29 oct. 2015

ENTREVISTA: CARLOS J. EGUREN NOS HABLA DE "HOLLOW HALLOWS"

¡Queridos lectores!

Hoy os traigo una súper entrevista, por su gran extensión y porque la obra de CARLOS J. EGUREN me parece que dará mucho que hablar.

Su obra "HOLLOW HALLOWS" estará a la venta en Amazon (tanto en digital como en papel) en pocos días (Halloween) y creo que es una gran oportunidad para descubrir a nuevos autores autopublicados con mucha personalidad y cuya obra tiene un gran trabajo detrás. No hay más que leer a Carlos hablar de su novela para saber que estamos frente a una historia espectacular de dimensiones titánicas. Creo que Hollow Hallows es un universo que bien merece la pena descubrir con todos los sentidos.



+Sinopsis:

“¿Has escuchado hablar alguna vez de Hollow Hallows? Claro que no, nadie quiere que se sepa la verdad y lo que ocurriría si la ficción se volviese real.

Dawn es una chica de dieciséis años que vive en un motel junto al pantano. No tiene muchos amigos, salvo Seth, Caroline y el perro vagabundo Huargo. Los cuatro son los seres más odiados de Hollow Hallows, un pueblo maldito en la cima de un islote golpeado por el mar.

Todo parece transcurrir con una oscura normalidad hasta que, con la primera tormenta de verano en siglos, llega un forastero: Garric Odell, que guarda un extraño secreto y un misterioso poder: ¿y si todo lo que escribiese se hiciese realidad?

Pero nada ni nadie escapa a la maldición de Hollow Hallows, el pueblo que desapareció.

EXTRAS: Relato exclusivo, mapa, cómo se hizo, playlist y mucho más.”

Y sin más os dejo con la entrevista para que la disfrutéis:

-Querido Carlos. Como lectora de los primeros capítulos de Hollow Hallows en Wattpad, estaba deseando hacerte esta entrevista. Háblanos un poco de lo que se va a encontrar el lector en tu obra, ¿qué la hace diferente a otras del mismo género? De la portada, la sinopsis…

Hollow Hallows nació como un sueño, pero en él encontré suficientes elementos para hablar de la oscuridad de cada uno de nosotros y también de una guerra que libramos cada día: la lucha entre los sueños y la realidad, además del valor de las historias. En cualquier caso, Hollow Hallows para mí significa un viaje hacia un lugar macabro y también hacia unos hechos que cambian a sus personajes desde los primeros capítulos. Y deja dilemas para el lector: ¿qué harías si todo lo que escribieras se hiciera realidad? ¿Quedarte y morir o huir y vivir? ¿Qué supone una maldición por un crimen que no has cometido? ¿Cuándo el peso de las tradiciones se convierte en fanatismo?

A lo largo de sus páginas, he aprendido muchas cosas, desde los procesos como la edición, la corrección y demás, pasando por argumentales como la estructura de los capítulos, las elecciones de los personajes… Y eso me ha permitido alcanzar una experiencia por la que siempre me sentiré agradecido y que me otorgado un presente de un valor incalculable: en ningún momento me he autocensurado; siempre escribí Hollow Hallows tal y como quería, sin temor a asustar demasiado al lector o generarle repulsión. El arte es conmover, como dice Amanda Palmer, y quería generar terror, maravilla y sorpresa en el que leyese mi libro. Espero haberlo conseguido.

Como curiosidad, ya que estamos hablando de estos aspectos, la fotografía que forma la portada de Hollow Hallows resume muy bien lo que significó la batalla de la creación de esta novela. Si dejáis volar la imaginación, podréis ver una especie de calavera distorsionada, por cierto. Realmente, es un cristal salpicado de la lluvia del bosque. Cuando la hicimos, mi pareja y yo no esperábamos que se transformase en la portada y, de forma extraña, sentimos al final que captaba toda la oscuridad de la obra. Fruto de esas casualidades ocurrió también que ella soñó con alguien capaz de hacer la ficción realidad y yo no tardé en transformarlo en una pesadilla (y ya se había puesto en marcha todo el mecanismo de casualidades que conformaron el origen de la novela).

Por tanto, si el lector desea emprender este trayecto hacia la negrura del corazón humano en una novela que mezcla terror, fantasía y aventuras, con personajes humanos y monstruos impensables, esta es su historia y es bienvenido a Hollow Hallows.

-Lo poco que leí de tu obra en Wattpad, (prefería esperar para leerla del tirón), me pareció una historia muy original, con mucha personalidad, y que como autor ahondabas mucho en la personalidad dual de tus personajes. ¿Cómo fue la creación de estos personajes tan alejados de estereotipos?

Los personajes son muy importantes para mí. Puedo tener algunas ideas para la trama, pero los protagonistas, los secundarios y compañía son los elementos que hacen que todo funcione; me gusta profundizar en ellos, hacerlos diferentes, conocerlos… Y dejar que me sorprendan. 

De vez en cuando, debo confesar que los escritores creamos personajes que son tan reales para nosotros que desbordan las páginas y tú, como autor, solo recoges lo que dicen y hacen (¡a veces no es lo que tú tenías planeado para ellos!), pero es lo que me gusta: que sean simulacros de vida, que todo sea posible con ellos, que se muevan solos.

Centrándome en esta obra, la creación de los personajes de Hollow Hallows fue curiosa. Lo primero de todo, quería escribir a una chica. Tengo pocas protagonistas femeninas (o, al menos, en esa época… ¡Ahora tengo varias en diversas novelas!) y quería una que fuera diferente, dura y fuerte, pero también oscura y misteriosa. Cuando surgió la idea de que hubiera tenido un padre rockero que se suicidó, pronto se bordaron todos los elementos en torno a ella y surgió Dawn Hownland. 

Esto sucedió también con los otros personajes, hubo elementos que desembocaron todo lo demás: Garric Odell era el escritor maldito, Seth Dagan era el amante de la ciencia ficción, Caroline Jones era la hermana que perdió a su gemela, Huargo era el perro protector… Esos rasgos desarrollaron todas sus personalidades y escribirlos desde las primeras páginas fue como escribir a viejos conocidos.

No puedo olvidarme de algo crucial: para huir de los estereotipos, hice una pequeña lista mental de los clichés que no me gustaban y hui de ellos, pero también realicé otra tarea y fue dar voz al tipo de personajes que no suelo leer, ver, escuchar… Y me metí en la mente de cada uno de ellos. Considero que un escritor suele ser un actor a la hora de interpretar y plasmar a cada uno de sus personajes en las páginas.

-Considero Hollow Hallows como una obra muy oscura, enigmática y muy vívida en cuanto a imágenes y descripciones. ¿Cómo te inspiraste para la ambientación? ¿Existe algo de este pueblo maldito? ¿Alguna imagen inolvidable que te gustaría describirnos?

