13 sept. 2017

RESEÑA: ALGO MUY GRANDE de KATTIE BLACK

¡Queridos readers!

Hace meses que no actualizaba el blog con una reseña y regreso porque la ocasión lo merece y mucho.

ALGO MUY GRANDE de mi queridísima Kattie Black ya está a la venta en Amazon, tanto en formato kindle como en papel, publicada con el sello Dirtybooks y a un precio muy económico.


La autora regresa con una publicación a la que personalmente tenía muchas ganas. Desde la primera vez que leí sobre Eric y Amber supe que iban a ser especiales, y es que Kattie sabe cómo encandilarme, sabe conseguir unos personajes que perduran más allá de la lectura.

Eric Meszaros, 29 años, es un mercenario de sonrisa canalla, tatuajes por todo el cuerpo, pelo largo, que conduce una Harley y escucha Metallica y Pantera. La atracción estaba asegurada. A veces pienso que Kattie piensa en mí cuando los crea, es lo que sucede cuando se tienen gustos muy afines.


Amber O’Connell, 21, es una preciosa pelirroja de lengua afilada, muy loca e impulsiva, presumida y con un conflicto interno que resolver. Tiene un carácter infantil en algunos momentos, algo que me ha gustado porque le da un toque de alegría al carácter callado del protagonista masculino.


Todo comienza cuando Amber se escapa de casa y Eric es el encargado de devolverla sana y salva a su padre, un hombre peculiar que no es lo que parece.

Una historia sencilla, divertida, y a la vez repleta de matices, de instantes que se detienen y de mensajes ocultos.

No sé si será porque esta historia llega en un momento de mi vida de cambios y vértigo, descifrar esos mensajes, que Kattie ha sabido plasmar a la perfección escondiéndolos entre líneas, me ayuda a mirar el futuro con valentía y a seguir disfrutando del presente con ganas de comerme el mundo, así que gracias a la autora. No solo por conseguir una bonita historia con personajes que derrochan una personalidad única, sino por todo lo que se encierra dentro de las páginas.

Sinopsis:

"Amber lo tiene todo: es joven, guapa, caprichosa, y vive en un apartamento con vistas a Central Park. Tras una discusión con su padre, Amber huye a San Francisco, pero pronto se verá envuelta en una aventura inesperada junto al hombre que debe devolverla sana y salva a su hogar: Eric, un mercenario rudo, con poca paciencia, malhablado y sexy. Unidos por las circunstancias, los dos se embarcarán en un viaje trepidante a través de las carreteras de Estados Unidos que sacudirá los cimientos de sus vidas.


Descubrimientos, risas, tensión, pasión y acción en la primera "road novel" de Kattie Black."


Con un estilo ágil y cadencioso, una prosa cuidada y envolvente, con una pluma cercana y sencilla pero con ese erotismo y esa belleza que poseen siempre las palabras de la autora, Kattie llega con una historia que bien podría ser una película, una road movie, por su trama y ambientación.

Una trama muy bien trabajada que empieza lenta para acelerarse durante la narración a medida que los acontecimientos transcurren, y para volver a detenerse en los momentos adecuados e imprescindibles.

Me ha gustado percibir ese detenerse y acelerarse a ritmo de los sentimientos de los personajes principales, de los descubrimientos de los secretos más personales, del saber lo que llevan oculto en el corazón. Algo muy grande es una historia que se puede paladear, que te empapa el corazón, que te sumerge de a poco para acabar absorbiéndote para que vivas, de pies a cabeza, en el mundo paralelo que la autora ha creado.

Hacía mucho tiempo que un libro no conseguía arañarme por dentro, congelarme, detenerme, recordarme momentos vividos, hacerme suspirar de melancolía y sonreír a la vez.

Los personajes principales son muy diferentes entre sí, tienen gustos muy dispares tanto musicales como en los aspectos de la vida, hay crecido de manera distinta, y todo el conjunto es lo que les hace atraerse como imanes. Van creciendo a medida que avanzamos en la trama, tornándose más atractivos, más adictivos a cada página. Les vamos descubriendo al mismo tiempo que ellos se van acercando y esto es algo que también me ha sorprendido.

Porque por primera vez en mucho tiempo siento que el lector no sabe lo que va a pasar, lo que van a sentir. Que el lector no posee información que los personajes desconocen. Que como lectora ávida que suele acertar hasta con los diálogos de las películas, estaba dudosa en todo momento de cómo iban a reaccionar, descifrando cada diálogo, cada mensaje en el mismo momento en el que cruzaba las páginas. Y esto es más que destacable porque como escritora sé que no es fácil dosificar la información y crear personajes con una personalidad tan arrolladora como impactante.

