdiendo el tiempo, si creen que debería emplearlo en algo mejor.

Algo que me ayuda a distraerme, que recompone los trocitos de mi corazón doloridos, que me ayuda a evadirme, a soñar despierta, a crear otros mundos donde siempre estoy contenta, a tener ansias de vivir, a querer luchar por hacer mis quimeras realidad, algo que me hace encontrarme a mí misma cuando me siento nadie, es algo que realmente merece la pena.

Al menos para mí.

Es una obsesión por practicar algo que me hace sentirme especial, valorada.

Y al fin y al cabo soy yo la primera que se tiene que valorar, soy yo la primera que se tiene que sentir bien en su interior, consigo misma, para poder estar bien con los demás.

Cuántos años desperdiciados sintiéndome nadie, cuando la respuesta a  lo que yo era la tenía tan cerca. 

Cuántos relatos sin sentido hablando de la pérdida de mi yo, cuando mi yo estaba siendo ejercitado.

Mi esencia es lo que soy. Soy cuando escribo. Yo soy mis palabras.

Es una necesidad de hablar en silencio, de hablar mediante la palabra escrita, es una necesidad vital porque cuando no escribo me siento inútil, me siento muerta. Y es que cuando no escribo estoy muerta, en vida pero muerta.

Y me da igual si hay quien no me entiende…mientras me entienda yo misma…

¿Obsesión o necesidad?

Ambas cosas.


Obsesiva por…
                                           Necesitada de…
                                                                                          La palabra escrita.

Palabra escrita…                                  Esencia…


Yo.

26 sept. 2011

PENSAMIENTOS DESTRUCTIVOS

Los nervios, la ansiedad, los miedos y los pensamientos negativos nos hacen tanto mal que incluso a veces nos alteran físicamente, el cuerpo nos pesa, nos sentimos débiles y decaídos, los dolores de cabeza aumentan y nuestro estómago se resiente.

Las ganas de llorar aumentan porque esos malos pensamientos se están convirtiendo en pensamientos destructivos, que destruyen nuestro corazón, que contaminan nuestra sangre y encharcan de sufrimiento nuestra alma. Desbarajustan nuestra salud y nos hacen acumular más miedos, temores que nos llenan de incertidumbre y nos hacen olvidarnos de pelear por nuestros sueños y de disfrutar de la gente a la que queremos y tenemos.

Hay un problema raíz para todas esas alteraciones, en mi caso sé cuál es el problema, es un sentimiento que necesita tiempo para ser depurado, pero a veces mi alrededor condiciona a que la mente no tenga ni un segundo de descanso.

Parece que cuando algo se derrumba, hay escombros que siguen cayendo, una y otra vez, sobre los cimientos ya destruidos.

En esos instantes, solo el amor y las palabras son lo único que me salvan. Todo lo demás, mi cuerpo, mi salud, tiene que ir purificándose poco a poco.

Empezaré el día con música relajante, -el sonido de las gotas de lluvia y las tormentas siempre consiguen tranquilizarme-, cambiaré el café con dos de azúcar por las infusiones de té verde, te rojo, te negro o tila sin edulcorante, quizá así poco a poco, mis nervios vayan desapareciendo.

Para los pensamientos destructivos, amor y palabras

Libros de esos que siempre me renuevan el alma, “El Laberinto de la Felicidad”, “El Bosque de la Sabiduría”, libros que me hagan vislumbrar lo esencial, lo verdaderamente importante; libros de título cualquiera que me distraigan, historias por capítulos encontradas en blogs por internet, que me hagan evadirme de mi realidad y que me absorban tanto que me dé por imaginar la continuación de las vidas de esos personajes creados por el autor.

A la espera de una antología de 75 relatos que sé que me ayudará en esta etapa de mi vida.

Porque a veces cuando todo se derrumba, necesito palabras que me ayuden a creer en las segundas oportunidades, en los vasos llenos, en la diversidad de opciones, en los sueños que están por llegar, en las cosas buenas que surgirán.