He vivido toda mi vida en una isla y en un pequeño barrio. No quiero decir que sean enclaves terribles como Hollow Hallows, pero han forjado mi perspectiva del mundo, ese marco por el que juzgo todo, pienso e imagino. Por ejemplo, siempre he pensado que ver el mar tiene un efecto sobre nuestras almas y a algunos nos conduce a imaginar que hay más allá. Para ciertas personas, el mar es una prisión, para otros es un campo para la imaginación. Y también en lugares pequeños sientes que conoces a todo el mundo y cuando es un lugar antiguo, es inevitable que haya tradiciones… Si sumamos a estos puntos personales que siempre me han gustado los ambientes lúgubres de los relatos de Edgar Allan Poe o el retrato sombrío de Nueva Orleans en numerosas obras como True Detective, te puedes hacer a la idea de que siempre sentí que ahí había un escenario que mezclar para una novela.

Pero debo aclarar un aspecto: existe un punto que no hay definido en la realidad o en la ficción (o no del todo) y es el que hace referencia a la estatua decapitada del fundador de Hollow Hallows: Alfred Hallington, la cual preside el centro de Hollow Hallows. Una vez concebí esa realidad, capté todo el ambiente y toda la historia. Supe lo cerrada que sería la gente de Hollow Hallows y el odio que habría hacia los descendientes de los confabuladores, descubrí el valor de las historias y los sueños que se conjugan durante el desarrollo de esta parte de la novela y en mí surgió ese lugar oscuro, lluvioso, antiguo, abandonado… 

Si añadimos a todo ello una pequeña historia que viví… Recuerdo que fruto de constantes lecturas de terror y pensamientos no muy positivos, me perdí en un paseo con mi viejo perro por un descampado que terminaba en un campo abandonado (en su centro había un círculo sin hierbajos con unos asientos formados por trozos de madera. Ahí partió la ciénaga y el refugio del Hoyo de Hollow Hallows)… Y recuerdo que escuché unos tambores de una procesión, pero mientras regresaba en silencio, comencé a divagar y pensé: “¿y si realmente son tambores de una ceremonia más oscura, de un sacrificio humano?”. Era un pensamiento lúgubre y paranoico, pero ¡estaba leyendo mucho a Lovecraft! ¿Qué esperabais? 

Y todas esas ideas se unieron y tuvieron a Hollow Hallows, que creo que se compone de muchas imágenes oscuras (al menos, era mi propósito). Como os decía al principio, en ningún momento me censuré y siempre puse en las páginas lo que imaginaba: personajes que quemaban un muñeco vudú de sus enemigos, un enterrador que conoció la muerte desde que era un bebé, la aparición de un ser con el rostro atravesado por un hacha… Y más imágenes siniestras que conformaron la enorme fotografía de pesadumbre y maldad que quería para Hollow Hallows.

-Preséntanos a los personajes principales, a Dawn y sus amigos y a Garric… y aquellos que quieras.

Hay muchos personajes en Hollow Hallows y sé que algunos de ellos se enfadarán si no los nombro, pero intentaré no divagar demasiado (he dicho “intentaré”, no creo que lo consiga)… En su día, dije: “voy a escribir una novela donde la protagonista sea una chica”, pero… Aunque no lo acepté, mientras escribía me daba cuenta que si bien hay una chica que acapara parte de la novela, el peso principal se distribuye también en resto de los personajes, formando una especie de novela coral en algunas partes, por lo que os hablaré de algunos que se podrían considerar principales.

La protagonista es Dawn, una adolescente capaz de sonreír incluso a la muerte, porque no va a darle la satisfacción de verla asustada. Es muy siniestra, pero también muy fuerte. Su mente nunca se detiene y posee una habilidad para vislumbrar lo que está por suceder que me parece envidiable. Es muy rápida contestando y creo que hay en ella cierta amargura que proviene de su padre, Spike Brent, el líder de una banda de rock que se suicidó y se convirtió en un mito. ¿Cómo te crías bajo el peso de una leyenda y un legado? Hay algunas respuestas para ese asunto en Dawn…

Y uno de los mejores amigos de Dawn es Seth Dagan, un auténtico aficionado a los cómics, el cine, la literatura fantástica… Seth odia Hollow Hallows y su vida como granjero, ayudando a su abuela, y siempre ve en esas historias su oportunidad de escapar de su triste realidad. Todos somos un poco como él, ¿no? Pronto, Seth se propone convertirse en un héroe como sus ídolos de la ficción, pero la vida no es tan fácil como parece.

A Dawn y Seth siempre les acompaña Caroline, una joven triste con ideas muy pesimistas sobre la vida desde que un año atrás desapareció su gemela, Rahne. Antes, ella era algo egoísta y frívola, pero ahora es melancólica como su hermana perdida. ¿Qué misterio se esconde en su vida y qué pasaría si pudiera escapar de su trágico día a día? Es una buena cuestión.

A los tres siempre les protege Huargo, que es un gran perro vagabundo que ha mostrado su valor hasta la fecha y forma parte de esa banda de antihéroes.

Pero la vida cambia para todos ellos cuando llega Garric Odell, un forastero que esconde un terrible pasado y un don que podría convertirlo en el amo del mundo mientras todos afrontamos la pregunta: ¿qué harías si pudieras reescribir el mundo? Y girando sobre esa cuestión, se desarrolla parte de la trama de Hollow Hallows y sus personajes, de los cuales solo os he hablado de unos pocos para que descubráis vosotros mismos al resto del reparto.

-¿Qué personaje de todos es tu favorito? ¿Por qué? ¿Cuál crees que llegará más al lector?

Me gustan todos los personajes, incluso los villanos más deleznables. A la vez que escribía el cómo se hizo de Hollow Hallows, me di cuenta de que decía sobre un personaje que me encantó escribirlo y sobre otro que también, y así varios… Al final, me percaté de que me lo había pasado genial escribiendo a cada uno de ellos y que me encantaba ser a veces un monstruo como Calvin Blackmouth o un ser sombrío como Rahne Jones.

Así que volviendo a tu pregunta, tengo tres grandes favoritos. Por un lado, está Dawn, que me permitió concebir a una chica tenebrosa con mucha energía y bravura desde la primera página. La escribía con una gran naturalidad y siempre sentí que era el personaje que quise que fuera. Por otro lado, está su contrapunto, que es Garric, el escritor fracasado, y me encanta por cómo pudo insertar en su parte de la historia lo que supone ser escritor y también cómo los seres más frágiles pueden cambiar a lo largo de las páginas. Y escapando de lo que algunos podrían pensar, Seth siempre fue mi ojo derecho por su gusto por los cómics, las series, la ciencia ficción… Y por sus ganas de ser un héroe aunque el mundo se empeñe en lo contrario. 

