12 oct. 2015

TRIO LITERARIO: ENTREVISTA A DOS BANDAS

¡Queridos lectores!

Como os anticipaba en entradas anteriores, hoy tengo para vosotros una entrevista muy especial.

Decidí jugar un poco y traeros a mis dos personitas especiales, a dos de mis almas afines, MARA OLIVER y MARISA SICILIA, para que nos contasen cositas sosbre sus nuevas publicaciones.

Sin embargo esta vez, las he invitado para que respondieran a las mismas preguntas y así poder descubrir lo diferentes que pueden llegar a ser no solo las escritoras, sino aquellas escritoras que están conectadas por la amistad. Mola descubrir cómo se enfrentan a la misma pregunta ¿verdad?

¡Espero que disfrutéis de la entrevista tanto como lo he hecho yo!

Esto va a ser un ménage à trois en toda regla.
 
Érase una vez una sirena de pelo de colores con mucha magia en sus venas que dotaba a sus obras de una originalidad pura, una dama medieval de sangre romántica y prosa evocadora que encandila al lector con sus personajes inolvidables, y una valkiria de pelo negro, a veces rojo, otras azul y ahora negro again, y tatuajes que decidió hacer de entrevistadora.

¡Y este es el espectacular resultado!

Las dije: Preguntitas para mis dos amores, no vale escaquearse...

Y no se escaquearon, no. Aunque Marisa en la última se va por otros caminos :P

¡A disfrutar!


-¿Qué se siente al ver que tu novela cobra vida, y deja de ser en parte tuya para ser de los lectores que la quieran acoger?

Mara: Lo primero, gracias por traernos a tu casa del hiperespacio, cielote, es un honor y un placer. En cuanto a la pregunta, para mi alma que la lean es algo mágico. 
Me gustaría poder ver a través de los ojos de los lectores porque esa es la magia de los libros. Las películas imponen, pero los libros evocan y nos hablan directos a la cabeza y al corazón, nos muestran almas de papel, con sus pensamientos y sus sentimientos, y creo que eso nos convierte en pequeños dioses cuando escribimos y en ángeles cuando leemos, porque acompañamos al protagonista en espíritu.
No dudo de que tanto leer como escribir y sobre todo compartir es verdaderamente mágico.

Marisa: Es emocionante y también, por muchas veces que ocurra, un poco aterrador. Es como abrir tu corazón y enseñarlo a todos, con lo bueno y con lo malo. Por eso, cuando gusta, es tan emocionante, y por eso también duele cuando no. Es como si no gustases tú. No pasa nada, es normal, no puedes gustar a todos. Pero cuando es que sí… es pura magia.


-¿Qué es lo primero que piensan vuestras mentes escritoras cuando os levantáis por la mañana, y lo último en lo que piensan cuando os acostáis por la noche ya dispuestas a cerrar los ojos y dormir?

Mara: Soy caótica y mi cabeza vuela lejos, muy lejos, cuando me duermo y en cuanto me despierto.
Suelo tener sueños increíbles y lo primero que hago es intentar rescatarlos al levantarme. Por la noche, le canto a mi niño, leo un poco si puedo, doy gracias por todo lo que tengo en mi vida y por lo que he tenido, como las personas que ya no están, y a veces me duermo rezando o imaginando tramas, escuchando alguna serie, películas, la radio, etc. Me cuesta mucho dormir porque siempre estoy soñando ;)

Marisa: Pues exactamente en lo mismo. Te acuestas pensando en una escena y, aunque sea muy tarde, si estás on fire puedes pasar horas en la cama incapaz de dormir. Cuando por fin lo consigues, tan tarde que no quieres ni pensar en la hora, resulta que estás despierta a las pocas horas con la misma escena en la cabeza. Por suerte, esto solo me suele ocurrir cuando estoy llegando al final, porque si no, no sé qué sería de mi vida… XD


-¿Cuáles son vuestras manías literarias? ¿Vuestras fobias o miedos como autoras?

Mara: Creo que no tengo manías, ni fobias, pero tengo un “problema”: tengo demasiadas historias por contar y se multiplican muy rápido; a veces me cuesta terminar las novelas porque otras historias se apoderan de mi mente con fuerza.

Marisa: Reconozco que tengo muchas manías, tantas que es complicado enumerarlas. Hay palabras que aborrezco, situaciones o actitudes que me incomodan, latiguillos que hace que me rechinen los dientes... La verdad es que son pequeñas cosas que puedo superar a la hora de leer, pero que intento evitar por todos los medios a la hora de escribir. 

