4 nov. 2011

Reseña: EL LIBRO DE LAS POSIBILIDADES DE A.LIEBERMANN

Este libro creado por Albert Lieberman, es un pequeño cofre de pensamientos donde están guardadas las claves que todo ser humano necesita para ser capaz de distinguir las oportunidades que se presentan y cuál es la mejor forma de luchar por ellas.

En 75 relatos que se convierten en diferentes pasos a seguir, Albert nos explica de la mano de pensadores, investigadores, publicistas, escritores (y aspirante a serlo xD)  y personajes relevantes y sus entrañables historias, que las posibilidades se acercan a nosotros aunque no queramos, que de una decisión depende que nuestra vida sea de una forma u otra, y que nosotros si queremos realmente podemos conseguir nuestros sueños, nuestras aspiraciones y anhelos. 

Como bien dice el autor, el tiempo se esfuma, el tiempo que malgastamos es algo que no vamos a recobrar jamás, por ello debemos dejar de pensar en el pasado y vivir nuestro presente. Vivir como de verdad soñamos. De nada sirve soñar si no hacemos nada por cambiar.

Para seguir en pie, para crecer, madurar y avanzar, debemos olvidar la idea de que las cosas que nos suceden no se pueden cambiar. Debemos ser inteligentes y pensar que las cosas pueden llegar a ser como realmente queremos que sean. No importa lo que se tarde en conseguir. Lo que importa es obtenerlo.

EL LIBRO DE LAS POSIBILIDADES”, gracias a diferentes pensamientos y a sus propias reflexiones nos ayuda a vislumbrar ese abanico de caminos por recorrer. En nuestras manos queda utilizar cada página, cada fragmento y cada letra en hacer realidad nuestros sueños, o cerrar sus tapas sin un atisbo de superación en nuestro interior.

Incluso de esa elección depende nuestro futuro. 

Si decidimos leer los 75 fragmentos con sus correspondientes ‘leyes de las posibilidades’ y grabamos cada silaba en nuestra memoria para mejorar nuestro día a día, puede que a ratos nos sintamos derrumbados, a ratos eufóricos, a otros instantes llenos de incertidumbre y de miedos…sin embargo estaremos seguros de que estamos luchando por lo que deseamos, que estamos avanzando, viviendo…

Si decidimos no leer, o cerrar las tapas del libro y dejarlo olvidado en la estantería, estaremos dando la espalda a un montón de posibilidades que han nacido para que las consigamos, de las cuales lo más seguro es que penda de un hilo nuestra propia felicidad y el sentirnos completos y realizados.

Somos los únicos responsables de nuestras decisiones y de ello depende ser lo que queremos ser o seguir soñando con ser sin obtenerlo nunca.

Debemos de ser conscientes de que de las ideas más sencillas, raras o descabelladas depende nuestra felicidad.

Yo lo veo así.   
          
Si yo no hubiera dado al botón “send” del correo electrónico, enviando a este autor uno de mis relatos como regalo de agradecimiento, jamás estaría en este libro, jamás hubiera sido publicado en papel.

Es más, si yo no hubiera escrito ese relato no habría nada que leer, otras personas no podrían disfrutar de ‘Puede que los días oscurezcan’.

Si yo no hubiera creado esas líneas, ni las hubiera regalado junto a una carta por Navidad a cada uno de los miembros de mi familia, esas palabras junto con mis sentimientos hubieran muerto sin nacer…

Y mi padre no hubiera abandonado su racha apática, no hubiera vuelto a tallar en madera, no se habría sentido ilusionado de nuevo, no sabría exactamente lo que su hija sentía y quería para él. Mi padre se hubiera marchado sin saber que me iban a publicar un relato, que mi gran sueño iba a verse cumplido. No lo vio en papel, pero fue partícipe de los cimientos. Del nacimiento de esas palabras, de la oferta de introducirlo en una antología…

Por ello, soy más consciente que nadie, que de una decisión dependen muchas cosas…

Y ahora, cuando miro las páginas 47-48 de este libro no solo veo un montón de letras. Veo mi primer relato publicado, mis palabras junto a las de los grandes, un homenaje a mi padre pero también un epitafio para mí misma que me haga darme cuenta cada día de que debo de seguir almacenando oportunidades y luchando por ellas, para ser quien quiero ser, para conseguir mis sueños.

Porque a veces si se hacen realidad. Y aunque los días oscurezcan y la vida golpee fuerte, siempre habrá una luz que nos muestre que hemos de caminar por el sendero que nuestro corazón nos marca porque solo así seremos realmente felices”.

- Brindo porque no dejemos que nadie nos diga lo que valemos o lo lejos que están nuestros sueños de hacerse realidad, que seamos únicamente nosotros los que palpemos esa distancia. Porque lo más seguro es que cada día de lucha la distancia mermará hasta que lo tengamos entre nuestras manos.

Es imposible quedarse solo con una ley o con una magnífica historia que esconde lucha en su interior, por lo que os transcribo la última, porque todo final es un comienzo.

 “75ª Ley de las Posibilidades:

La Oportunidad reside en el ahora.”


 + Un tesoro que ayuda a luchar. Un rayito de esperanza para aquellos que pasan un momento malo y necesitan darse cuenta de lo que tienen, de que cada día vivido es un montón de posibilidades. Y para que aquellos que son felices y sonríen se den cuenta de lo afortunados que son.

3 comentarios:

  1. Estoy deseando leer este libro. Al ser relatos podré leerlos de forma indivudual, como un libro de acompañamiento, del que aprender y disfrutar.

    Besotes ^^

    ResponderEliminar
  2. Lo tengo ganas, y has ayudado mucho hoy a ello.
    Buena entrada, buenísima.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me muero de ganas por tenerlo en mi poder ^ ^
    Es increíble como las pequeñas cosas pueden cambiar tu vida. Una vez más felicidades por haber conseguido que se publique tu relato :)

    ResponderEliminar

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.