Los tres son una considerable porción de Hollow Hallows, aunque sé que en el tintero se quedan otros personajes con los que dije muchas cosas como Caroline Jones, el pastor Ellis, Calvin Blackmouth, Allison Brooke, Elmer Shaxon… Todos ellos me encantan y hablaría de cada uno, pero no quiero que esta entrevista pueda usarse para deforestar un bosque si se imprime por mi culpa, así que recalcar la idea de que todos me encantan, pero que en este apartado he querido hablar de Dawn, Garric y Seth. ¡Espero que el lector pueda encontrar también sus favoritos!

-¿Cómo surgió la idea para esta historia? ¿Cuál fue la chispa que prendió la llama de Hollow Hallows? ¿Y el nombre de la historia?

Hay historias que buscas e historias que te encuentran. Sufría una pequeña crisis literaria y buscaba alguna novela que crear. Fue entonces cuando apunté algunos detalles sobre los que me gustaría teclear: unos gemelos, un dragón… Esa noche pusieron en la televisión Corazón de tinta, basada en el clásico de la literatura juvenil, y me gustó la idea de alguien que hacía realidad lo que leía. 

Esa madrugada, mi pareja tuvo un sueño donde un personaje podía hacer real lo que escribía. Recuerdo que me contó su sueño y sentí que había cierta oscuridad en él y terminé convirtiéndolo en una pesadilla. Ahí fue donde la chispa prendió, cuando supe de ese poder, empezamos a establecer los personajes y mis conversaciones divagaron en torno a la idea de que todo transcurriese en un lugar inesperado y anodino, que acabó transformándose en el lugar más maldito del mundo.

A su vez, el nombre Hollow Hallows surgió de un par de circunstancias. En primer lugar, esas palabras me gustan, me satisfacen lo que significan y cómo suenan. En segundo lugar, “Hollow” me recuerda a Sleepy Hollow (como la obra de Washington Irving que adaptó Tim Burton al cine) y “Hallows” a Halloween y Deathly Hallows (como el subtítulo de la última novela de Harry Potter). Además, significa también algo así como “reliquias ausentes”, que me hace pensar en la cabeza decapitada de Alfred Hallington o en los dones perdidos de algunos personajes. Con lo cual, creo que capta el espíritu de la obra y me gusta pronunciarlo en alto (siento que es el mejor título posible para esta novela y hay que hacer caso a las corazonadas).

-Como seguidora de tus redes y lectora de los 85 pensamientos sobre esta obra, sé muchas cosas. Pero para mis lectores, ¿cómo fue para ti trabajar esta idea? ¿Cuánto tiempo te llevó, porque son muchas páginas, (unas 770 y pico si no he leído mal) y me imagino todo el trabajo que hay detrás de cada capítulo? 

Es un proceso de trabajo extraño. Por suerte, conté algunas cosillas en ese post que mencionas (gracias por leerlo), pero siento que aún hay algunas cosas en el margen (deseosas de aparecer aquí), así que me explico: escribir es juntar una palabra tras otra hasta conformar una frase, que conforma un párrafo, que conforma una página, que conforma una historia… Parece simple, pero también es complejo. Y, a veces, es sencillo y, a veces, es complejo. No he dicho nada del otro mundo con esto, parece evidente, pero los escritores sabemos qué ocurre con estos términos.

Hollow Hallows fue una novela sencilla de escribir en cuanto a la trama y los personajes (sentía que los conocía desde hacía mucho y sabía qué quería contar desde el primer momento).

Y fue una novela complicada porque notaba que me apagaba cada vez que escribía los pasajes más oscuros. No era una crisis literaria, era otra cosa… Notaba que esa oscuridad pasaba a mí, que esa amargura me envolvía… Notaba que me deprimía por pasajes como lo que ocurre con el matrimonio Jones.

Pero eso no es excusa, el arte es para siempre, el dolor no, como se suele decir, y desde que en junio terminé una novela de fantasía urbana para una editorial que estaba buscando de esta temática, reemprendí la escritura de Hollow Hallows hasta terminar varios capítulos al día. Luego, corregía uno, lo volvía a corregir y lo compartía en Wattpad. Así durante un último mes donde me atiborré a crear.

En este último año he aprendido muchas cosas y una de las más importantes es la perseverancia. Si escribimos todos los días, no abandonamos nuestras historias, corregimos y hacemos lo más importante: terminar, creo que es entonces cuando notamos nuestra evolución como autores y aprendemos. Un escritor, por desgracia, no es el que tiene buenas ideas, sino el que las pone en papel, las acaba, se siente satisfecho y consigue que alguien le lea. Y si ese alguien que nos lee se conmueve con nuestra novela, somos buenos escritores. Es tan difícil y tan complicado como eso, pero Hollow Hallows me ha enseñado mucho en ese aspecto y le estoy muy agradecido a la obra.

Sobre el tiempo que me llevó, Hollow Hallows empezó a ser escrita en junio de 2014 y terminé el 15 de agosto de 2015, no obstante, en los últimos meses la he vuelto a revisar y demás, así que algo más de un año. El proceso de escritura de cada capítulo podía variar, pero una vez tenía un pequeño esquema, escribía, revisaba, corregía, volvía a corregir, lo compartía en Wattpad y ahora la he vuelto a corregir y a reescribir algunas partes para adaptarla a mi estilo actual. Han sido muchas horas y sé que puede que aún me queden unas cuantas más, pero es escribir y adoro escribir.

-¿Cuál crees que es la filosofía de la obra? ¿Cuál fue el motivo que te llevó a escribirla? ¿El mensaje que querías transmitir al lector? 

Uno de mis autores favoritos es Alan Moore. Me ha influido hasta un punto en que sé que le debo parte de lo que soy como artista. Recuerdo aquel verano de 2008, cuando concluí la lectura de From Hell, y me tuve que separar del cómic un buen rato mientras pensaba en lo que me había hecho Moore con ese tebeo: con esa historia, el Bardo de Northampton me había cambiado la vida. Y no exagero. Desde entonces, escribo deseando llegar a causar la impresión de magia, arte y fuerza que desprende cada una de las páginas de From Hell.

¿A qué viene esto a cuento? Viene a cuento de que Alan Moore se caracteriza por dejar innumerables mensajes en sus cómics. En principio, por ejemplo, From Hell parece que nos habla de Jack el Destripador, sus crímenes y sus víctimas. Sin embargo, con una segunda lectura, descubrimos que es una autopsia del siglo XIX y XX. Y si indagamos más, es un cuchillo clavándose en las entrañas del ser humano. Y hay docenas y docenas de mensajes que vamos descubriendo con cada nueva lectura (la escena de la sinagoga inundada de sangre creo que es una de las imágenes más potentes que he visto en un tebeo y su explicación es asombrosa). Por tanto, y con mucha humildad, siempre he intentado ir incorporando más y más mensajes en mis obras. Esto no quiere decir que no sean disfrutables para el que busca un susto o una aventura solamente, sino que también hay algo más para el que quiera obtenerlo. Y es algo que hago casi sin querer, porque lo tengo interiorizado y siento que debo decir algo con mis obras, de lo contrario no soy capaz de escribirlas.

