26 ago. 2013

CELSIUS 232: MESA REDONDA DE LITERATURA JUVENIL ROMÁNTICA

Con Francesc Miralles, Javier Ruescas y Blue Jeans, presentados por la también escritora: Sofía Rhei.

Hoy os traigo algunas de las cosas que se comentaron durante la charla sobre literatura juvenil romántica, emocional. Espero que os guste este artículo sin pretensiones, ya que no soy periodista ni nada por el estilo. Simplemente animada por Joan Llensa, quise traer algo fresco al blog. ;-)

Sin más dilación...

Se habló de la capacidad de entrar en contacto con el interior de otra persona, que obliga tanto al escritor como al lector a plantearse lo que somos nosotros mismos, y lo que son los demás.

Para narrar este tipo de género realista, donde se ahonda en el individuo, la autoexploración es un método que lo hace todo más fácil.

Francesc: Según nos dijo, para él, toda novela es una novela de amor. 

Porque el amor es lo que mueve a las personas y por lo tanto a los lectores. Cree que hay que darle al amor el lugar que le corresponde. Personalmente nos comentó, que de joven era muy de amor platónico, 
idealizaba mucho el amor, de ahí la generación de diversos conflictos, y la inspiración para obras como “Un Haiku para Alicia” y “El Cuaderno de Aroha”. Al escribir el Haiku, salió renovado de la aventura, y con una perspectiva más madura respecto al amor.

Javier: Nos comentó que tanto Leo y Aarón tienen mucho de él, por lo que intenta plasmar en sus personajes cosas de él que pueden acercarle al lector. Valora el arte, la música, no tiene miedo a la popularidad, ni a las cámaras, se siente bien frente a sus lectores e interactuando con ellos. Por lo que nos damos cuenta, como utiliza algunos gustos o reflejos de su propia personalidad, para dar vida a sus personajes.

Mientras tanto Blue Jeans: Intenta escribir con lo que conoce. Se define a sí mismo como una persona introvertida, siempre fue el chico tímido, algo que también define a algunos de sus personajes. Aunque piensa que a veces tiene que desligarse del realismo personal, para nuevas obras. Y es entonces cuando explora otros recursos. Se basa en lo que al lector le puede gustar, con lo que se puede sentir conectado. Busca personalidades y caracteres que le atraigan en personas cercanas, en personas con las que entra en contacto, para que así el libro se deba a los lectores y puedan sentirme más afines.


- Durante la charla se les preguntó, como siendo chicos, se ponen en el papel de personajes femeninos a la hora de escribir.

Javier: Él intenta saber desde el punto de vista femenino, como se enfrentan a determinadas situaciones. Intenta conocer a los personajes, sobre todo los secundarios, para que no resulten planos, y se dedica a elaborar hojas y hojas sobre todo lo relacionado con ellos: gustos, sentidos, emociones y miedos.

Al igual que en los personajes femeninos, dónde intenta averiguar cómo viven las emociones románticas, sus intereses, su pasado amoroso y cómo les puede afectar en su presente.

Francesc Miralles:

Piensa que puede surgir una controversia a la hora de caracterizar en primera persona un persona femenino, por lo que él trata de olvidarse de etiquetar al personaje por su género, y lo que busca realmente es la esencia de personaje en sí, sin distinguir si es hombre o mujer, simplemente guiándose por sus sentimientos y emociones.

Nos comenta, que en Pulsaciones, fueron vetados por dos editoras, porque según ellas, desde su perspectiva como mujeres, pensaron que una chica no hablaría, contestaría o reaccionaría de la manera en la que ellos se expresaron. Por lo que a veces resulta un poco difícil trabajar ciertos personajes, siendo lo mejor, intentar conocer el interior, autoexplorar el interior y las emociones.

