12 jun. 2015

RESEÑA: ESCLAVA VICTORIANA: 2. SOMETIDA, de SOPHIE WEST

¡Queridos lectores!

Hoy os traigo la reseña de la continuación de ESCLAVA VICTORIANA de SOPHIE WEST.



Podéis leer la reseña de la primera parte, aquí:


Os dejo la sinopsis para recordaros la historia:

Sinopsis:

“Londres, 1857. Georgina Homestadd, hija de un comerciante adinerado, orgullosa y decente, se ve obligada a contraer matrimonio con un hombre al que desprecia a causa de un chantaje. 

Joseph Malcolm Howart, dueño de un casino y de varios prostíbulos, fue humillado públicamente por Georgina cuatro años antes. Ahora que la tiene en su poder, va a hacerle pagar con la misma moneda.

Convertida en la esclava sexual de su marido, atada por las leyes de los hombres, y sin posibilidad de recurrir a la justicia, Georgina no tiene más remedio que someterse a las constantes exigencias de Malcolm para evitar que su hermano Linus vaya a parar a la cárcel a causa de las deudas de juego. 

¿Conseguirá Georgina escapar a su destino, o caerá rendida a los pies del hombre que la trata como si fuera una esclava sin valor, pero que le proporciona un placer que jamás pensó que existiera? 

AVISO: Esta historia incluye escenas de alto contenido sexual, sumisión, vejaciones y humillación. No apta para mentes sensibles.”


Con la misma prosa de lenguaje explícito y el estilo ágil que caracteriza a la autora y que la temática de la obra requiere, nos adentramos en la nueva parte, titulada: SOMETIDA, en la que iremos conociendo un poco más a los personajes principales y a aquellos secundarios que les rodean.

Veremos como Joseph Malcolm sigue en su empeño de ser un perfecto esposo sin escrúpulos y un Amo lujurioso al que solo le importa su propio placer y ver hundida a su esposa, o eso quiere hacernos creer. 

Sin embargo percibiremos un cambio en Georgina, donde su sentido de la moralidad le hará debatir con ella misma sobre lo que debería sentir y lo que por el contrario está sintiendo.

Dada la época en la que se ambienta la obra, y el papel de la mujer en aquellos tiempos, sentir lo que está sintiendo la protagonista femenina cada vez que su esposo la toca no es algo que esté bien visto para una mujer creyente a la que le han enseñado que el sexo entre dos personas servía únicamente para procrear. Por lo que disfrutar de sus encuentros y peor aún, de sus humillaciones, sus palabras hirientes, y sus insultos, durante los encuentros sexuales, la harán sentirse sucia.

Veremos que a pesar de que su cuerpo esté sometido a las órdenes de su Amo, su mente seguirá traicionándola y dejando ver a través de sus ojos sus verdaderas intenciones.

Los diálogos se vuelven mucho más hirientes y ofensivos en esta segunda parte, al igual que algunos de los momentos que ha de vivir con humillaciones y vejaciones personales de aspecto psicológico  que nos muestra como Georgina es capaz de soportar determinadas palabras durante la acción sexual y por el contrario la rabia la inunda cuando es su amor propio y su autoestima la que intentan pisotear fuera de este terreno jugando con sus emociones y su familia. 

Nos muestra a esa alma salvaje que pude vislumbrar en la primera parte, esa parte de su esencia que aunque quieran mancillar ella opone resistencia. Y como la fe y nuestras propias creencias personales, nuestras promesas del pasado, nos pueden ayudar a superar cualquier trauma o cualquier situación por aberrante que esta sea.

Me ha gustado especialmente el leve acercamiento entre los protagonistas debido a una conversación importante, y la sensación del protagonista masculino de que su mujer no es como él creyó que sería ni se comporta como él pensó que lo haría. Y aunque Joseph la está enseñando cosas que ella ni siquiera imaginaría en sus peores pesadillas en el terreno del placer sexual, ella le está haciendo reflexionar con sus palabras sobre aspectos que él ni siquiera se hubiera parado a pensar, que tienen que ver con la fidelidad y la fortaleza personal.

Sophie nos muestra entre sus páginas esa dualidad presente entre todo ser humano, ese conjunto de luces y sombras que no siempre dejamos ver a los demás, pero que existe dentro de todos nosotros. 

Porque a pesar de ser una novela muy erótica con contenido no apto para todos los públicos ni mentes sensibles, debido a la temática BDSM y a las continuas vejaciones fuera del terreno sexual, a las que está sometida la protagonista, es una novela que hace que los pensamientos del lector vayan más allá. 

Contiene un mensaje oculto: nada ni nadie es lo que parece ser. Y sin embargo podemos llegar a ser más fuertes de lo que muchos creen y de lo que nosotros mismos nos creemos.

Quiero destacar, que esta vez las descripciones ambientales son un poco más detalladas que en la anterior parte, y al igual que en Vendida, nos ayudan a sumergirnos en la época victoriana, y descubrir todos los artilugios que componen las Mazmorras, destinados a los encuentros entre Amo y Esclava.

Gracias a la autora y a DirtyBooks por poder disfrutar de esta historia de pasiones tan hard.

1 comentario:

  1. Dios, qué jugo le sacas a la historia a la hora de hacer la reseña, más de la que yo le intuí al escribirla. ;)
    Muchas gracias, perversa mía. Un beso.

    ResponderEliminar

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.