Porque a veces cuanto todo se derrumba, mientras a mi corazón le basta con el amor, con los brazos cálidos, con las sonrisas radiantes, con las conversaciones interesantes, con las confesiones a media voz, con los instantes de felicidad…a mi maldita cabeza no le basta…y eso me puede…

Me puede, y consigue herirme, me mata, me magulla y entonces necesito darle al botón del “pause” y ocupar mis pensamientos con otras cosas que me hagan cambiar el chip. 

Leer, leer, escribir, expulsar mis sentimientos como suspiros desafortunados en un papel emborronado, intentar crear nuevas historias, inventar nuevos mundos, salir de mí misma…porque así, solo así, mantengo a mi cerebro ocupado y esa parte de él que respira de los malos pensamientos no tiene tiempo para hacerlo.

Luchando cada día para que el silencio, la soledad y los pensamientos destructivos no destruyan del todo ni mi corazón, ni mi salud.

Luchando cada día

Al menos me quedan fuerzas para luchar. 

Al menos tengo quien me ayuda a luchar.

23 sept. 2011

SUCESOS INESPERADOS


Brindo por los sucesos inesperados.


Sonrisas que surgen sin motivo aparente, canciones que te recogen del suelo y te ayudan a levantarte, noches de concierto que te devuelven las ganas de contar estrellas y pedir deseos, encuentros con personas que te llenan el alma de minutos compartidos…

Palabras susurradas por el amor que te hacen olvidarte de los agrios momentos, lágrimas que se deslizan por tus mejillas en busca de libertad, abrazos que calientan más que el fuego en el peor momento sentido.

Miradas cómplices que te hacen sentirte especial.

Ideas que surgen desde lo más profundo de tu cabeza haciéndote sentir viva, ansias alocadas de escribir y escribir y escribir aunque no tengas tiempo suficiente.

Castillos soñados que llegan de repente y sin avisar, cuando el cartero llama a tu puerta.


Brindo por los sucesos inesperados.


Brindo porque el cartero siempre llame a mi puerta, trayéndome libros que no espero.

Brindo porque siempre me quede la música para resurgir.

Brindo porque durante el camino me siga encontrando con gente bonita.

20 sept. 2011

EL GRITO DE LAS AVES NEGRAS

Camino de rodillas por la nieve espesa mientras mis venas se desangran a cada nuevo tic-tac en el reloj de mi pecho.

Las huellas de mis botas antes pronunciadas están ya totalmente desdibujadas.

Las gotas líquidas color escarlata se funden con el hielo puro, tiñendo de carmesí su escalofriante escarcha.

Y me siento bien. Son muchas las veces que me he desangrado. Esta tan solo es una más.

Centenares de pájaros negros revolotean en el cielo no muy lejos de aquí. Cantan alocados, gritan alocados. 

Y sus graznidos no me atormentan. Están esperando mi muerte para poder velar por esa parte de mí que siempre perece. 

Que agoniza una y otra vez.

Sus  reclamos no me dan miedo porque su crascitar siempre me ha infundido fuerzas, fuerzas para resurgir como un guerrero, fuerzas para seguir adelante aunque a veces camine derrotada.

Sé que cuando acabe por desangrarme ellos recogerán mi corazón congelado y contaminado, lo transportarán en sus picos atravesando la inmensidad del infinito, lo acunarán entre sus plumas color azabache, lo sanarán con su saliva, se darán el relevo unos a otros hasta que yo me sienta totalmente recuperada.

Bajarán desde el cielo para beber la última gota de mi sangre infectada de agrios recuerdos y cuando mis muñecas estén totalmente limpias y secas, con mucho cuidado colocarán mi corazón tras mi pecho. Y entre todos me alzarán, me ayudarán a  levantarme. Me harán volar para que vuelva a pelear por mis sueños.

Y cantarán su danza macabra para mí, impregnando de ánimo mis venas, dando cuerda a mi corazón, reparando mi alma. Y de su oscuridad se desprenderá la vieja luz, esa luz que siempre me ayuda a encontrar el camino, esa luz que penetrará mis pupilas y me ayudará a ver lo que nunca debería dejar de ver. Mi propia esencia.