Y miedos como autora, creo que el principal es el temor a que las palabras se detengan, a que ese impulso que hace que los dedos se deslicen solos por el teclado termine,  a que ese algo más que persigues, un día cualquiera desaparezca. Es como si temiera que la fuente se secase. Espero que no ocurra nunca.


-¿Qué necesitáis a vuestro alrededor para que las musas fluyan? ¿Cómo es vuestro momento antes de escribir? Escucháis música, respiráis hondo…

Mara: No tengo rituales o quizá tengo demasiados, a veces escucho música, pero hace tiempo que sencillamente me siento al teclado en cuanto puedo o saco mi libreta y empiezo a escribir cuando tengo un rato, donde sea. Hay veces que me levanto de madrugada para hacerlo, cuando el único ruido en mi cuarto son los ronroneos de mis gatos. Es un vicio.

Marisa: Necesito calma. Un poco de música de fondo, que me lleve a la época o la situación, también me suele ayudar. No me hace falta mucho más. Comienzo releyendo lo último que escribí, siempre matizo algo. Si doy por bueno y acabado el capítulo, lo incorporó al documento principal y, cuando ya no encuentro más excusas con las que entretenerme, sigo con lo que tocaba.


-¿Una canción que os empuje a querer seguir escribiendo, que sea como un mantra?

Mara: Cada historia tiene sus canciones, Dos en la alborada tiene mucho de Serrat, Stairway to heaven de Led Zeppelin y se abre con Anthem de Leonard Cohen, que es el espíritu de la novela: los pájaros cantaron al despuntar el día. Empieza de nuevo, les oí decir, no insistas en lo que ya ha pasado o lo que todavía está por ser... Toca las campanas que aún puedan sonar, olvida la ofrenda perfecta. Hay una grieta en todo, así es como entra la luz.

Marisa: No hay una sola. Cada historia tiene su propia banda sonora que me ayuda con la atmósfera, con el espíritu de la narración. Es verdad que cuando estoy escribiendo suelo escuchar en bucle una y otra vez las mismas canciones.


-¿Un libro escrito por otros que os hubiera gustado escribir a vosotras?

Mara: Me gustaría haber escrito un híbrido de Soy leyenda de Richard Matheson y Pequeño teatro de Ana María Matute. No puedo elegir entre esas dos.

Marisa: Hay muchos, por ejemplo Lo que queda del día, de Kazuo Ishiguro. Una novela que me parece sencillamente maravillosa, triste, pero tan conmovedora, tan real. Y la forma de retratar la época, los personajes, los sentimientos es… perfecta.


-¿La última imagen que os inspiró para crear? Puede ser un gesto, una sonrisa, un momento leve… ¡Contadme!

Mara: Todo me inspira, tengo una imaginación muy fértil, pero básicamente vivo de sueños. Uno de los últimos que he tenido era una fantasía épica y tenía un reparto de infarto: Christopher Lee como mecenas y una joven pareja de enamorados, al estilo artúrico, formada por Charlotte Rampling y Paul Walker. Tengo un par de diálogos rescatados del sueño y preparados para aterrizar en palabras... Mi cerebro me ama ;)

Marisa: La última imagen que surgió de improviso y sin contar con ella, y me ayudó a cerrar una escena que espero que sea emocionante, fue una fotografía antigua. A mí me emocionó mucho imaginarla.


-Como autoras, ¿qué no puede faltar dentro de vuestras obras?

Mara: Destellos de realidad, meto siempre recuerdos e incluso personas que conozco o que he perdido y quiero guardar muy cerca de mí; por ejemplo, mis mascotas suelen salir siempre. En Dos en la alborada sale Coco, un gato muy especial porque mi Coco murió hace unos años, pero en la novela siempre estará “vivo”.

Marisa: Es difícil responder a esa pregunta. Diría que me gusta intentar ofrecer cada vez algo distinto y un tanto inesperado. Así que supongo que, entre otras cosas, lo que no puede faltar es el elemento sorpresa.


-La Marisa/Mara escritora no puede escribir sin…(y no vale decir un boli o algo parecido…)

Mara: Soy muy aburrida, no hay nada que necesite para escribir, me sale como respirar, así que supongo que solo necesito oxígeno ;)

Marisa: Una idea y un propósito claro de lo que quiero contar y hacia donde voy, y además, lo que realmente necesito imprescindiblemente es mi portátil y conexión a internet para consultar dudas y buscar nombres y localizaciones.


-Escribir un microrrelato con las palabras: Sueños, Sangre, Palabras, Magia, Estrellas, Sexo, Amor.

