17 nov. 2014

DONDE EMPIEZA TODO de ANNA CASANOVAS

Queridos lectores de Mi Sangre Derramada. Os tenía abandonados desde hace algún tiempo (dos meses), y no tengo más excusas que la lucha por mis sueños, corrección de cierta obra, y el proyecto Nanowrimo que está un poco atascado.
 
Después de esta sequía de reseñas literarias, (he seguido leyendo aunque no he podido dedicarme a mi yo lector tanto como me hubiese gustado), regreso de la mejor manera. Con una de las últimas novedades que he leído y que desde ya os digo: me ha robado totalmente el corazón.

¡He muerto de amor!

Es una lectura totalmente imprescindible.

Os adelanto que esta es una de las reseñas que más me va a costar escribir, de todas las que he creado en estos años, por los sentimientos enfrentados que me ha provocado su lectura.

¡Me explico!

Hay novelas que te gustan, que te encandilan, que te atrapan. 

Y luego están las obras que te hacen suspirar un montón de veces mientras las lees, y que cuando las terminas te roban más suspiros, e que incluso días después de haberlas finalizado todavía tu cabeza sigue perdida en ciertos lugares (bajo un árbol con ciertos comics, corriendo en un parque, con las miradas frente a frente y el corazón a mil por hora…) provocándote nuevos suspiros de esos que nacen de lo más hondo del corazón.

¿Por qué tanto suspiro con esta novela de Anna Casanovas?

Porque es la primera obra de género romántico que consigue dejarme en estado de shock con sus primeras líneas. Sí, sí, la primera novela. Incluso me planteé dejarla aparcada y no seguir leyendo tras el primer capítulo. He aquí los sentimientos enfrentados.

¿Por qué?

Dicen que del primer párrafo de una novela  depende todo. Depende que el lector quiera seguir avanzando en el viaje literario o quedándose justo ahí. 

Pues Anna ha escrito un principio tan doloroso para el corazón que sentí en cada palabra como mi alma se rompía. De ahí mis dudas en continuar leyendo o dejarla aparcada hasta que sintiese que mi corazón estaba un poquito más fuerte y no tan sensible.

¿Conocéis esa sensación al leer cuando todos tus latidos se paran en seco, y sientes tu corazón en el centro de la garganta a punto de salírsete por la boca y el estremecimiento ardiente que producen las lágrimas, agolpadas unas detrás de otra, queriendo derramarse desde tus ojos?

Pues eso es lo que Anna me hizo sentir en el primer capítulo. Así. Sin avisar ni nada. Sin tiempo para prepararme.

Pero continué leyendo. Porque creo en Anna, en sus historias, en los sentimientos que me provocan sus lecturas y sabía que tarde o temprano me recompondría el corazón.

Y al finalizar no me he arrepentido, sino todo lo contario. Ahorrar de mi paga familiar para invertir en sus obras es siempre mi mejor acierto. Porque nunca me decepciona.

Acostumbrada a los comienzos dulces, al pasado infeliz que después avanza, a frentes con problemas abiertos, pero nunca a un presente que se prevé duro nada más comenzar…temblé, y dudé. Y volví a temblar. Y después de llorar decidí seguir leyendo.

Y ahí comenzaron los suspiros. Los “ainssss” continuos, uno detrás de otro.

Anna, y su Donde Empieza Todo, me han paralizado el corazón con su comienzo, aligerando mis latidos a la mitad de la trama haciéndolos más constantes aunque vertiginosos en algunos momentos para al final…acabar recomponiendo cada trocito magullado de mi corazón.

Donde empieza todo se ha convertido en una historia muy especial para mí. Todas sus historias me conmueven, me roban el corazón, pero esta es diferente, va más allá.

Esta historia va más allá... porque es original y diferente desde la primera línea. Porque está escrita de una forma tan directa y delicada que empapa el alma de dulzura. Porque es tan realista que mueve cada uno de nuestros cimientos.

Anna posee una prosa onírica, dulce y tan delicada que ha conseguido emborrachar mis sentidos una vez más, de a poco, sumergiéndome en su mundo hasta que me he creído un personaje principal de la historia.

Con un estilo asombroso, único y especial y 100 % reconocible de la autora, hace que no puedas parar de leer, que cada palabra grite tu nombre llamando tu atención, hasta que finalices el último párrafo.

Sus personajes, tanto principales como secundarios, están genialmente perfilados. 

Como todos los personajes de Anna, porque creo que este es uno de sus tantos puntos fuertes: conseguir siempre unos personajes tan vivos y reales que traspasan el papel y dejan de ser marionetas de letras para ser personas de verdad.