Bien, centrándome en la pregunta: la filosofía de Hollow Hallows es que existe oscuridad a nuestro alrededor, pero que nosotros debemos elegir si huir de ella o hacerle frente y, a veces, el poder de los sueños y las historias pueden ayudarnos. Otro mensaje sería: no existen buenos ni malos, solo personas y, a veces, no hacemos lo más correcto. Pero esto son solo dos anotaciones, también hay una crítica hacia las tradiciones, una representación de la lucha entre el realismo y la fantasía y varias lecturas más que espero que cada lector le encuentre, ya que es a los lectores a quien les corresponde esta tarea.

Sobre el motivo que me llevó a escribirla… Hay más de uno. El principal es que quería escribir una historia distinta, una que resultase lo suficientemente diferente al resto de mis obras como para engancharme en su escritura hasta el final. Y, de pronto, sirvió para hermanar a ese escritor niño que fui, el que escribía de fantasía, con el adolescente que escribía de terror y todo ello mezclado con lo que soy ahora. Ese sería uno de los motivos y creo que consiguió que me volviese a enamorar de la literatura, algo por lo que nunca dejaré de dar gracias.

-¿Cómo se enfrentó el Carlos escritor a la magnitud de la escritura, a los personajes, a la ambientación y los diálogos? ¿Cómo es tu forma de trabajar? ¿Escritor mapa o brújula? Rituales, manías… Sí, en esta pregunta dejo aflorar mi lado cotilla ;-)

Me enfrenté como nos enfrentamos todos los escritores a la página en blanco: escribiendo a la vez que deseamos que esa llama de deseo de poner una fantasía en papel no se apague antes de que pulsemos el punto y final. En muchas ocasiones me moví por la perseverancia y el deseo de expresar todo lo que deseaba. Por suerte, los personajes funcionaban solos (más que un autor sentía que era un cronista, para mí se escribían y tomaban decisiones ellos solos, yo me limitaba a transcribirlo) y eso marcaba la trama y su camino (saltándose pocas veces lo que quería). Gracias a ello los diálogos y las situaciones crecían y se sucedían… Y lo hicieron tanto hasta convertirse en una cifra de páginas monstruosa. 

Cuando concluí Hollow Hallows, sentí que no era una novela tan larga, pero luego recordé el año escribiendo… Curiosamente, cuando la corregí y revisé de nuevo hace poco, me di cuenta de que eventos que pensaba que ocurrían más adelante, ocurrían en los primeros capítulos ¿y qué decir? Las historias siempre nos sorprenden, incluso cuando se convierten en peligrosas armas arrojadizas como Hollow Hallows, que tiene unas dimensiones importantes… Aunque siempre he creído que la calidad no tiene que ver con lo que pese una novela, sino con su contenido; pero puedo decir que ahí está la historia que quería contar, nunca alargué para ver una obra más grande en mi estantería, todo lo contrario, siempre quise ser honesto y narrar lo necesario.

Todo esto me conduce a pensar en mi forma de trabajar. Ahora mismo estoy escribiendo una nueva novela (o estoy planeando escribirla) y estoy zambullido en el proceso por lo que no tengo que hacer memoria a la hora de contártelo. Para mí es muy importante el proceso previo a la escritura de la novela: recopilar información, leer otras obras, ver películas, ir pensando en escenas, crear a los personajes… Recuerdo que Chuck Palahniuk decía que su parte favorita de escribir una novela era la documentación y creo que le entiendo, aunque me lo paso mejor incluso cuando empiezo a teclear la historia que he ido royendo durante unas semanas. 

Una vez empiezo a escribir, suelo aprovechar la energía del principio para avanzar todo lo posible. Luego, viene la perseverancia: escribir cada día hasta terminar, incluso cuando no estamos muy inspirados (más vale un par de párrafos malos que arreglar en una revisión que una página vacía que suponga un retraso o el fin de una novela si la dejamos sin terminar). Más tarde, vienen las eternas correcciones, saber si añadir algo (o eliminarlo)…

Esto os debe hacer pensar que soy un escritor mapa, pero no, no lo soy. Tampoco soy un escritor brújula. Me explico: cuando empiezo a crear una novela, suelo tener un documento donde apunto el argumento, algunas escenas, algún diálogo incluso… Pero pocas veces está cerrado. Es más, me gusta que esté abierto. ¿Y por qué? Porque así, mientras escribo, siento que los personajes son más libres de sorprenderme, escapar de los convencionalismos y trazar su propia historia, con lo cual, les doy libertad para que hagan lo que quieran. Por ejemplo, el personaje de Seth realiza una acción que sumerge Hollow Hallows en unos sucesos que desembocan más adelante en el final y lo hizo sin que estuviese en ese esquema previo. Por tanto, sé que hay un mapa, pero me gusta explorar aún sin brújula y siempre espero llegar a ver el final de esa historia que me encanta. Por ahora, es el “método” que me funciona y me ha servido para acabar algunas de mis novelas.

En cuanto a rituales o manías… Si lo pienso, hasta hace poco tenía la manía de escribir sobre todo de noche, pero últimamente suelo escribir siempre que tengo un momento. Y en cuanto a rituales, me gusta jugar mucho con las fuentes tipográficas (me encanta encontrar la acorde a cada historia)… Y otra manía podría ser el hecho de que suelo interconectar mis novelas con algunos guiños entre ellas, porque creo que realmente transcurren en un mismo universo, pero eso es algo que el lector debe ir descubriendo.

Así que de este modo trabajo y, por ahora, me ha funcionado. A veces, pienso en Sting, que dijo que no quería descubrir cómo funcionaba su cerebro en cuanto al proceso creativo por temor a bloquearse y siento que no debería hablar tanto de esto para no ponerme nervioso la próxima vez que escriba… Pero al final, la ilusión de contar una nueva aventura siempre es mayor y calma cualquier resquemor de mi lado como escritor inseguro. Y aguardo que siga siendo así.

-¿Qué fue lo que más te costó escribir en este gran obra y lo que menos?

Lo que más me costó escribir eran las partes más trágicas. Mato a personajes en la novela que me gustaban mucho, pero tal acto era necesario… Estamos malacostumbrados a que los personajes lleguen vivos a la última página por mucho riesgo que pasen. En eso, J.K. Rowling, Derek Landy, George R.R. Martin, Stephen King…, me parecen autores admirables: no temen matar y eso que a ellos les duele decir adiós a sus personajes.

Lo que menos me costó fue seguramente hacer encajar las grandes piezas de la trama, el misterio que hay detrás de ellas y que se revela en los últimos capítulos y, por supuesto, los diálogos entre Dawn y compañía. Para mí, como ya he dicho, era como reencontrarme con unos amigos de toda la vida y escucharles hablar.

