10 jun. 2015

RESEÑA: TE QUIERO, BABY, de ISABEL KEATS

¡Queridos lectores!

Aquellos que leéis este blog con asiduidad sabréis que Isabel Keats es una de mis autoras preferidas en cuanto a novela romántica nacional se refiere. Porque sus historias me encantan, porque tiene un estilo sensible y mágico a la hora de narrar, y porque sé que no me va a fallar.
 
Desde que supe de la publicación de “Te quiero, baby”, no paré hasta conseguirlo, y gracias a mi heavy que me lo compró, esta vez he podido leerlo, palparlo y olerlo, y manosear mil veces mi ejemplar en papel.

Os dejo el booktrailer para que echéis un vistazo, a mí me encandiló: 

https://www.youtube.com/watch?v=e4G714dVStI

La portada es sencilla pero directa, y llama mucho la atención, es diferente a lo que se suele ver. Siempre me gustan mucho las cubiertas de HQÑ.



Sinopsis:

“Raff Connor, un americano con más dinero que buen gusto, está decidido a encontrar a la mujer de sus sueños y a casarse con ella en menos de tres meses. Así que contrata a India Antúnez del Diego y Caballero de Alcántara, una joven de una de las mejores familias de Madrid venida a bastante menos, para que pula sus modales.

A India le sorprende semejante encargo, pero a una mujer como ella, viuda y con dos personas a su cargo, que está hasta el cuello de deudas, no le queda mucho donde elegir.

India pronto descubre que Raff es un gigantón con un sentido del humor hiperdesarrollado, y esos tres meses a su lado serán unos de los más divertidos que recuerda; sin embargo, no todo son risas en su vida, y no tendrá más remedio que hacer frente a algunos fantasmas del pasado que se empeñan en atormentarla.”


Con una pluma dulce y directa que desprende un montón de sensaciones, y un estilo armonioso y ágil, Isabel consigue que desde el primer párrafo conectemos con la historia de India y Raff y de lo que este último se trae entre manos.

Los personajes, tanto principales como secundarios, están muy trabajados, algo muy característico de la autora, que ayuda a vivir con muchas más ganas la historia. Con Isabel siempre tengo la sensación de que realmente, de algún modo, sus personajes existen en la vida real. Y esta vez, hay tantas diferencias entre ambos, tanta dualidad en sus formas de vivir y y crecer, que me ha gustado especialmente, porque muestra muy bien als vueltas que puede dar la vida.

Raff, es un hombre con mucho sentido del humor, con las ideas muy claras, y que desde el comienzo de la narración nos llamará la atención, quedándose con parte de nuestro corazón al final. Porque es uno de esos personajes masculinos que te va ganando de a poco, y que siempre te sorprende, no importa cuál sea la forma, siempre sale por dónde menos te lo esperas. Dice la sinopsis que es un americano con más dinero que buen gusto, y nos demostrarrá que ha llegado a dónde está con mucho esfuerzo.

India, es una mujer luchadora, que ha pasado por cosas no muy agradables cuando siempre estuvo acostumbrada a tenerlo todo, y que está en una situación difícil con muchas deudas, por lo que cuando le llega la oportunidad de un gran contrato, no lo deja pasar. Aunque ese trabajo consista en pulir los modales de un americano, enseñarle a vestirse y conseguirle una mujer con la que pueda casarse en unos meses.

Dentro de los personajes secundarios me gustaría destacar a Sol, la hija de India, que hace que se nos caiga la baba con sus ocurrencias durante la lectura, y a la Tata, esa persona de confianza de nuestra protagonista que es imprescindible en cualquier vida. 
Y como no, a su mejor amiga, Candela, que junto a Lucas nos lo hará pasar genial y que le darán una connotación muy interesante a la obra.  (¿Habrá historia de estos dos, Isabel? Ahí lo dejo :-))

Incluso tenemos al malo, malísimo, al que odiaremos, pero que es imprescindible para los giros inesperados de la trama, que nos harán respirar acelerado, perdidos entre el vértigo.

El ambiente familiar que desprenden las páginas y las perfectas descripciones de la autora, conseguirán que nos sintamos encandilados con las aventuras de los protagonistas, que caminemos de forma lenta, a su ritmo, y que en muchos momentos suspiremos debido a las emociones tan reales que provocará dentro de nosotros. Porque aunque pueda parecer un ambiente sencillo, a caballo entre Madrid y alrededores, y Estados Unidos, Isabel tiene un estilo tan personal que dará a su historia una vuelta de tuerca haciéndola diferente.

Los diálogos, a un momento infantiles, familiares, y con esa chispa de ingenuidad desbordante que tienen los niños, (nuestra Sol), a otros cuando son los adultos quienes se enfrentan en la conversación, más pícaros, repletos de humor y de sentimientos, aunque a momentos también de crudeza y tristeza, nos demostrarán que una vez más Isabel sabe muy bien cómo mantenernos pegados a sus letras sin que podamos soltar el libro de nuestras manos.

Quiero destacar, los giros inesperados y las situaciones de peligro que surgen durante la narración, que le dan un punto de originalidad, y de tensión a esta obra romántica en la que nada parece lo que es realmente y donde las segundas oportunidades a veces nos hacen vivir la vida con mucha más intensidad que esas primeras que creemos inolvidables. 

Y la dosis de realidad que nos regala la autora al mostrarnos sin tapujos la frivolidad presente en algunos status sociales, y que no todas las autoras cuyos protagonistas se desenvuelven en las altas esferas tienen a bien describir.

Te quiero, baby, de mi querida Isabel Keats, es una apuesta segura para los lectores románticos, a los que les gusten las historias que dejan un buen sabor en la boca, pero que también quieren vivir un poco de tensión thriller antes de culminar y llegar al final.

Te quiero, baby, es una historia preciosa. Muy romántica, repleta de un sentido del humor exquisito que es una delicia, de situaciones cómicas unas veces, dulces en otras, y peligrosas a momentos. Hay amistad verdadera, ambiente familiar, sueños, tensión sexual, locura, emociones intensas, y ese “irse conociendo de a poco” que a mí me gusta tanto últimamente y que convierte una buena historia en una genial historia.  

¡Cuidado, solteras! No podréis olvidar al americano, y querréis uno en vuestra vida. ¡Avisadas quedáis!

3 comentarios:

  1. Has dado en el clavo conmigo porque es el tipo de novela que me apetece ahora. El problema es que últimamente tengo mucho que leer para el trabajo (estar al día a veces es agotador), pero me muero de ganas de perderme en una historia de estas. La existencia de un personaje como Sol, una pequeña alegría de esas que hacen que la vida de verdad sea chispeante, me has convencido del todo :)

    ResponderEliminar
  2. De verdad, Beka, no sabes cómo disfruto cada vez que leo tu reseña de alguno de mis libros... Mil gracias porque tus palabras emocionan y como te digo siempre, me dan ganas de releer mi propio libro ;) Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. Primero he visto el booktrailer y me ha llamado.
    Después con la reseña debo admitir que lo he apuntado para mi lista de romántica, este creo que me va a gustar, que describa las altas esferas sin pelos en la lengua es un buen punto a su favor, aparte de que la trama me ha causado buena impresión de entrada.

    ¡Un abrazo, amiga!

    ResponderEliminar

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.