28 ene. 2016

RESEÑA: IGUAL TE ECHO DE MENOS QUE DE MÁS, de OLGA SALAR

¡Queridos lectores!

Después de un tiempo sin reseñas, y teniendo una pendiente de mi querida María José Tirado de su obra “El Diario de Kat”, que desde ya os recomiendo por ser una historia tierna y especial, y de varias lecturas pendientes a dos amigos virtuales, actualizo con la reseña de una novedad.

“Igual te echo de menos que de más”, ha salido a la venta hace poquito, es una historia que recién he terminado, y que me ha encantado, me ha hecho evadirme del mundo y disfrutar.

Quién me conoce un poquito sabe de mi amor por las historias de OLGA SALAR y su forma de narrar, por lo que no dudé en lanzarme a la piscina de cabeza y esta vez tampoco no me ha defraudado.

-Sinopsis:

“Cuando Olimpia se da de bruces con su pasado, presiente que sus problemas no han hecho más que empezar. Allí estaba él, mirándola fijamente con sus ojos negros, sin previo aviso y más atractivo todavía de lo que recordaba. Y Olimpia que creía que lo había superado... Como ella es una optometrista de lo más profesional, está dispuesta a probarse todas y cada una de las lentes correctoras que ha ido acumulando a lo largo de los años: las de los “sueños rotos”, las de la “venganza”, las de la “solitaria estabilidad” y las de “la ilusión”. Pero no se decide a probar esas que llevan por marca Dale Otra Oportunidad. Menos mal que en esta montaña rusa que es la vida estará acompañada por sus estupendos jefes, Gerardo y Arturo, parientes de “su pasado”, su inseparable amiga Lola, quien sufre el ataque de las malditas hormonas, y su hermano Nico, un Dj enemigo de la pena que está deseando poner ritmo a la banda sonora de su futuro. En Igual te echo de menos que de más palparás lo vivo que permanece el pasado en ese lugar que llamamos “recuerdo”, y cómo somos capaces de distorsionar su reflejo con el transcurso de los daños y la colaboración imprescindible de un corazón recompuesto con celo de color rosa.”




Con su estilo sencillo y cercano, y una pluma ágil y divertida, Olga nos narra las aventuras de la rutina de Olimpia y lo que siente cuando el hombre que la rompió el corazón regresa a su vida para ponerlo todo patas arriba.

Los personajes están muy bien perfilados, los protagonistas Olimpia y Martin están muy bien elaborados, son especiales y muy distintos entre sí, y los secundarios están genialmente trabajados, y no solo dan a la historia ese puntito de vértigo sino que además nos roban más de una sonrisa.

Olimpia es una mujer fuerte, decidida y luchadora, que demostrará que no le teme a la vida aunque ésta decida poner en su camino a su peor pesadilla. Es una protagonista con mala leche, alocada y con una afición por escribir “ciertas cosas” que me ha fascinado. Porque esa afición la hace todavía más real, más imperfecta. Le da una chispa de originalidad que la hace inolvidable.

Martin ya no es el chico que le rompió el corazón a Olimpia y se lo dejará claro desde el momento en el que se encuentran. Es un hombre con las ideas muy claras que hará todo lo que esté en su mano para conseguir aquello que se propone, con ese puntillo entre dulzura y maldad que le hace perfecto. 

Ninguno de los dos quiere equivocarse otra vez, pero que lo pretendan no quiere decir que lo consigan, porque el pasado siempre regresa para traer con él las inseguridades, los miedos y abrir las antiguas heridas como si no hubiera pasado el tiempo.

Me ha gustado mucho el tira y afloja entre los dos, los hilos movidos por los personajes secundarios, el sentido del humor que envuelve a la historia, la cercanía de todos los personajes que envuelve a la trama de un halo de cotidianeidad que lo hace todo más real. 

Con unos diálogos perfectos, las descripciones justas y necesarias para meternos de lleno en la historia, y la importancia de los sentimientos y de las emociones, hacen de esta obra de Olga Salar, una historia de romance genial para una tarde de lectura adictiva. Porque si algo consigue siempre la autora es regalarnos ese toque suyo tan especial de cercanía, emoción y locura divertida, que hace que pases las páginas sin darte cuenta hasta el final.

Olga ha sabido darle los giros inesperados y las sorpresas necesarias para hacer de la historia algo más atrayente y que no pierda tensión al ser una historia de romance actual, contando las verdades en su preciso momento, provocando que paladeemos la historia de Olimpia con ganas pero sin ninguna prisa, provocando altercados y visitas o viajes inesperados.

Igual te echo de menos que de más, es una novela que tiene humor, romanticismo, sensualidad, locura y diversión, amistad verdadera, personajes especiales y con magia propia, erotismo, dudas, miedos, secretos, sencillez y cercanía, y sobre todo amor. Amor Verdadero.

Quiero destacar la profesión de ambos, optometristas, que no es la típica que se suele utilizar e las novelas del género, no sé si será casualidad o no, pero he empezado la historia con unas gafas y las he terminado con otras nuevas. Así que parece que hasta yo les he acompañado en su lugar de trabajo durante la narración.

Gracias a Olga, por ser una apuesta segura, por conseguir superarse en cada obra regalándonos un nuevo romance actual con chispa, ingenio y ante todo naturalidad. Leer así es un placer.

+Recomendada para todos los amantes del género romántico y para aquellos que quieran pasar una agradable tarde de lectura, o mañana, o noche, porque es perfecta. Se sorprenderán.

15 ene. 2016

FOTOGRAFÍAS DE MARIA MARGUEZ EN SOCIETY6

¡Queridos lectores!

Regreso con una entrada diferente. Hoy no voy a hablar de libros, ni de escritores y lo que tengan para contarnos sobre sus obras, sino de una personita muy especial que hace unas fotografías preciosas.

María Marguez

¿Y por qué os quiero hablar de ella?

Porque me encantan sus fotografías y sus wallpapers, porque sus trabajos regalan inspiración a mi lado escritor. 

Sí, he de reconocerlo, he tenido wallpapers, que ella regaló gratis en su blog, de fondo de pantalla en mi portátil mientras escribía, para que las fuerzas no mermasen y mis manos siguieran tecleando sin parar.

¡Y funcionó!

¿Os imagináis lo que sus fotografías pueden provocar si las colgáis en vuestra casa?

Hay una del Palacio de Cristal, del Parque del Retiro, que personalmente me fascina.


Desde que la conocí supe que tenía un don especial para capturar momentos y disfrazarlos de pasado, de paso del tiempo, de añoranza y recuerdos.

Y como no quiero que solo me inspire a mí, sino que os inspire a todos los demás, y quizá por aquí haya algún amante de la fotografía al que le gustaría tener sus imágenes en lienzos, láminas y demás...

Pues...

Os dejo el enlace de la tienda de María en Society6.

https://society6.com/mariamarguez

Ella lo explica mejor que yo en su blog, así que ¡echad un vistazo!

http://www.merysnotebook.com/2016/01/nueva-tienda-en-society6.html

Y ya puestos, no perdáis de vista ni su blog, ni sus vídeos en su canal de Youtube con reseñas de libros, porque es inigualable. Os reiréis mucho con ella y ya no podréis dejarla de lado. ¡Es tan linda que se hace querer!

Para aquellos lectores de este blog que también se pasean por mi blog de escritora, la recordaréis porque la entrevisté hace algún tiempo.

¡Mirad!

http://rebekaoctoberwriter.blogspot.com.es/2015/04/entrevista-maria-martinez.html

¡Un abrazo! Y ya me contaréis si os lanzáis a por algo...