20 ago. 2011

HE ASESINADO A LLUVIA

Después de mi viaje, siento que he cambiado dentro de mí. Siento que algo dentro de mi corazón se ha movido y ha cambiado de sitio. Ya no soy la misma que era antes de viajar.

Por lo que a mi regreso, he decidido que ese relato-novela que tenía entre manos, necesitaba un cambio, un cambio grande, drástico.

Por lo que he decidido asesinar a ese personaje llamado Lluvia.
 
Mi Lluvia ya no será más Lluvia, no será una nueva Lluvia, ni la antigua Lluvia.

He asesinado su historia.

Será una historia que quedará en mi corazón, desde dónde nació, y quizá en los corazones de aquellos que tuvisteis "el placer" de conocerla un poquito a través de email, aquellos que habéis sido partícipes de su recorrido aunque la trayectoria fuese corta.

A vosotros quiero daros las gracias, por leerme, por leerla a ella y por tratar de comprender la historia que escondía tras su corazón.

Gracias por todas las ayudas, por las infinitas correcciones (gracias Rafa), por los consejos via carta (gracias Mai), por el apoyo (las firmas en mi blog).

Solo sé que siento que debo empezar de nuevo, aprovechando que no soy la misma.

El trasfondo seguirá siendo el mismo, un tributo directo a quien me dio la vida.

Os mantendré informados.

No estéis tristes por Lluvia, que yo sigo sonriendo, con un montón de ideas en la cabeza y en el corazón, y eso es algo muy bueno para mí en estos momentos de mi vida.

Parece que las musas no me abandonan.


3 comentarios:

  1. gracias a ti por todas tus palabras, y que ojala no te abandonen nunca las musas!!
    Un fuerte abrazo desde este lugar cada vez mas negro.
    Aprendiz de metalero

    ResponderEliminar
  2. Todo lo que se comienza a escribir tiene un principio, supongo que el principio que elige, como va eligiendo su propio contenido una y otra vez. Escribir es avanzar, sin duda alguna.
    Me alegro de ese cambio que intuyo a mejor.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. No hay nada como viajar para descubrir quiénes somos en realidad, porque los viajes no nos cambian, más bien se limitan a presentarnos a esas personas desconocidas que tenemos en nuestro interior.
    Me parece bien tu decisión, pero me atrevo a hacer una predicción. Uhm... espera que enciendo las velas, saco el tarot, el de Marsella, que soy un clásico... arcanos mayores por aquí... trozo de tela tonto para la cabeza... número de teléfono en la margen de abajo... listos!
    Algo me dice que, con el tiempo, resucitarás a Lluvia o, si lo prefieres, la sacarás del cajón en el que ahora se dispone a invernar.
    Sea como sea, me siento feliz de haberla podido conocer, aunque sólo fuera en una páginas.
    un abrazo bien fuerte a ambos y ánimo con esta nueva kimera.

    ResponderEliminar

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.