Eric es un personaje único, con sus traumas, sus fantasmas, maduro y de ideas muy fijas, pero que también se permite dudar, con ese carácter explosivo que derrocha masculinidad y erotismo que tanto nos gusta a las féminas. Amber es el punto de locura, la chispa que lo enciende todo, que lo pone todo patas arriba con su impulsividad, personalmente me han encantado sus contestaciones infantiles, me han sacado un montón de sonrisas. Y eso es lo que el ser humano necesita en un mundo como en el que vivimos. Sonrisas. No perder el niño interior.

Amber le muestra a Eric que ser maduro está muy bien, pero que nunca hay que perder ese puntito de locura e inocencia para saber mirar la vida desde otra perspectiva. Personalmente, necesitaba esto. Necesitaba que alguien me lo recordara. Ahora tengo muchas ganas de cometer locuras.


Los diálogos son explicativos, perfectamente creados para que descubramos cada matiz que esconde el alma de los personajes. Cada palabra es creada por un motivo. La ambientación está dotada de las descripciones precisas que aunque no conozcas los lugares te ayuda a imaginártelos sin aburrir (hay libros en los que paso mentalmente los párrafos inundados de descripciones que no me aportan nada a la lectura, así que se agradece cuando el autor es conciso y preciso). La acción dota de vértigo a las escenas de peligro cuando la trama se complica y da sentido al tempo de la narración. Y el final es perfecto y creo que regala la oportunidad de desvariar, un acierto total.

Se nota mucho que Kattie Black ha trabajado su novela con mucho mimo.

La música, muy presente en Algo muy Grande, envuelve las escenas más importantes, creando momentos inolvidables que al leer te sacan ese puntito de nostalgia que contienen las buenas historias. Es una banda sonora exquisita (Ed Sheeran <3, heavy…), no esperaba menos de Kattie, que con el tiempo al escucharla te recordará escenas descritas por la autora de manera automática como pasa con las películas que nos encandilan. El asociar que produce la música a ciertas escenas, certos momentos de la vida.

El erotismo es un personaje más dentro de la historia. Llama la atención, envuelve, emborracha y hace sonreír. Como siempre debería ser. La tensión sexual está genialmente dosificada y trabajada. La explosión de sentimientos, de caricias que desbordan y dejan huella, de besos salvajes que arden. Un erotismo libre, sin cadenas ni prejuicios, en momentos clave en los que la trama lo pide y lo ansía. Es lo bueno de la autora, que siempre sabe perfectamente dónde, cómo y de qué manera incluir las escenas sexuales. Por eso siempre es una de mis incondicionales en el género. ¡Gracias!

Algo muy grande, es una historia aparentemente sencilla repleta de sueños, anhelos, sentimientos encontrados, realidad pura y dura, pasión, erotismo, tensión sexual, romanticismo, nostalgia, una chispa de alegría que te deja un gran sabor de boca, pero también hay espacio para el dolor y para los fantasmas del pasado…

Creada para la diversión y el entretenimiento del lector sin ninguna pretensión, y quizá por eso consigue un efecto tan hechizante. No solo consigue divertir sino que además cala hondo, remueve cenizas, te muestra mensajes que te hacen reflexionar y recordar lo más importante.

Lanzarse a vivir de verdad sin sobrevivir, apurando cada instante. Dejándose llevar por la impulsividad de los latidos del corazón, por los anhelos, por los sentimientos que nos laten desbocados. Sin importar si las historias que vivimos van a ser efímeras o a largo plazo, porque la vida es muy breve, y es eso que se nos escapa mientras pensamos en lo que está por llegar o en lo que pasará.

Muchas gracias a la autora por esos mensajes ocultos, y sobre todo por su dedicatoria al comienzo del libro. Sí, soy esa Beka, y soy una guerrera y no pienso rendirme. Gracias, amore mío por acordarte de mí, por estar en mis videos en directo, por todo tu apoyo desde el primer momento en el que nos conocimos, por nuestras conversaciones privadas tan regala fuerzas estas semanas, por todo, gracias de verdad <3 <3

Y en especial, como lectora, por este protagonista canalla tan para mí. Ahora quiero un Eric Meszaros en mi vida, ¡culpa tuya! Yo también quiero ser Amber y que un mercenario me cuide, me vacile y me proteja así. Y lo otro también xD

Después del desvarío.

+Altamente recomendable para todos aquellos que gusten de las historias sencillas, divertidas pero con mensajes reflexivos, con dosis de realidad. Una historia que supera todas mis expectativas y dejadme deciros que soy muy exigente. Una autora que realmente merece la pena descubrir porque a cada trabajo se supera. ¡A seguir así!

2 comentarios:

  1. Hola! Es mi actual lectura y me está gustando bastabte, en especial las partes de Eric!💓

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    La verdad que tiene buena pinta, me lo llevo apuntado.
    Gracias por la reseña.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.