Y cuando la oscuridad navegue entre los estruendos de las tormentas, ellos volverán a cantar para mí, recordándome quién soy.

No importa si el sol me arruga la piel, no importa si la tristeza de los días grises revolotea cerca de mí queriéndome abrazar, no importa si las noches son tan oscuras que no brillan ni la luna ni las estrellas, ellos siempre estarán ahí, vigilantes, acompañando mis pasos.

Y de entre los truenos retronarán las voces que llevo dentro.

Caeré y renaceré.

Moriré y resurgiré. Como siempre.

Y no me importará desangrarme en palabras, una y mil veces, porque sé que solo así sanará mi ser.

Y de entre los truenos retronarán las voces que llevo dentro.

Porque mi alma es negra, es negra al igual que su aterciopelado plumaje, porque “nunca llueve eternamente”, ellos me lo han enseñado, porque con sus gritos me ayudarán a resurgir, a alzar mi espada para combatir al enemigo.

Y cantarán su danza macabra para mí, impregnando de ánimo mis venas, dando cuerda a mi corazón, reparando mi alma…

Y cantarán su danza macabra para mí, las aves negras. Los cuervos de la noche altivos entre los relámpagos de luz de las tormentas.


+ Banda sonora: AMON AMARTH_Cry of the Black Birds


CRY OF THE BLACK BIRDS

*Porque hay música que siempre logra levantarme del suelo. Porque hay letras que siempre me inspiran para crear nuevas palabras, nuevas fórmulas para resurgir.

CRY OF THE BLACK BIRDS

Raise your swords up high
See the black birds fly
Let them hear your rage
Show no fear.

Attack!

Charge your horses across the fields
Together we ride into destiny
Have no fear of death when it's your time
Oden will bring us home when we die.

The ground trembles under us as we make our thunder charge
The pounding hooves strikes blinding fear into their hearts
Our helmets shine in the sun as we near their wall of shields
Some of them turn and run when they hear our frenzied screams.

Draw your swords to strike
Hear the black birds cry
Let them feel your hate
Show no fear.

Charge your horses across the fields
Together we ride into destiny
Have no fear of death when it's your time
Oden will bring us home when we die.

The enemies are in disarray ride them down as they run
Send them to their violent graves, don't spare anyone
Dead and wounded lie all around see the pain in their eyes
Over the field an eerie sound, as we hear the raven's cry.

- AMON AMARTH -
http://www.amonamarth.com/

http://www.youtube.com/watch?v=sSJWOV44Otc

18 sept. 2011

METAL EXTREMO PARA RESURGIR


Fin de semana de conciertos.

VIERNES: Festival cántabro de rock. “REBUJAS ROCK”, dónde entre todos me llegaron a lo más hondo: BOCANADA (poesía desde Berriozar- Navarra) y TXARRENA (desde Pamplona con el líder de los BARRICADA a la voz).

SÁBADO: Noche de Extreme Metal en nuestra segunda casa. Sala ROCK STAR de Barakaldo. En primera fila.

Grupos: NOCTIFERIA (Ljubljana, Slovenia) + IN FLAMES (Gothenburg, Sweden).

Dentro de la sala, la espera se me hizo más amena con dos canciones de mis HIM sonando en los altavoces. Ya me los podían traer cuando saquen nuevo disco.

Anoche fue una noche de esas en las que la adrenalina corre alocada por las venas. Dónde las imágenes se suceden unas detrás de otras y quedan grabadas a fuego en la retina. 

Una noche de esas en la que los sueños se hacen realidad y todo lo bueno prevalece sobre lo malo impregnando de fuerzas al corazón.

Hoy está lloviendo con rabia el cielo cántabro, al igual que ayer noche de vuelta a casa desde Barakaldo y sin embargo mis labios no dejan de sonreír.

Noche de nuevos descubrimientos y puro extreme metal.

