27 mar. 2017

BOCANADA EN LA SALA CANTABRIA (Santander)

¡Queridos lectores!

Hoy os traigo la crónica de un concierto. Algo poco habitual entre mis reseñas de libros y noticias literarias, pero que de vez en cuando suelo hacer.

¡Espero que os guste y que os entren ganas de escuchar a Bocanada, porque lo merecen!

Presentaban LIBRES dentro de la gira recién estrenada LIBRES TOUR.





El Sábado 18 de Marzo nos reunimos para disfrutar de una gran noche de Rock and Roll.

Los navarros presentaban su último, y recién estrenado, trabajo, titulado LIBRES y llegaron como siempre. A la hora prefijada y arrasando.

Comenzó la noche con los acordes de Más animal, la primera canción de Libres, y ya nos dejaron claro que no importaba la ausencia de una guitarra ni que sean uno menos en la formación actual, porque Bocanada tienen potencia de sobra para dar al respetable lo que quería cuando acudió a verlos: energía y buena música.

Al primer tema de este último trabajo le siguieron temas más conocidos por el público y coreados como El Voladero, Como los Ratones y Huele a Muerto, entre desgarros de voz y de camisa que nos hacen preguntarnos cuántas comprará Martín a lo largo del Libres Tour ;-)

Martín sabe comerse el escenario y empatizar con la gente desde la primera canción, algo que muy pocos frontman consiguen. Llenos los bolsillos nos demostró que tenemos que tararear mucho las canciones del nuevo trabajo antes de aprendérnoslas porque su pluma se ha vuelto mucho más elaborada, más trabajada, algo que es de un valor incalculable porque hace ver el gran trabajo que hay detrás de la publicación.  

Seguimos pedaleando la noche entre los acordes del bajo de Rupi y la guitarra de Juanito, de una calidad excepcional sin importar las cuerdas que sea capaz de romper de las ansias que le pone, a ritmo de las baquetas de Pepo, dejándonos la voz, yendo Cuesta Arriba y Aguantando el Chaparrón para acompañar a Martín en la emotiva canción De Raíz dedicada a su madre.

Y la noche siguió avanzando de una melodía a otra, pasamos los minutos Comiendo Soles y nos pusimos románticos con 60 Lunas, para después colgarnos el traje de borde con Gallo de Pelea.

Y se hizo la luz, nos vino el petirrojo a despertar con Cuando no pueda Cantar, en la que se nos anidó al corazón el sentimiento que esconde cada canción, los mensajes elaborados entre líneas. Que las miradas dicen mucho más que las palabras y hay que dar gracias a esas personas que nos levantan del suelo y que están con nosotros en los peores momentos. 

Porque solo así, sacando la rabia y luchando conseguiremos no derrumbarnos ni Cuando se extingan las cucarachas. Seguiremos riendo entre sueños y lo gritaremos bien alto: Río, por tos los sueños que nunca he tenido, por los recuerdos que vienen y van engañando al olvido…

Alzamos la voz y cantamos: Ya Pasarás por mi Puerta, para recordarles a todos esos que dan portazos que se encontrarán la nuestra cerrada cuando llegue el momento. Porque todos nos hemos sentido identificados con este single, la vida es así de realista a veces.

Y Martín se deshojó en palabras y se desgarró la voz en Butroneros, otro de los temas de Libres, y todos los asistentes juntos y entre sonrisas soñamos con Otro Mañana, en el que la fragua no se apagará, donde nos queden ganas de echar a volar.

Y nos arrancamos el pellejo a tiras, como se rasga Martín las vestiduras y le dijimos a La Guadaña que seguiríamos de farra hasta que nos diera la gana. Porque esa noche cantamos Solo Pero Vivo sabiéndonos acompañados, y entre saltos y sonrisas de alegría la vida es mucho más bonita. 

Porque gracias a Bocanada somos como la Mala Hierba, no nos dejamos vencer y empezamos a olvidar para poder respirar y cuando queremos demostramos que en el norte también sabemos gritar, saltar y darlo todo aunque nos cueste calentar motores. 

Nos despedimos de una gran noche con Tu nombre se escribe con Sangre y acompañamos a la banda hasta el último momento, como mejor supimos hacer, acabando Campo a través, entre gritos, sonrisas y promesas cumplidas.

Porque Bocanada están en una forma increíble, porque LIBRES es un gran trabajo. Tanto las melodías como las letras que son una delicia para las mentes poetas y la sangre de rock, que tendremos que dar vuelta y vuelta al álbum para aprender pero que a cada nueva escucha penetran en el alma de todos los que admiramos a este corazón con alas y motor que siempre nos lleva a dónde le da la gana.

¡Sois muy grandes, chicos!

Muchas gracias a los de Berriozar por una perfecta y gran noche de poesía pura y Rock and Roll, donde además de disfrutar de buena música, algunos pudimos encontrarnos de nuevo con gente que no veíamos desde hace muchos años, y nos dimos cuenta de que no importan las vueltas que de la vida cuando la música nos vuelve a unir a pie de escenario.


¡Os animo a disfrutar de su directo si tenéis oportunidad!


 (pinchad en la imagen para verlo más grande)



Rebeca Bañuelos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.