14 abr. 2015

RESEÑA: CÓMO SOBREVIVIR AL AMOR, de OLGA SALAR

¡Queridos lectores!

Regreso con una nueva reseña. Esta vez le toca el turno a una novedad recién publicada por Planeta, tanto en papel como en ebook.

CÓMO SOBREVIVIR AL AMOR, de OLGA SALAR.

Olga es otra de mis autoras fetiches, porque con sus libros siempre logro dos cosas: enamorarme y desconectar de mi realidad.

Una vez más, la autora ha conseguido ambas cosas, porque sus personajes son geniales y porque gracias a ellos no he podido parar de reír. Hacía mucho tiempo que no me reía tantísimo al leer un libro.

Sinopsis: 

“Nora está a punto de terminar segundo de bachillerato, pero el inglés se interpone en su camino hacia la universidad. Fran, un vecino estudiante de derecho, dedica parte de su tiempo a dar clases de inglés, así que Belén, madre de Nora y Marta, decidirá embarcar a sus hijas en clases extraescolares.

Finalmente será Nora la única alumna de Fran. Inmediatamente entre los dos surge una buena amistad, y la idea de Nora de emparejarle con Gisela, su mejor amiga. 

Con ese objetivo se dedica a tramar encuentros imposibles, aunque, como sus geniales planes no dan sus frutos, recurre a sus amigos. 

Tania es drástica en sus opiniones, Mateo propone una cita a ciegas pero será Marta quien dará la idea definitiva. Que Nora finja que está interesada en Fran, de ese modo Gisela, quien siempre ha mantenido una rivalidad con su amiga, se lanzará en picado a por él.

Así comienzan las locuras que Nora comete aconsejada por sus imaginativos amigos. Gisela se dará cuenta de que quizás Nora no iba tan desencaminada en su idea de que Fran y ella harían buena pareja. Por primera vez en su vida se soltará la coleta e intentará ir a por lo que cree suyo.”



Para aquellos que ya hayan leído más obras de Olga Salar, verán esta novela como algo muy diferente a lo que nos tiene acostumbrados, pues es de género juvenil y sus protagonistas son estudiantes de Bachillerato. Para aquellos que quieran descubrir a la autora es la ocasión perfecta porque es una lectura muy amena y se lo pasarán bomba.

Si algo caracteriza a las novelas de Olga Salar, es el sentido del humor de sus personajes, ya sean secundarios o protagonistas. Esta vez, en Cómo Sobrevivir al Amor, nos encontramos el sentido del humor en su máximo exponente ya que todos sus personajes tienen ese puntito que los hace especiales, ya que este grupo de amigos protagonistas es la caña. Gracias a Nora y su pandilla pasaremos una genial jornada de lectura.

La autora, con un estilo armonioso, ágil y muy divertido, y una prosa sencilla y directa, genialmente adecuada a la voz de los personajes, nos sumerge desde el primer párrafo en la historia. 

Conectaremos con cada uno de ellos desde el primer instante porque son la clase de adolescentes que hemos llevado dentro en algún momento de nuestras vidas. Por lo que nos devolverá de vuelta al pasado, y nos hará recordar muchas faenas, resacas y juergas. 

La protagonista principal es Nora, la más loca de todas, la que les mantiene unidos. El alma de la fiesta, y aunque parezca que no se amilana ante nada ni ante nadie, la veremos temblar y balbucear, porque no todos son como aparentan y hay cosas para las que no se está del todo preparado, y, en su caso, el amor es una de ellas.

Los secundarios son perfectos, están genialmente perfilados, cada uno con su punto álgido, con su personalidad arrolladora y carácter destacable, y son imprescindibles en la trama para llegar a hacernos una idea de su día a día, de cómo juntos arrasan con todo y son invencibles. 

Marta (la hermana vivaracha y de lengua sucia), Mateo (el amigo sincero y que no se calla una, no podía faltar en la obra sacándonos unas cuantas sonrisas, el momento pizza ha sido lo más), Tania, Gisela, Fran, Pablo, Charlie y los amigos de los amigos, ya que todo está muy conectado formando un puzzle ejemplar. No puedo quedarme solo con uno porque todos tienen un papel vital y no sería lo mismo sin ellos.  