Blue Jeans:

No es capaz de estructurar a sus personajes, ni describirlos. No es de los que utilice guiones a la hora de escribir. Simplemente escribe y se deja llevar. Por lo que a veces tiene errores del físico de sus personajes. Admira a los autores que lo tiene todo preparado.

Para la personalidad de sus personajes, utiliza la inspiración que surge en las conversaciones que escucha en cafeterías, de lo que lee en las redes sociales, los gustos de los adolescentes en cuanto a música y series de televisión, cine. Por lo que se inspira a pie de calle. Intenta para sus personajes femeninos, guiarse de las mujeres que le rodean.


- Se les preguntó si piensan que las relaciones que nadan entre sus páginas, son modelos para la juventud que les lee.

Francesc: Nuestro autor piensa que la función del escritor no es educar. Si inspirar y compartir, expresar las diferentes maneras de amar, que los lectores lo vean con mucha normalidad. Explicar la diversa realidad en la que vivimos, pero nunca intentar educar.

Javier: Él no piensa en cómo influir, intenta hablar desde las distintas perspectivas, de una forma lo más realista posible, y que así cada lector pueda elegir con quien conecta más o menos. 

Blue Jeans: Opina que depende del lector, y de lo que ha vivido, verá la vida de distinta forma, y por ello verá las distintas relaciones de forma diferente.

Los tres coinciden en que no pretenden que sus personajes sean un ejemplo a seguir. Ni educar con sus letras, sino entretener y divertir al lector.


- Qué dan de ellos a su literatura.

Javier: Opina que intenta aportar cosas que él conoce y que puede descubrir a sus lectores. Incluye novedades, como la fama, en sus historias, formando puzles con historias de amor, desde distintas perspectivas, ya que todo está inventado. Intenta mostrar con su trilogía Play, el punto de vista de la fama desde dentro. Desde lo que él conoce por su experiencia.

Blue Jeans: Intenta descifrar lo que aporta al lector con sus historias, pero no sabe realmente lo que puede llegar a mostrar y dar de él. Piensa que es el propio lector quien ha de contestar a esa pregunta. Puede que los sentimientos y las emociones que recoge, sean lo que más cala en el lector. Algo que han opinado diferentes oyentes desde el público de la mesa redonda, sobre sus escritos.

Francesc: Reconoce que todo está escrito, que hay pocos atisbos de originalidad, pero que cada escritor tiene su propio registro y eso es justamente lo que lo hace destacar.

Él cree que aporta a sus creaciones, tanto literarias como musicales, su espiritualidad, su psicología, y la forma de aplicarlos a la vida de sus personajes. Divulga sobre el alma humana, sobre todas las cosas que ha aprendido por su trabajo, siempre desde su punto de vista y desde su humilde opinión.


Y para cerrar este mini-artículo, sobre las presentaciones de Francesc Miralles, Javier Ruescas y Blue Jeans,  la mesa redonda de literatura juvenil y romántica, me despido con una frase de Francesc Miralles, que pronunció a Blue Jeans tras su respuesta que no sabía lo que aportaba con sus novelas.

Francesc dijo: “No sentirse especial, ya es ser especial”.

Creo que resume a la perfección, como vemos los lectores a algunos escritores. Como sin pretender nada, hacen que al leer conectemos tantísimo con sus personajes, y veamos la vida de forma distinta. Como son especiales sin pretender ser especiales. Es justo ahí donde radica la esencia de un buen escritor.

1 comentario:

  1. Que gran crónica, amiga. No te diré que no es necesário ser periodista. Lo que cuenta es saber transmitir. Y tú lo hacer de maravilla.
    Gracias por hacerme sentir entre vosotros en esa mesa redonda y descubrirme a Javier y BlueJeans. La filosofía de Francesc me tiene loco y me agrada mucho.

    Un Post excelente, Rebeka.
    Muchas gracias.
    Besos

    PD: te animo a seguir. No sé si lo he dicho, pero... me ha encantado.
    ;)

    ResponderEliminar

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.