-¿Recuerdas las primeras palabras de la historia? ¿Y las últimas que escribiste?

Puede que suene a un arranque bohemio, pero creo que hay historias que nos susurran fragmentos antes de que las escribamos o mientras las escribimos. Me explico. Esta semana, mientras roía la nueva novela que estoy pensando escribir, me llegó un párrafo a la mente y lo seguí pensando hasta que dije: “tengo que transcribirlo”. No sé si es el primer párrafo del libro. No sé si aparecerá en la versión final. Sí sé que hay algo de vida en ese fragmento que me ayudará a escribir esa historia (o eso espero).

Las primeras palabras de Hollow Hallows se me ocurrieron en el coche mientras hablaba con mi pareja sobre la novela. Ya teníamos todos los elementos y se me ocurrió el tema de una tormenta de verano, la primera en muchísimo tiempo, tal vez la primera en Hollow Hallows, y que con ella llegase el personaje de Garric Odell. ¿Qué pasaría con esos dos elementos? ¿Cómo se entrecruzaban? ¿Eran un signo de mal augurio?

Las últimas palabras forman una simetría con las primeras, quería reflejar la idea del ciclo infinito en el que se sustenta la obra (el uróboros que mencionan algunos de los personajes, como Oniros, en la novela). Y aquí la anécdota: el poder de Garric Odell es hacer que todo lo que escriba se haga real y llega el quince de agosto a Hollow Hallows con la primera tormenta de verano en muchísimo tiempo; en la realidad, terminé la novela el pasado quince de agosto y, mientras lo hacía, fuera había una tormenta, la primera que recuerdo en un verano en Tenerife. Fue…, interesante.

-¿Alguna canción que te ayudara en la elaboración de la obra (sé de un playlist que hay por ahí ;-)?

Sí, hay muchas canciones. El arte crea arte, la música me ayuda a escribir… Me encanta la música y hay una enorme playlist que contiene muchísimas de las canciones que escuché a la hora de escribir Hollow Hallows. Parte de mi proceso previo a escribir la primera palabra de una obra es componer una pequeña playlist que voy cambiando y aumentando mientras la obra crece. En este caso, la novela se escribió mientras escuchaba un montón de temas de Nirvana, My Chemical Romance, Joy Division, Amanda Palmer, Florence + The Machine, Clint Mansell, David Bowie, The National, The Used, Slipknot, HIM, Marilyn Manson, Slipknot… Algunos de estos músicos me han acompañado durante años y le dieron esas dosis de oscuridad que necesitaban la obra. En la edición especial, hay una lista con más de ochenta canciones que forman esa playlist, todo para que el lector pueda escucharla si le apetece (espero que sí).

-En la edición especial hay mucho material extra. ¿Qué se van a encontrar las personas que decidan hacerse con esta edición?

En esta edición especial se van a encontrar en principio con una nueva corrección y revisión estilística. La corrección es porque siempre se escapan erratas y la revisión estilística es porque noto que he cambiado algunas cosas de mi estilo en un año y quería limarlo. Incluso así, si halláis alguna errata, me avisáis y lo arreglo (lo lamento mucho, pero los duendes de las erratas nunca paran de trabajar).

Sobre el material extra de por sí, tenéis un cómo se hizo de varias páginas donde repaso todo el proceso de creación de Hollow Hallows. También se incluye la playlist de la que hablamos antes, que tiene esos temas que inspiraron la obra, además de una lista de referencias cinematográficas, literarias…, que me influenciaron a la hora de escribir.

Y he tenido la fortuna de contar con la ayuda de un coleccionista de documentos antiguos cuyo nombre no quiere que aparezca por escrito, el cual conservaba una copia del mapa de Hollow Hallows que hizo uno de los miembros de la familia Blackmouth en su época y he podido reproducirlo.

Pero tal vez el extra más jugoso es el relato exclusivo Uróboros, persiguiendo humo, que nos sitúa varias décadas antes del comienzo de Hollow Hallows e intenta resolver el enigma de quién decapitó a Alfred Hallington. Es una especie de mezcla de H.P. Lovecraft y Sherlock Holmes, bajo la sombra del Hombre de Mimbre, con un buen toque pulp.

-¿Cómo ha sido la experiencia de publicar con Kindle y Create Space de Amazon?

Amazon y otros servicios similares suponen una revolución. Hasta ahora, el escritor dependía de muchos intermediarios, pero ahora puede compartir su obra con el público con un par de clics. Eso es muy interesante y estamos en una época de cambios que vale la pena vivir.

No obstante, el escritor también debe tener en cuenta que, a veces, necesita a más gente en su viaje: un ilustrador, un diseñador gráfico, un lector de prueba… El camino no puede ser tan solitario como parece. Para contar una historia se necesita a alguien que escuche y también a alguien que te permita presentarla.

Por tanto, mi experiencia en Kindle y Create Space ha sido buena. Eran mi alternativa tras haber publicado gratuitamente Hollow Hallows en Wattpad (ninguna editorial la querría tras no ser inédita) y, solo por eso, por ser una alternativa, ya la considero valiosa para cualquier autor.

Entrando en los aspectos técnicos, salvando algunos temas de edición (añadir imágenes en un e-pub puede quitarte unos diez años de vida, aproximadamente) y similares (que con paciencia y la ayuda de mi compañera del crimen, Elsbeth. solventé), conseguí que todo saliese bien, pese a algunos retrasos en la llegada de la prueba de Create Space (pero es lo malo de los dementores de aduanas).

-Y para cerrar esta pequeña entrevista. Horror, terror, secretos, maldiciones y sombras ¿cuéntanos un poco sobre tus gustos literarios, de ilustración y cinematográficos? ¿Cómo te han influido en la escritura? ¿Algún artista que nos quieras recomendar y que creas que va acorde con Hollow Hallows? 

Mis gustos literarios, cinematográficos y de ilustración siempre se han movido por mi amor hacia la fantasía, el terror, la ciencia ficción… Escribo gracias a Star Wars (que me llenó de historias), Harry Potter (que me enamoró de la lectura) y El Señor de los Anillos (que me hizo soñar con escribir todas estas fantasías). Una vez partiendo de ahí, he descubierto a docenas de autores que adoro: Alan Moore, Neil Gaiman, Terry Pratchett, Stephen King, Gustavo Adolfo Bécquer, Anne Rice, Gustav Doré, Peter David, Derek Landy, Joe Hill…

Siento que en Hollow Hallows hay mucho de mi amor por el trabajo de Alan Moore, Neil Gaiman y Stephen King (aún sin renunciar al abrazo de los otros artistas), pero creo que obras como From Hell, El océano al final del camino y El cuerpo están presentes en el ADN de este libro y, por supuesto, os animo a conocerlos.

