28 abr. 2012

NUEVO RELATO PARA CONCURSO

Aquí os dejo el nuevo relato que ha llegado a mi correo.

Es de 'Carmen Maria Cañamero', más conocida en la blogosfera como Veritas. Una de las grandes cosas que proporciona un blog, no es solo que la gente lea lo que escribes y comente, dándote nuevas perspectivas. Lo más emocionante es poder tener el honor de descubrir grandes personas, y ver que aparte de tener cosas en común, no se está tan lejos fisicamente. Asturias y Cantabria algún día se juntarán. Y puede que ese día esté cerca gracias a una Orquidea ;-)

 La imagen titulada 'Metamorfosis' es de "Cynthia Álvarez García", aquí os dejo su web para que echéis un vistazo a su gran trabajo: http://adisconcertedcinthya.carbonmade.com/

Podéis hacer vuestras votaciones, yo tengo las mías complicadas. Y eso me encanta.

Gracias a los tres por participar y hacer de mi concurso algo factible. Hay de plazo hasta el 21 de Mayo del 2012, así que aún no está todo cerrado.



Cynthia Álvarez García
  

Desnuda sobre la tierra mojada (Metamorfosis)

Desnuda sobre la tierra mojada, a la orilla de aquel lago, abrí los ojos lentamente.
La luz de la luna consiguió cegarme unos instantes, pero merecía la pena, me pareció la cosa más hermosa que existía en este mundo. Era lo primero que veía en esta nueva vida y sería lo último que desearía ver al final de mis días en este trayecto.
Gracias a mis deseos de levantarme, mi cuerpo se elevó desde el barro hasta sostenerme con  mis piernas. Caminar no podía ser tan difícil, un pie delante, hacer fuerza con la pierna de atrás y…oh… Parecía tan fácil cuando les observaba desde los cielos.
“¿Por qué no puedo ser cómo ellos?”, le pregunté a mi padre tras mi repentina creación.
“Porque tú eres especial alma mía, un ánima completamente libre”, contestó con cariño.
Me entretenía durante largas horas, vagando a vuestro alrededor. La mortalidad se sucedía en todo lugar que existía vida; era un gran espectáculo. La muerte representaba la vida y yo adoraba la muerte, tal vez porque la muerte era aquella misión de la que yo debía encargarme. Acercarme a las almas perdidas e indicarles el camino a seguir. Les costaba poder avanzar, un empujón por mi parte, un poco de voluntad y… oh… A veces había problemas, algunas tenían cientos de cosas pendientes que se lo impedían.

Mi nombre es Melissa y esta es mi tercera vida. Habité en el viento, habité en los sueños y ahora, después de tanto tiempo, habito en la vida para acompañaros al otro lado de la orilla.
 

2 comentarios:

  1. Un relato precioso, me encanta la delicadeza con la que Melissa describe como es su vida y su misión. La imágen elegida para el relato es también muy chula : )

    Felicitaciones para la escritora.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Ana, y a ti Rebeka por organizar este concurso.

    Un abrazo ^^

    ResponderEliminar

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.