No conocíamos a los eslovenos “NOCTIFERIA” y nos hemos vuelto a casa enamorados. Quien me conoce bien sabe que me dieron de lleno. Guitarras aplastantes, bajo arrollador, batería atronadora y voces guturales. Sacan mi lago oscuro y guerrero.

Y los grandes de la noche, por quienes nos desplazamos hasta la Rock Star de Barkaldo, “IN FLAMES”.

Siempre geniales, es la segunda vez que los veo y cada día me molan más en directo. Potentes y super amables con la gente, -por todos es conocido que posan para las fotos sonrientes, que el cantante “Anders Fridén” incluso te pide la cámara para sacar fotos a todos sus miembros y después te la devuelve entre sonrisas, que manda a los de seguridad que suban a gente al escenario y les deja cantar -anoche esto último no sucedió-, pero subió a una chica para que desde arriba grabara a sus amigos -que disfrutó de una canción sobre el escenario, bailando, cantando, sacándose fotos con los del grupo y filmando-.

Con gente así las noches de buena música y los sueños, van a la par caminando juntos. Los músicos dejan de ser estrellas del metal para ser personas que hacen todo lo posible para conectar con su público y que quienes acudan a la cita se vayan con el mejor sabor de boca posible.


IN FLAMES, grandes en todos los aspectos. 

NOCTIFERIA, el gran descubrimiento de la noche, a los que no puedo dejar de escuchar.

Nos volvemos a casa con “merchan” nuevo, y con una púa del guitarrista de In Flames: “Björn Gelotte” que quedará guardada en nuestro álbum junto a las entradas.

Dos grupos apoteósicos de Death Metal. Mi corazón, mi alma y mi sangre ya los necesitaban. El Rock & Roll alimenta pero el Extreme Metal siempre me reconstruye. Es la fórmula que me ayuda a resurgir de mis cenizas y que me da fuerza para desahogarme en gritos.

Hoy sin voz.

Sin embargo con la sangre llena de palabras por escribir. El gris del cielo me ayudará a eso. 

Todo lo demás, la inspiración, las fuerzas y la creatividad me lo han cedido ellos, junto a la mejor compañía del mundo, que siempre hace de mis noches una noche de 10.




- Noctiferia:






- In Flames:


+ Noctiferia: Death Culture (2010)




+ In Flames: Sounds of a Playground Fading (2011)



+ Noctiferia: Demoncracy:

http://www.youtube.com/watch?v=4-ecUI7dOEQ


+ In Flames: Deliver Us:

http://www.youtube.com/watch?v=KTiQ75HY0DA&ob=av3e

15 sept. 2011

TORMENTA DE LLUVIA Y CALOR

Hoy es una de esas tardes de tormenta tan comunes en estas tierras del norte. El verano casi está por finalizar y el otoño tiene prisas por llegar. Como resultado sucede una tormenta de lluvia que desprende un calor insoportable.

Hoy es una de esas tardes en las que me encantaría que el calor diera paso al frío y comenzarán a bajar las temperaturas, quizá así no me sentiría tan agobiada.

Agobiada porque he amanecido con ganas de llorar, la tristeza me ha abrazado para no soltarme desde que he abierto los ojos y he saltado de la cama. A medida que la tarde va avanzando parece que poco a poco se va alejando. Sin embargo este tiempo caluroso no ayuda demasiado.

Agobiada porque los recuerdos dolorosos me golpean por momentos y no quieren esfumarse de mi cabeza. Quizá sea hora de que deje de intentar echarlos de mí, quizá sea esa la única manera de que ellos solos se vayan.

Agobiada porque tengo un montón de ideas rondándome y las quiero dejar salir a todas a la vez y eso es imposible. Mis manos no teclean lo suficientemente rápido.

Agobiada porque tengo muchos libros por leer, libros que ansío devorar, libros que me llaman desesperadamente para que me sumerja en ellos, y no hay tantas horas en el día, y no hago más que posponer, y posponer…

El tiempo fluye y se me escapa.

Agobiada porque si, porque nací así, soy puro estrés y eso me contamina.

