13 ene. 2013

DE SUEÑOS E IDEAS

Son días de cartas que llegan a mi buzón ;-) y que tengo que contestar...

Son días de relato escrito y entregado para un concurso, de ideas que visten ese relato que sé que permanecerán en mi cabeza durante meses hasta que las dé su propio lugar.

Son días de lecturas. Estoy terminando Kupua. Gracias a Mara, -no sé si leerá esto o no-, por hacerme reír desde el primer capítulo, por convertir una vivencia triste y dolorosa en pinceladas de humor y buen rollo.
Sueño con bolsas de pis, carcajadas, dientes de león, bichos raros y pedos de dragón. No diré más...(Quienes hayan leído Kupua sabrán a qué me refiero...)

Pero son días de acumulación de ideas. De apuntar y apuntar, y no poder materializar...

Son días de sueños y más ideas...

¿Os ha pasado alguna vez soñar algo que al despertar se convierte en escenario de una historia que hace tiempo surgió en vuestra mente?

Eso es lo que me sucedió el otro día. 

Hace tiempo nació una idea que guardé en mi carpeta negra. Dentro de uno de los plásticos que las esconden de manos ajenas y del tiempo que sucede. Para que las hojas no amarilleen tanto al estar medio olvidadas…

Soñé un escenario, no diré cual, porque le he cogido mucho cariño en estos días y el sueño es mío. MI TESORO

Solo diré que nada más despertar el escenario seguía ahí. Intacto, sin desvanecerse. Por lo que no tarde en correr hacia mi Moleskine y apuntar todo lo que recordaba.

Me dije a mi misma: es un escenario perfecto para…

Y ayer añadí, a esa hoja de cuadros donde las ideas estaban pinceladas desde hacía meses, mi sueño, mi escenario, mi submundo.

Nunca en un sueño me había quedado hechizada con un lugar. ¡Es cierto! Me vi frente a ese escenario, abriendo la boca, aullando palabras de admiración…

Nunca al despertar un sueño seguía tan intacto, sin desdibujarse. 

Nunca había tenido un sueño tan mágico. Seamos realistas, siempre suelo soñar cosas feas, asesinatos, persecuciones, que me pierdo y no encuentro la salida, muerte, que sangro por la boca, que se me caen los dientes…que mis muertos están vivos…Sueños que al despertar se convierten en pesadillas.

Sin embargo el otro día no…esa vez no…

¿Os ha pasado a vosotros lo mismo?

¿Alguna vez habéis tenido tan claro que un sueño formaría parte de una historia de palabras?

Alguna vez habéis tenido la sensación de que soñasteis ese escenario expresamente porque desde hacía meses no teniáis un lugar donde desarrollar esa idea que atrapara al lector…

Es como si fuerzas extrañas se encargaran de atar todos los cabos sueltos que no soy capaz de anudar mientras no sueño.

Ya me ha pasado con dos historias…

Es tiempo de sueños, ideas, ideas, ideas, lecturas, palabras, ideas...

4 comentarios:

  1. A veces la mente necesita madurar las ideas, dejar que vayan tomando peso. Y quizá en tus sueños es donde tu mente te dice: ¡mira ya está lista!

    A mí lo más parecido fue un sueño que dió lugar a una idea para el argumento de un nuevo proyecto. Pero claro, una idea sola no hace la historia. Así que tendrá que esperar, hay otras antes que ya están desarrolladas en mi mente y merecen salir ya a la luz.

    Me alegro de que las ideas y las musas fluyan.


    (Te encantará Kupua ;) )

    ResponderEliminar
  2. Que entrada tan mágica, Rebeka, me ha encantado, sí que me ha pasado tal cómo dices, aunque después no he sabido plasmarlo, pero reconozco la sensación (aunque también sueño con más frecuencia con que se me caen los dientes y con que voy sin luces de noche por la carretera o salí a caminar y no cogí los zapatos y es demasiado tarde para volver a por ellos...)

    Y también soñe con Kupua :))) Suerte con tus sueños y con tus historias :*

    ResponderEliminar
  3. Efectivamente, Amiga!!!

    Mis sueños son una parte muy importante de mis historias y, a su vez, mi historia es muy importante en mis sueños. ;)

    Sé que me entiendes.
    Nuestra mente es capaz de fluir libremente sin las ataduras del día a día.

    Fantástica entrada.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  4. Síííííí, me pasa mucho :D de hecho, sueño cosas muy buenas y muuuuy horribles, amiga mía, en esto también te entiendo :D
    Gracias por TODO y mucha suerte con el relato, aunque no te hará falta porque es bueno y está muy bien escrito :) (y ese Klaus que compartimos ;) mmm, jejeje).
    En cuanto termine el mío (si me da tiempo y si no también), te lo mando ;)
    Un besote enorme!!!

    ResponderEliminar

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.