-¿Algo de lo que te gustaría hablar y que no te ha sido preguntado? Véndete un poquito ;-)

Si me preguntases por qué creo que una historia de terror y fantasía como Hollow Hallows puede llamar al lector del siglo XXI, le diría que es por el mismo motivo por el que seguimos queriendo asustarnos: para sentir que estamos vivos. No nos metemos en los caminos oscuros por simple deleite, no contamos historias sórdidas por no aburrirnos, no vemos películas de terror para ver sangre falsa salpicar a las víctimas… Disfrutamos del terror porque mediante el susto, evocamos que seguimos vivos y eso es un premio al que no podemos renunciar. Si el lector quiere recordar que sigue vivo con mucha fuerza, tiene Hollow Hallows para llevarse un susto.

Y a su vez, la imaginación se aviva con la fantasía, con el sueño, con la maravilla… Y Hollow Hallows rinde culto a mi deseo de mezclar todas estas variantes en cada una de sus páginas. Así que si el lector quiere horrorizarse con el terror y fascinarse con la magia, le tiendo la mano con Hollow Hallows y le digo: “acompáñame en este viaje”. Las sombras de Hollow Hallows nos devorarán, pero no creo que nos maldigamos por ello.

-Un abrazo y mil gracias por concederme esta entrevista.

Muchísimas gracias a ti por permitirme esta oportunidad.


¿Qué os ha precido?

¡Yo estoy deseando tenerla en mis manos! 

¡Un abrazo!

26 oct. 2015

ENTREVISTA A VIKTOR VALLES: QUEMASTE TUS ALAS DE ÁNGEL

¡Queridos lectores!


Hoy tengo el placer de entrevistar a un amigo, de ver su sueño cumplido y que nos hablé de él a todos los lectores de este rincón. El 4 de Noviembre es la fecha escogida para la publicación de QUEMASTE TUS ALAS DE ÁNGEL. Un proyecto que descubrí hace  unos añitos y que, ¡por fin!, ve la luz muy prontito.
 
Secuestro a mi querido, VIKTOR VALLES, ese minino del que os he hablado muchas veces, para que nos cuente cositas de su bebé literario.

Muchas gracias por el secuestro. Encantado de estar de nuevo aquí (Síndrome de Estocolmo total).



 

- Cuéntanos. ¿Qué prendió la chispa de la idea? ¿Cómo nacieron estas alas de ángel?

Como en muchas otras obras: la idea surgió de una conversación.

Estábamos hablando de personajes y surgió una pregunta clave (que no desvelaré). A raíz de ahí empecé a crear la trama.

Pero no solo de “esa pregunta” vive la novela. En ella he vertido muchas otras cosas que, espero, harán disfrutar al lector de sentimientos, reflexiones, etc.

- Cómo surgieron los personajes, tanto Arián como el personaje femenino que intuimos en los datos de la obra. Preséntanoslos.

Quemaste tus alas de ángel gira en torno a Arián y Alaitz. Son dos personajes clave en la historia.
Alaitz es una chica misteriosa. Tiene ciertas pinceladas en su carácter influenciadas por la obra Hermann Hesse o Nietzsche. Por fuera parece una chica fuerte y, sin embargo, se derrumba como todos cuando descubrimos de qué va en realidad el mundo.

Arián, por su parte, es un personaje con el que creo que es fácil identificarse. Un escritor que, tras una ruptura sentimental, huye de la ciudad y se esconde en el trabajo. A raíz de ahí se escribirá esta historia…

- Podemos leer en la sinopsis que el protagonista abandona Barcelona. ¿Cuál será la ambientación de la historia?

La historia está ambientada en la localidad de Vilanova i la Geltrú, muy cerquita de Sitges (en la provincia de Barcelona).

El motivo por el cual escogí esta localidad es más bien sentimental, puesto que allí es donde vivía mi abuela materna y pasé muchos veranos en sus calles. Es un lugar que conozco bien y al que le guardo un cariño especial.

- ¿Qué fue lo más difícil del proceso de escritura de esta obra? ¿Y lo que más fácil te resultó?

Lo más difícil (y lo que me ha llevado más tiempo) ha sido la corrección. La novela ha pasado por distintas versiones antes de ser publicada y reconozco que ha sido una labor que, en alguna que otra ocasión, se me ha hecho cuesta arriba.

Lo más fácil ha sido encontrar la forma en la que plasmar la idea que quería transmitir. Lo tuve bien claro desde el principio… 

- ¿Cómo trabajaste en Quemaste Tus Alas de Ángel? Me refiero al trabajo de campo, de documentación, fichas de personajes… 

En esta ocasión trabajé como “escritor de brújula”. No me fue difícil porque tenía bien claro cómo quería que fuera esta historia. Realicé unas pocas anotaciones sobre personajes y la trama, más que nada por no dar lugar a contradicciones.

Sobre el “trabajo de campo” como tal, no hubo. Tal como he comentado, conozco bien las localizaciones sobre las que trabajé y me bastó con refrescar la memoria con “don Google” (la gran herramienta para el escritor moderno).

- ¿Qué podrá encontrar el lector en tu obra que no encuentre en otras del mismo género? Bajo que género la ubicarías como autor.

Quemaste tus alas de ángel saldrá desde el sello de novela romántica de Ediciones Babylon. Si bien es cierto que es una historia que gira en torno al amor, no se trata de una historia romántica como las que nos presentan grandísimas autoras como Megan Maxwell, Núria Llop o Abbi Glines (por mencionar tres ejemplos muy distintos entre sí). 

Podría decir que se trata de una novela romántica con influencia mitológica y con ciertas dosis de drama, humor, reflexiones,… Pero, por encima de todo, una novela que quería leer y que, deseo, haga disfrutar a quienes os decidáis a leerla.

- Conozco Ediciones Babylon por Carmen y su Entre Cuentos de Hadas, porque sus libretas esconden muchas de mis ideas, y ahora porque tu sueño cobra vida con la editorial, ¿cómo ha sido trabajar con ellos? ¿Qué ha significado para ti, para el Víktor escritor?

Ha sido una experiencia muy positiva. Mi contacto dentro de la editorial ha sido Nisa Arce (autora de novelas como Las reglas del juego o Doce campanadas). 

El trato humano ha sido excelente y han estado muy pendientes de los pequeños detalles de Quemaste tus alas de ángel. Creo que han logrado un resultado excelente con la novela.

- Nos has dado el hashtag para las publicaciones de Twitter: #QTAdeA, ¿Por qué el lector debería leer tu obra? ¡Véndete un poco! 

Muchas veces las librerías se saturan de libros que cuentan historias muy similares. Yo creo que una de las razones por las cuales creo que debes leer Quemaste tus alas de ángel es porque se trata de una historia diferente. No es la típica historia de amor en la que chico conoce a chica, se mete una tercera persona entre los dos que les complica la existencia y, al final, sucede algo mágico que hace que el amor gane la batalla.