Demasiadas tormentas, tanto fuera como dentro de mi cabeza.

Demasiado calor que me ahoga, me asfixia y me debilita.

Demasiada lluvia en mis manos, tanta que no sé qué diablos hacer con ella.

Hoy es una de esas tardes de tormenta en la que tendré que liberar las tempestades que hay en mí, dejarlas fluir con la esperanza de vaciarme, plasmarlas en el papel y que poco a poco vayan desapareciendo. Es la única fórmula que he tenido siempre y que tengo de sobrevivir.

Despacito y con buena letra dejaré que los truenos y los relámpagos vayan desprendiéndose de mi ser.

Caigo y me levanto.

Como dice la canción “no sé las veces que me reinventé…”

Tropiezo, me derrumbo y vuelvo a ponerme de pie. Últimamente tengo que hacerlo demasiado a menudo.

Pero mientras las tormentas se esfumen y el amor sobreviva, yo también sobreviviré.

Tormenta de lluvia y calor aprisionando mi corazón.

14 sept. 2011

SANGRE DE CLARA PEÑALVER

Desde el momento en el que leí fragmentos del primer capítulo de la novela para participar *en el concurso organizado en el año 2010, cuyo micro-poema ganador y dos finalistas aparecerían en las primeras hojas del libro...supe que algún día me haría con un ejemplar de esta obra de arte.

Y no me he sentido decepcionada después de un año de búsqueda alocada y espera para poder adquirirle.

Hoy ha sido ese día. Le he recibido esta mañana y le acabo de finalizar. Es lo que me sucede con los libros que me fascinan, los bebo, los devoro.

Y he de decir que las palabras beber y devorar, cobran más sentido que nunca. 

Esta novela ha logrado sacar mi lado más gore. Mi lado más hormonal. Ese que permanece escondido.

He disfrutado en todo momento de esas grandes dosis de sexo salvaje y sangre. Porque los vampiros que se esconden entre estas líneas son tan originales -la autora consigue darle su toque especial y diferente-, como sangrientos. No esconden su sed de sangre, así como tampoco esconden su humanidad. No son inmortales, ni tienen poderes sobrenaturales y eso hace de la historia algo diferente, más real.

Y lo que más me ha encantado es que desde las primeras líneas, sin que fuese nombrada aún, me han recordado a mi Condesa Sangrienta. Porque sí, estos vampiros de Clara Peñalver, tienen más de ‘Elizabeth Bathory’ que de los vampiros “light” de S. Meyer (ojo, me encanta la saga, pero donde esté mi Erzsébet, mi aristócrata húngara, en cuanto a vampirismo…), pero para saber el motivo hay que leer la novela.

Una prosa sencilla y ágil, bien estructurada, sin descripciones innecesarias. Todo ello junto a la elección de presentar la historia en forma de diario -totalmente acertada-, te hacen vivir la historia como si fueras su protagonista -Valentina- y estuvieses caminando por las calles de Granada, o llegando al climax con el mejor de los orgasmos entre lametones de ese elixir color escarlata, después de haber arañado a tu compañero de danza sexual con una cuchilla de afeitar.

Amistad, amor, fidelidad, lealtad, oscuros secretos, envidias, antiguas venganzas, guiños históricos, televisivos, literarios, musicales (que han sido de agradecer), sexo puro y duro, final inesperado que corta la líbido, y sangre, ante todo muchísima sangre

Y todo ello en una edición cuidada, con unas ilustraciones exteriores e interiores fantásticas.

Sé que habrá segundas lecturas, porque he quedado prendada de la pluma de Clara. Tanto en las líneas correspondientes a Sangre, como en los pequeños fragmentos incluidos en el libro, de su próxima novela ‘Amor y Muerte’ -de la cual ya estoy deseando tener noticias-, y de “Sangre, cuchillos y Amor” la novela escrita por “Valentina Varga”, la protagonista de esta novela gótica.

Porque si, la protagonista es escritora, viste de negro, tiene tatuajes, la encantan las calaveras, la buena música (voces guturales, guitarras eléctricas estridentes y baterías como metralletas) y la decoración gótica. 