Mara:

Unir palabras es como unir puntos en un cuaderno de caligrafía; aprendemos despacio una magia que ha estado ahí desde el principio de nuestra vida y desde el amanecer de los tiempos, cuando se crearon las constelaciones y los horóscopos uniendo puntos de luz en el firmamento y dándoles significado en nuestro destino: amor y sexo, guerras y sangre, salud y dinero... Estamos hechos de polvo de estrellas, como los sueños, pero uniéndonos es como encontramos verdadero significado a la vida. 

Marisa:

Está despierta. Esa habitación no es la suya y le resulta imposible cerrar los ojos y dormir. Debería escurrirse de entre las sábanas y desaparecer en silencio. Él hombre que descansa a su lado se agita y murmura algo entre sueños.

Le conoció anoche. Lo único que sabe de él es su nombre y que una especie de inconsciencia que nunca antes había experimentado la llevó a sus brazos y a su cama. Ni siquiera le dijo que era su primera vez y él tampoco notó las ligeras manchas de sangre decolorada que impregnaron las sábanas. 

Todo ocurrió sin demasiadas palabras. No era excesivamente guapo, aunque había algo en él que la atrajo a primera vista. No le había prometido las estrellas ni había usado con ella ningún truco de magia. Se habían besado en un rincón de aquel bar ruidoso y concurrido y, cuando él le propuso que le acompañase a su casa, le había dicho sí.

No entiende aún por qué aceptó, cuando tantas otras veces se había negado. Quizá porque se había cansado de aguardar a que llegase el candidato adecuado. Quizá porque tras tantas decepciones había renunciado al amor y se había dicho que debía conformarse solo con sexo.

Y no se arrepentía. Pero no quería seguir allí, ocupando un espacio que no le correspondía, por más que le agradase escuchar su respiración relajada, respirar el aroma cálido de su piel.

Con la mano tantea en la oscuridad, buscando su ropa interior. Cuando va a incorporarse, el brazo de él la rodea y la estrecha contra sí. La besa en el cuello y murmura antes de volver a quedarse dormido:

—Es bueno que estés aquí.

A la mañana siguiente despertó y él aún la abrazaba. Aún se abrazaban.



-Un mensaje para los lectores de mi blog, os toca venderos…jijijij

Mara: Aprovecho la idea anterior: leer y escribir es como unir dos puntos, el alma del escritor y la del lector. Mi alma os espera a corazón abierto entre muchas páginas, sin prisa, y si no encontráis una historia que os satisfaga, aún tengo más por escribir. Sigamos soñando.

Marisa: Mira que es difícil venderse, me cuesta horrores y sé que a Mara le cuesta todavía mucho más, así que lo que voy a hacer es venderla a ella que es mucho más sencillo. Basta con que la conozcáis, con que visitéis su blog o leáis cualquiera de sus historias. Mara siempre encuentra la forma de tocar el corazón con sus palabras. Quien la lee, lo sabe. Hacedlo y no os arrepentiréis.


-Un abrazo inmenso y mil besitos para las dos. Mucho éxito y a seguir soñando.

5 comentarios:

  1. Qué tramposa, Marisa, vas y me ayudas a venderme en lugar de venderte tú!!! no me enfado porque sé que tus historias se venden solas y más ahora que están en papel y La Dama se abre paso por las estanterías de las librerías :') ¡Qué grande eres, leñe! Gracias y gracias a ti también, otra muy grande, mi querida Beka, mi estrella del norte :')
    mil besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy una tramposa, sí, pero sé que me quieres igual!! Igual que yo a ti y a nuestra estrella. Vosotras ponéis y hacéis magia en mi vida *.* Gracias y besos a las dos!!!!

      Eliminar
  2. Preciosa entrevista para conocerlas mejor y muy original a dos bandas, jejeje. Los microrrelatos preciosos. Gracias a las tres!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Pero qué idea tan bonita ver sus respuestas y qué genial ya que las conozco y las adoro a las dos! Y a ti, Beka, ja,ja,ja! Me ha encantado tu experimento y el resultado ha sido, cuanto menos, muy original e interesante!
    besazos!

    ResponderEliminar
  4. Menudo 2 x 1 nos has traído, jajaja ! Me ha encantado...
    Y tienes mucha razón, en la última, Marisa "se te ha ido..." pero es que hay una cosa que es cierto: en tan buena escritora como mala, vendiéndose, jajaja !!! No hay manera con ella !
    Muchas gracias por la bientrevista !
    Besos !

    ResponderEliminar

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.