10 jul. 2012

RESEÑA ORQUIDEA BLANCA DE CARMEN MARIA CAÑAMERO

Hoy os traigo un libro que ya había leído. Y que he vuelto a releer, gracias a una nueva edición.

Orquidea Blanca. Libro I” de Carmen María Cañamero, (Veritas) es una novela espectacular.

Eso es algo que ya sabéis porque no me canso de decirlo. 

Hace tiempo hice la reseña de la primera edición, (la de Atlantis), y la historia es la misma, con algunos cambios y sorpresas en la narración, pero lo que es la historia principal sucede de la misma manera, por lo que no tengo mejor forma de expresarlo que por aquel entonces.


Quedé hechizada con esa primera edición y ahora, con esta nueva, de manos del sello “Eterno Retorno”, el hechizo es aún mayor.

En cada párrafo se puede observar la madurez de la autora, que ha crecido junto a su Orquídea durante este tiempo entre las dos ediciones, convirtiéndola en una obra más dinámica, más concreta, más rápida. Sus personajes también han evolucionado sin perder su esencia, y eso es gratificante.

Todo lo que sucede es por algo. No hay elementos que sobren. Y los nuevos giros que ha dado son espectaculares. Al principio te quedas sorprendida, pero luego los asimilas e incluso los alabas.

Es de agradecer el trabajo de edición que hay detrás de cada página de este nuevo diseño, porque te sumerge más en la historia. No sé si os sucederá a vosotros, pero cuando encuentro un error o una falta ortográfica, o hay algo que no me concuerda (y no es que yo sea una erudita, hablo de fallos normales en cualquier publicación), pierdo el hilo totalmente de lo que estaba leyendo. Me pasa con mis mismos escritos. 

Y también que cada uno de sus capítulos sean de una extensión más reducida, lo que provoca que se lean en un suspiro y se enlacen unos detrás de otros.

Por ello me ha encantado esta edición mejorada de la Orquídea, que además cuenta con una portada preciosa, creada de nuevo por Cinthya, -que esta vez ha podido dejar fluir su inspiración, sin objeciones por parte de la editorial-, con nuevos tonos, dotándola aún más de fuerzas renovadas.

Esta si es una edición merecedora de la pluma de Carmen. Esta vez sí. 

Porque su pluma es ágil, sencilla de entender pero a la vez artificiosa, poética, de descripciones tan visuales que las vives dentro de ti. Con unas reflexiones filosóficas que te hacen permanecer durante la lectura con la boca abierta, y esa es una sensación que cuando la reconoces no puedes hacer otra cosa más que pensar “me queda mucho por aprender”.

Es genial poder cruzarme en el camino de novelas como ésta. Novelas que enseñan, que muestran. Con mucho bagaje y aprendizaje entre sus letras.

Una novela mágica que contiene amor, lucha, filosofía, literatura, magia, seres sobrenaturales tan humanos que es imposible no conectar.

Con una portada fantástica, preciosa, y unas ilustraciones interiores abriendo cada capítulo de corta extensión, que hace que enlaces uno con otro.

Y que mejor forma de acabar esta reseña, que con unas de las palabras escritas en la contraportada, y que tuve el placer y el honor de crear a petición de la autora, sobre lo que significaba para mí esta historia:

Orquídea Blanca es un tesoro de páginas pinceladas con la tinta de una pluma divertida que en cada letra destila poesía. Sus personajes te enseñarán que a veces, los sueños y el amor verdadero pueden ser tan inmortales como las estrellas del cielo.

Si aún no os habéis hecho con un ejemplar ¿a qué estáis esperando?

Una novela fantástica, para todos aquellos corazones que suspiren por la literatura juvenil romántica con tintes sobrenaturales. Os embriagará el alma.


4 comentarios:

  1. Yo no vi la edición de Atlantis, pero he leído que era poco manejable, con faltas y estaba peor de precio.
    Respecto a la evolución entre las dos ediciones tampoco puedo hablar, ya que solo he leído esta última, pero leyendo tus palabras puedo hacerme una idea.
    Como siempre tus reseñas son muy sinceras y transmiten exactamente la esencia de la novela.

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  2. Menuda reseña... Un millón de gracias, Rebeca. Me quedo sin palabras después de leer las tuyas (y mira que es difícil, con lo que a mí me gusta parlotear, pero algo así me deja un tinte de emociones difícil de explicar)

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.