Los principales, tanto Harrison MacMurray (el hermano de nuestro huracán favorito) como Victoria Holmes, tienen una fuerte personalidad y tantos deseos y conflictos en su interior, que nos seducirán y nos harán tambalearnos entre un montón de sensaciones de esas que cosquillean bajo la piel.

Los secundarios, complementan a la perfección la historia romántica, dotándola de más viveza,  movimiento, intriga y peligro, consiguiendo que nuestra lectura se vuelva adictiva y cuya acción no decaiga en ningún momento.

Mientras leemos nos sentiremos con el pie en dos mundos diferentes. O al menos así me he sentido yo. Al igual que nuestros Harrison y Victoria estaremos perdidos entre el mundo real y el mundo soñado que nos gustaría tener.

Porque sucede que a veces amar no es suficiente, y la persona destinataria de lo que llevamos dentro es alguien al que no podemos tener.

Con unos diálogos realistas, fluidos, dulces y a veces duros, de esas palabras que se nos cuelan en el alma y nos la retuercen, Anna consigue que nos adentremos en la trama y en el interior de los personajes, provocando que no queramos salir del mundo que ha diseñado para nosotros.

Exquisita ambientación, recuerdos que nos harán temblar y sensaciones evocadoras que nos harán amar cada escena, cada momento vivido, cada deseo que no llegó a ser materializado y revivirlo de tal manera que querremos detener el tiempo e incluso dar marcha atrás.

Con giros inesperados que nos harán batallar contra nosotros mismos e implorarle a la autora entre grititos que aquello que creemos presentir mientras la trama avanza sea verdad por el bienestar de nuestro corazón.

Donde Empieza Todo, es una historia de amor preciosa, que cala muy hondo. Es la lucha de dos corazones que se saben unidos e indisolubles dentro de la misma alma, pero que tendrán que luchar mucho para cruzar las numerosas tormentas que se interpondrán en sus caminos hasta poder abrazarse. Porque a veces los miedos son mucho más fuertes que nuestras fuerzas.

Esta historia es inolvidable, contiene todos los ingredientes necesarios para dejar una profunda huella en el lector. Tiene originalidad, amor, sensualidad, dudas, miedos, accidentes que destrozan toda nuestra vida y que nos provocan la muerte del alma, tiene intensidad, sensaciones vívidas, emociones fuertes y miradas y caricias que traspasan.
 
Dicho esto os diré que Donde Empieza Todo, es una historia imprescindible para todos aquellos lectores que ya conozcan a Anna, y para que los que quieran iniciarse con la autora. Porque les dejará con la boca abierta, con el corazón latiendo a mil por hora, y con mil sensaciones a flor de piel.

Una vez más la autora se gana mi total admiración, mi fidelidad literaria de por vida. Porque sus historias son mágicas y sus personajes de carne y hueso.

Gracias Anna, por escribir este tipo de novelas, por marcar la diferencia con la dulzura de tu pluma, por la sensualidad que desprenden tus personajes, y cada fragmento de vida que poseen.
Por dejarme más claro que nunca a que escritora me gustaría parecerme. 



4 comentarios:

  1. Entiendo perfectamente todo lo que dices, ahora mismo siento absolutamente lo mismo precisamente con otra obra de la misma autora: Sin miedo a nada. Es el segundo libro que leo de ella pero ya tengo claro que quiero leer todas sus obras...la forma que tiene de transmitir y emocionar con historias tan sencillas y complejas al mismo tiempo me fascina completamente.

    Un besito guapa

    ResponderEliminar
  2. Anna es una de mis autoras preferidas y una de las mejores apuestas en el panorama romántico Español.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  3. Pues sí que te ha calado! Me han impresionado tus palabras... preciosas!!! Habrá que leerla! :) Besotes!

    ResponderEliminar
  4. Creo que no hay mejor forma de volver a “Mi Sangre Derramada” que con la reseña de una lectura que te ha impactado tanto. Esas son las reales, las de verdad, las que nos sacan de nuestro letargo cotidiano.

    Me ha gustado mucho tu reseña, poética y sincera. Has conseguido que me interese por la novela, ya la he apuntado en mi lista de pendientes. Poco a poco voy leyendo más romántica, como ya te comenté que intentaría hacer.

    Por cierto ahora mismo estoy leyendo “Tuareg” de Elena Garquin, no sé si conoces la obra, pero me está gustando mucho, es adictiva y está bien documentado.
    Sip, je, je, je… un comentario y una recomendación ; )
    ¡Me alegra volver a leerte por aquí, amiga! ¡Abrazos de tinta!

    ResponderEliminar

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.