¿Os recuerda a alguien?

+ Banda sonora, dos grupos que aparecen en el libro:

- Alchemist.
- King Diamond.

Una buena pócima para disfrutar una noche de martes a miércoles.


Totalmente recomendable, de lo que más me ha encantado últimamente.


[Claro está, no apto para todos los públicos ni para todas las sensibilidades, por su contenido de alto voltaje tanto sexual como gore]

MI DULCE SANGRE

Tengo dos archivos con el mismo nombre. Uno de los dos poemas sin rima participó en el concurso para aparecer en las primeras hojas de la novela “Sangre” de ‘Clara Peñalver’.

Son tan parecidos que ambos llevan el mismo título, pero sucede que esta aventura tuvo lugar a principios de 2010, y ya no sé cuál de los dos lo hizo exactamente. Nunca se me ha dado bien escribir para concursos. No me gusta tener que ceñirme ni a una temática ni a una extensión, aún así intenté dar de mí lo mejor en aquel momento.

Pero hoy he recordado con cariño esos versos sin sentido pero con significado, al menos para mí. 

Siempre que participo en un concurso, sea cual sea, una parte de mí, mantiene la esperanza de que a alguien le guste lo que escribo. Solo ha habido suerte una vez. Otra no hubo suerte, pero gané algo mucho más importante, un alma amiga entre mundos.

Os dejo aquí uno de ellos, el que menos vergüenza me da enseñar en estos momentos…


MI DULCE SANGRE



Bajo el manto de esta fría y oscura noche de invierno,

mi corazón enloquecido y desesperado,

te busca sin pretenderlo…

Porque sólo tú haces que me sienta viva…



Y necesito tu aroma embriagador deslizándose por mi piel,

tu acaramelado sabor impregnando mis labios, mi lengua,

tu esencia inmortal perdiéndose en mi garganta,

para sentirme invencible…



Bajo esta noche umbría, sin luna y sin estrellas,

Te escucho llamándome, susurrándome,

Detrás de cada esquina, oculta tras la niebla…



Te necesito esta noche, sólo a ti, mi dulce sangre,

Sólo a ti, ahora, mañana y siempre…



Enero del 2010

13 sept. 2011

DOS LIBROS NUEVOS

Ya tengo mis dos libros nuevos. Acaba de llegarme el pedido que hice hace varias semanas. Hubo retraso porque uno de ellos tuvieron que pedirle a la editorial -“el páramo”-, pero ya están ambos aquí.

Dos libros que tengo ganas de leer hace tiempo.

-Sangre’ de Clara Peñalver, desde que conocí de su existencia, al buscar sobre concursos de relatos góticos.

-El dueño de las Sombras’ de Care Santos, desde que leí la segunda parte de Retrum, La Nieve Negra, de Francesc Miralles. Al indagar, vi que una de las hermanas protagonistas se llamaba igual que yo…y he de reconocer que eso me atrapó muchísimo. Quería descubrir que le pasaba a esa Rebeca. Y a día de hoy, lo que he leído de Care, nunca me ha decepcionado.

Son dos libros que he buscado, he ansiado tener, me he desesperado al no encontrarlos, hasta que por fin tuve efectivo para hacer el pedido vía internet.

Y se hicieron de rogar, porque vinieron primero las dos guías del escritor -aún habiéndolas pedido más tarde-.

En cuanto mis personajes se queden un poco mudos, o no hablen demasiado alto como para entorpecer mi lectura, comenzaré a sumergirme en ellos. 

No importa si no he terminado “Rastro” de Maggie Stiefvater, así alargo la historia hasta que salga “Siempre”.

A veces sucede que las ansías de leer un libro deja aparcados algunos que ya tienes empezados…

Dos nuevos libros que sumar a las dos últimas partes de la Saga Medianoche de Claudia Gray.

A veces me quedo sin libros nuevos y otras sin embargo se me amontonan.

Tengo que volverme más selectiva.