Creo que, como lector, se agradecerá la lectura de una novela distinta. 

Otra razón por la que creo que debe darse una oportunidad a Quemaste tus alas de ángel es por el mero hecho de apoyar a una pequeña editorial que se desvive por ofrecer un trabajo mimado al lector y, por supuesto, que trata a los autores de maravilla. Sí, creo que por apoyar a Ediciones Babylon es una buena opción para darle una oportunidad…

- Recuérdales a mis lectores dónde pueden encontrarte a ti y a tu obra.

Podéis leerme semanalmente en mi blog o podéis ser partícipes de mis desvaríos en Twitter a través de @ViktorValles. También os invito a participar en la red del pajarito con el HT #QTAdeA.

Y si estáis cerquita de Barcelona, tal vez nos encontremos en algún bar tomando café. Pero eso ya es otro rollo…

- ¿Algo de lo que te gustaría hablar y que no te ha sido preguntado? Este es el momento ;-)

Bueno, simplemente aprovechar para agradecerte la atención recibida. Y mandar un saludo (un abrazo y besos) a los lectores que se han entretenido a leer esta entrevista. Y, por último, desear de corazón que disfruten de la lectura de Quemaste tus alas de ángel tanto como yo disfruté al crearla.
En definitiva: un abrazo muy fuerte y muchas gracias.



Espero que os haya gustado la entrevista y que estéis deseando conocer esta obra de Viktor Valles, porque estoy segura de que merecerá la pena.

¡Estad atentos porque las entrevistas siguen en pie! Pronto os traeré a otro compañero de letras que va a dar mucho que hablar.

¡Un abrazo!

12 oct. 2015

TRIO LITERARIO: ENTREVISTA A DOS BANDAS

¡Queridos lectores!

Como os anticipaba en entradas anteriores, hoy tengo para vosotros una entrevista muy especial.

Decidí jugar un poco y traeros a mis dos personitas especiales, a dos de mis almas afines, MARA OLIVER y MARISA SICILIA, para que nos contasen cositas sosbre sus nuevas publicaciones.

Sin embargo esta vez, las he invitado para que respondieran a las mismas preguntas y así poder descubrir lo diferentes que pueden llegar a ser no solo las escritoras, sino aquellas escritoras que están conectadas por la amistad. Mola descubrir cómo se enfrentan a la misma pregunta ¿verdad?

¡Espero que disfrutéis de la entrevista tanto como lo he hecho yo!

Esto va a ser un ménage à trois en toda regla.
 
Érase una vez una sirena de pelo de colores con mucha magia en sus venas que dotaba a sus obras de una originalidad pura, una dama medieval de sangre romántica y prosa evocadora que encandila al lector con sus personajes inolvidables, y una valkiria de pelo negro, a veces rojo, otras azul y ahora negro again, y tatuajes que decidió hacer de entrevistadora.

¡Y este es el espectacular resultado!

Las dije: Preguntitas para mis dos amores, no vale escaquearse...

Y no se escaquearon, no. Aunque Marisa en la última se va por otros caminos :P

¡A disfrutar!


-¿Qué se siente al ver que tu novela cobra vida, y deja de ser en parte tuya para ser de los lectores que la quieran acoger?

Mara: Lo primero, gracias por traernos a tu casa del hiperespacio, cielote, es un honor y un placer. En cuanto a la pregunta, para mi alma que la lean es algo mágico. 
Me gustaría poder ver a través de los ojos de los lectores porque esa es la magia de los libros. Las películas imponen, pero los libros evocan y nos hablan directos a la cabeza y al corazón, nos muestran almas de papel, con sus pensamientos y sus sentimientos, y creo que eso nos convierte en pequeños dioses cuando escribimos y en ángeles cuando leemos, porque acompañamos al protagonista en espíritu.
No dudo de que tanto leer como escribir y sobre todo compartir es verdaderamente mágico.

Marisa: Es emocionante y también, por muchas veces que ocurra, un poco aterrador. Es como abrir tu corazón y enseñarlo a todos, con lo bueno y con lo malo. Por eso, cuando gusta, es tan emocionante, y por eso también duele cuando no. Es como si no gustases tú. No pasa nada, es normal, no puedes gustar a todos. Pero cuando es que sí… es pura magia.


-¿Qué es lo primero que piensan vuestras mentes escritoras cuando os levantáis por la mañana, y lo último en lo que piensan cuando os acostáis por la noche ya dispuestas a cerrar los ojos y dormir?

Mara: Soy caótica y mi cabeza vuela lejos, muy lejos, cuando me duermo y en cuanto me despierto.
Suelo tener sueños increíbles y lo primero que hago es intentar rescatarlos al levantarme. Por la noche, le canto a mi niño, leo un poco si puedo, doy gracias por todo lo que tengo en mi vida y por lo que he tenido, como las personas que ya no están, y a veces me duermo rezando o imaginando tramas, escuchando alguna serie, películas, la radio, etc. Me cuesta mucho dormir porque siempre estoy soñando ;)

Marisa: Pues exactamente en lo mismo. Te acuestas pensando en una escena y, aunque sea muy tarde, si estás on fire puedes pasar horas en la cama incapaz de dormir. Cuando por fin lo consigues, tan tarde que no quieres ni pensar en la hora, resulta que estás despierta a las pocas horas con la misma escena en la cabeza. Por suerte, esto solo me suele ocurrir cuando estoy llegando al final, porque si no, no sé qué sería de mi vida… XD


-¿Cuáles son vuestras manías literarias? ¿Vuestras fobias o miedos como autoras?

Mara: Creo que no tengo manías, ni fobias, pero tengo un “problema”: tengo demasiadas historias por contar y se multiplican muy rápido; a veces me cuesta terminar las novelas porque otras historias se apoderan de mi mente con fuerza.

Marisa: Reconozco que tengo muchas manías, tantas que es complicado enumerarlas. Hay palabras que aborrezco, situaciones o actitudes que me incomodan, latiguillos que hace que me rechinen los dientes... La verdad es que son pequeñas cosas que puedo superar a la hora de leer, pero que intento evitar por todos los medios a la hora de escribir. 

Y miedos como autora, creo que el principal es el temor a que las palabras se detengan, a que ese impulso que hace que los dedos se deslicen solos por el teclado termine,  a que ese algo más que persigues, un día cualquiera desaparezca. Es como si temiera que la fuente se secase. Espero que no ocurra nunca.


-¿Qué necesitáis a vuestro alrededor para que las musas fluyan? ¿Cómo es vuestro momento antes de escribir? Escucháis música, respiráis hondo…

Mara: No tengo rituales o quizá tengo demasiados, a veces escucho música, pero hace tiempo que sencillamente me siento al teclado en cuanto puedo o saco mi libreta y empiezo a escribir cuando tengo un rato, donde sea. Hay veces que me levanto de madrugada para hacerlo, cuando el único ruido en mi cuarto son los ronroneos de mis gatos. Es un vicio.