El tema principal es el amor, cómo nos sentimos cuando lo desconocemos y nos aprisiona por primera vez, cómo actuamos cuando nos traicionan, cómo lo superamos, cómo luchamos. Ya sabemos todos que en el amor adolescente no hay ingrediente que nos impida, junto a nuestras hormonas por las nubes, salir a buscar lo que queremos y conseguir lo que necesitamos para seguir en pie. Y es que cuando el amor nos da de lleno, sin creencias, sin errores de los que haber aprendido ya, cuando nuestro corazón es una piel inmaculada sin cicatrices y puede ser vapuleada por primera vez, todo se vive de otro modo, con más intensidad, con más euforia.

La fuerza, la valentía y las ansias de libertad y diversión, de comenzar a vivir nuestro propio camino lejos de los mandatos de nuestros padres, están muy presentes entre estas páginas, y te hacen verlo todo con otros ojos. Creo que no deberíamos perder nunca de vista a nuestro adolescente interior, porque viviríamos la vida con más ganas.

Pero si hay algo que me ha gustado es que se presenta la amistad como un objeto de infranqueable ruptura, como un lazo que permanece siempre atado, pase el tiempo que pase, sucedan las cosas que sucedan. Una AMISTAD con mayúsculas. Y está bien recordar esto porque a veces, al crecer, la realidad es muy diferente.

Las descripciones detalladas nos ayudarán a vivirlo todo con más intensidad, desde los ambientes que los rodean hasta las emociones que los envuelven.

Los diálogos son muy amenos y algunas de las situaciones que viven son desternillantes, por lo que nos hará pensar, reflexionar, y volver al pasado, sentirnos en todo momento dentro de la atmósfera que les hechiza y ansiar retroceder en el tiempo para poder experimentar ciertas cosas de nuevo.

Amor, amistad, tensión sexual, chispeantes locuras, malos entendidos, traiciones, sueños, deseos, anhelos, esperanza, euforia, mucha diversión, situaciones cómicas, juergas que se escapan de las manos, resacas inolvidables, familiares toca pelotas…

Esta novela lo tiene todo para convertirse en un éxito, porque su cometido es hacernos disfrutar de la lectura, hacernos reír a carcajadas y que nos olvidemos de todo lo que nos rodea, de los problemas, de las discusiones, de los sueños incumplidos, que saquemos nuestro adolescente interior y nos sintamos como Nora y sus amigos, felices, despreocupados e invencibles. Y lo consigue con creces. He vuelto al pasado y he recordado y sentido a flor de piel mientras seguía adentrándome en el universo de la autora.

Me ha encantado esta nueva versión de Olga Salar, mucho más juvenil que en otras de sus novelas románticas donde sus protagonistas son de mayor edad. Me ha gustado disfrutar de esta pluma versátil, divertida y amena, despreocupada, sin pelos en la lengua, que me recuerda mucho a sus artículos en We lover Size. Aunque todas sus novelas tienen esta chispa diferente, en mayor o menor medida.

Y como reza en la página de Planeta:

“Si eres de tuppers, másters, sevillanas de WhatsApp, sexo, resacas y miedos, es que formas parte de la generación BY. Cómo sobrevivir a una despedida es tu película y Cómo sobrevivir al amor tu libro.”

Yo ya estoy deseando ver la película también y pasar un rato estupendo, con la nueva locura que nos dejan entrever los chicos de la pandilla en el final del libro. Seguro que resultará apoteósica. Como todo lo que les sucede. Pobre Gisela...


+Recomendado para todos aquellos que quieran pasar una genial tarde de lectura. Chispeante, loca e inolvidable. Leed y disfrutad!

1 comentario:

  1. Muchísimas gracias por tu reseña. Me ha hecho mucha ilusión porque, como bien dices, estáis acostumbrados a mis novelas de RA y, que te haya gustado es genial.

    Besazos, guapísima.

    ResponderEliminar

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.