21 mar. 2014

RESEÑA: SI EL AMOR ES UNA ISLA, de ESTHER SANZ

Tenía muchas ganas de descubrir lo nuevo de Esther Sanz

Después de su trilogía El Bosque, necesitaba una nueva historia con la maravillosa pluma que me hechizó con su obra El Bosque de los Corazones Dormidos, y he de deciros que podéis apuntarla a vuestra lista, porque es…Ainsss!

Con su pluma delicada, dulce y evocadora, y su estilo armonioso y juvenil, Esther consigue hechizarnos desde el primer párrafo.

Así como su anterior trilogía tenía unos tintes más fantásticos, esta vez la autora nos sumerge en una historia realista, eso sí, impregnada de intriga y misterio que nos mantendrá alerta durante toda la lectura, cuál detectives en busca de la resolución de la verdad.

Con giros inesperados y sorprendentes, la trama sencilla con pinceladas de misterio se verá aún más reforzada y se presentará todavía más atractiva a los ojos del lector.

Esther ha elaborado unos personajes tanto protagonistas como secundarios, con mucha personalidad. Genialmente perfilados, con sus luces y sus sombras, con sus caracteres marcados y la huella de sus pasados que los hacen ser como son, tan realistas que no dudaremos ni un segundo de la veracidad de su existencia.

Luisa nos enamorará desde el comienzo, enseguida conectaremos con ella, y la adoraremos por su valentía, su fuerza y su atrevida curiosidad. Será esta última el desencadenante de todos los acontecimientos que perfilan la historia. Estamos ante una protagonista decidida y juguetona, nada frágil, y eso es algo que es de agradecer, y que a mí personalmente me ha gustado muchísimo.

Patrick nos enamorará por su halo misterioso, por su carácter fuerte, temido por muchos y aparentemente taciturno, que pronto se nos desvelará como un corazón con muchas dudas y miedos que no dudará en dejarse llevar y amar.

Jim, otro misterio. Un personaje masculino lleno de contradicciones, de carácter abierto y cerrado a la vez, con mucho que esconder y mucho que mostrar, que nos volverá locas desde un primer momento ;-)

Cada uno de los personajes secundarios que rodean a los protagonistas, dan más personalidad a la obra, matizándola, adornándola de escenas mágicas y pedacitos de una vida que nos arrebatará el corazón. 

Veremos junto a ellos las tormentas que pueden llegar a asolar los corazones, intentando que naufraguen contra las rocas y pierdan la partida. Solo el amor, conseguirá que lleguemos sanos y salvos a nuestra isla particular.

Me encantan Elisabeth, y Madame Perrier que con su fascinante don me ha sacado más de una lágrima. 

Los diálogos son inteligentes, directos, sensuales, atrevidos, perfilados con la información necesaria para que la historia avance y se complemente.

Las mágicas descripciones, con pinceladas victorianas y ese tinte decimonónico que mezcla el paisaje umbrío con la intensidad de los sentimientos, me ha hecho recordar a obras de Jane Austen, e incluso en un momento de la trama me he acordado de una escena de Jane Eyre de Charlotte Brontë y eso me ha terminado por robar el corazón.

El guiño a dos libros de autores que me encantan me ha robado más de una sonrisa durante la lectura.

La ambientación en un hotel llamado Silence Hill, en una isla del Canal de la Mancha,  las normas que tendrá que cumplir Luisa para que no la despidan de su trabajo, el misterio y la incertidumbre en torno al dueño del hotel (Patrick).

Ese aire inglés que se respira durante toda la lectura, la bohemia, las tradiciones, representadas en el carácter de los habitantes del pueblo, el arte y la cultura que destila la librería del pueblo (quiero conocer una así ;-)), los acantilados, naturaleza sombría, todo ello hace de esta historia, una ficción que se perfila como real, y que nos provoca no querer soltar en libro en ningún momento, que noshace desear trasportarnos hacia allí y vivir las experiencias de Luisa.

Misterio, intrigas, originalidad, sensualidad, dulzura, pasión, sonrisas, lágrimas, luces, sombras, oscuridad, presentes, pasados, posibles futuros, estrellas, sueños, anhelos, intensidad de sentimientos, y el AMOR como conexión de todo ello; hacen de SI EL AMOR ES UNA ISLA, una mágica y dulce obra impregnada de romanticismo.

Mi más sincera enhorabuena a Esther Sanz, por una obra así, por calentarnos el alma con su personal pluma, y por seguir sorprendiéndome y hechizándome.

+Para todos los corazones con ansias de sentir, de vivir una historia diferente, que adoren el romanticismo y los clásicos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.