Marisa: Necesito calma. Un poco de música de fondo, que me lleve a la época o la situación, también me suele ayudar. No me hace falta mucho más. Comienzo releyendo lo último que escribí, siempre matizo algo. Si doy por bueno y acabado el capítulo, lo incorporó al documento principal y, cuando ya no encuentro más excusas con las que entretenerme, sigo con lo que tocaba.


-¿Una canción que os empuje a querer seguir escribiendo, que sea como un mantra?

Mara: Cada historia tiene sus canciones, Dos en la alborada tiene mucho de Serrat, Stairway to heaven de Led Zeppelin y se abre con Anthem de Leonard Cohen, que es el espíritu de la novela: los pájaros cantaron al despuntar el día. Empieza de nuevo, les oí decir, no insistas en lo que ya ha pasado o lo que todavía está por ser... Toca las campanas que aún puedan sonar, olvida la ofrenda perfecta. Hay una grieta en todo, así es como entra la luz.

Marisa: No hay una sola. Cada historia tiene su propia banda sonora que me ayuda con la atmósfera, con el espíritu de la narración. Es verdad que cuando estoy escribiendo suelo escuchar en bucle una y otra vez las mismas canciones.


-¿Un libro escrito por otros que os hubiera gustado escribir a vosotras?

Mara: Me gustaría haber escrito un híbrido de Soy leyenda de Richard Matheson y Pequeño teatro de Ana María Matute. No puedo elegir entre esas dos.

Marisa: Hay muchos, por ejemplo Lo que queda del día, de Kazuo Ishiguro. Una novela que me parece sencillamente maravillosa, triste, pero tan conmovedora, tan real. Y la forma de retratar la época, los personajes, los sentimientos es… perfecta.


-¿La última imagen que os inspiró para crear? Puede ser un gesto, una sonrisa, un momento leve… ¡Contadme!

Mara: Todo me inspira, tengo una imaginación muy fértil, pero básicamente vivo de sueños. Uno de los últimos que he tenido era una fantasía épica y tenía un reparto de infarto: Christopher Lee como mecenas y una joven pareja de enamorados, al estilo artúrico, formada por Charlotte Rampling y Paul Walker. Tengo un par de diálogos rescatados del sueño y preparados para aterrizar en palabras... Mi cerebro me ama ;)

Marisa: La última imagen que surgió de improviso y sin contar con ella, y me ayudó a cerrar una escena que espero que sea emocionante, fue una fotografía antigua. A mí me emocionó mucho imaginarla.


-Como autoras, ¿qué no puede faltar dentro de vuestras obras?

Mara: Destellos de realidad, meto siempre recuerdos e incluso personas que conozco o que he perdido y quiero guardar muy cerca de mí; por ejemplo, mis mascotas suelen salir siempre. En Dos en la alborada sale Coco, un gato muy especial porque mi Coco murió hace unos años, pero en la novela siempre estará “vivo”.

Marisa: Es difícil responder a esa pregunta. Diría que me gusta intentar ofrecer cada vez algo distinto y un tanto inesperado. Así que supongo que, entre otras cosas, lo que no puede faltar es el elemento sorpresa.


-La Marisa/Mara escritora no puede escribir sin…(y no vale decir un boli o algo parecido…)

Mara: Soy muy aburrida, no hay nada que necesite para escribir, me sale como respirar, así que supongo que solo necesito oxígeno ;)

Marisa: Una idea y un propósito claro de lo que quiero contar y hacia donde voy, y además, lo que realmente necesito imprescindiblemente es mi portátil y conexión a internet para consultar dudas y buscar nombres y localizaciones.


-Escribir un microrrelato con las palabras: Sueños, Sangre, Palabras, Magia, Estrellas, Sexo, Amor.

Mara:

Unir palabras es como unir puntos en un cuaderno de caligrafía; aprendemos despacio una magia que ha estado ahí desde el principio de nuestra vida y desde el amanecer de los tiempos, cuando se crearon las constelaciones y los horóscopos uniendo puntos de luz en el firmamento y dándoles significado en nuestro destino: amor y sexo, guerras y sangre, salud y dinero... Estamos hechos de polvo de estrellas, como los sueños, pero uniéndonos es como encontramos verdadero significado a la vida. 

Marisa:

Está despierta. Esa habitación no es la suya y le resulta imposible cerrar los ojos y dormir. Debería escurrirse de entre las sábanas y desaparecer en silencio. Él hombre que descansa a su lado se agita y murmura algo entre sueños.

Le conoció anoche. Lo único que sabe de él es su nombre y que una especie de inconsciencia que nunca antes había experimentado la llevó a sus brazos y a su cama. Ni siquiera le dijo que era su primera vez y él tampoco notó las ligeras manchas de sangre decolorada que impregnaron las sábanas. 

Todo ocurrió sin demasiadas palabras. No era excesivamente guapo, aunque había algo en él que la atrajo a primera vista. No le había prometido las estrellas ni había usado con ella ningún truco de magia. Se habían besado en un rincón de aquel bar ruidoso y concurrido y, cuando él le propuso que le acompañase a su casa, le había dicho sí.

No entiende aún por qué aceptó, cuando tantas otras veces se había negado. Quizá porque se había cansado de aguardar a que llegase el candidato adecuado. Quizá porque tras tantas decepciones había renunciado al amor y se había dicho que debía conformarse solo con sexo.

Y no se arrepentía. Pero no quería seguir allí, ocupando un espacio que no le correspondía, por más que le agradase escuchar su respiración relajada, respirar el aroma cálido de su piel.

Con la mano tantea en la oscuridad, buscando su ropa interior. Cuando va a incorporarse, el brazo de él la rodea y la estrecha contra sí. La besa en el cuello y murmura antes de volver a quedarse dormido:

—Es bueno que estés aquí.

A la mañana siguiente despertó y él aún la abrazaba. Aún se abrazaban.



-Un mensaje para los lectores de mi blog, os toca venderos…jijijij

Mara: Aprovecho la idea anterior: leer y escribir es como unir dos puntos, el alma del escritor y la del lector. Mi alma os espera a corazón abierto entre muchas páginas, sin prisa, y si no encontráis una historia que os satisfaga, aún tengo más por escribir. Sigamos soñando.

Marisa: Mira que es difícil venderse, me cuesta horrores y sé que a Mara le cuesta todavía mucho más, así que lo que voy a hacer es venderla a ella que es mucho más sencillo. Basta con que la conozcáis, con que visitéis su blog o leáis cualquiera de sus historias. Mara siempre encuentra la forma de tocar el corazón con sus palabras. Quien la lee, lo sabe. Hacedlo y no os arrepentiréis.


-Un abrazo inmenso y mil besitos para las dos. Mucho éxito y a seguir soñando.