19 feb. 2012

"GRITANDO EN SILENCIO" EN SANTANDER

Ayer fue día de concierto. En la Sala Heaven de Cacicedo de Camargo (Santander).

Ayer vimos por primera vez en directo al grupo de rock sevillano "GRITANDO EN SILENCIO". Y mereció mucho la pena.

Un grupo que por su calidad debería estar en lo más alto y llenar grandes salas como hacen muchos grupos que no valen tanto solo por tener más nombre.

Rock and roll que destila poesía en cada letra.

Una pequeña crónica de sentimientos encontrados, desvarios, sonrisas y sueños latentes.

Porque la música siempre me ha salvado. Que siempre me quede la música...


GRITANDO EN SILENCIO

Reencuentros con viejos amigos. La sensación de que el tiempo no ha pasado y el vértigo acelerado de los minutos demostrando lo contrario.

Tarde-noche-madrugada, de miradas cómplices, charla amena entre anécdotas y sonrisas.

Llegamos al cielo (sala Heaven) con ansias de rock and roll.

A la hora prefijada comienza el silencio a gritarlo casi todo entre susurros. La timidez dura poco.

En la oscuridad de la noche, bajo la luz de los focos de colores, entre desgarros de voz, poesía y rock, las heridas escuecen menos, los miedos apenas asustan y la lucha pronunciada comienza a arder dentro de la sangre.

Las lágrimas derramadas dejan su trono a las sonrisas imperecederas, la apatía es derribada por las ganas de cantar, dar palmas y menear la cabeza…

El pasado se esfuma con el humo del tabaco de un cigarrillo imaginario mientras las cuerdas del reloj siguen su trasiego rutinario.

El presente es un puñado de melodías en clave de rock and blues entre las estridentes guitarras eléctricas, un bajo ronco y una batería marcando el compás de unos sueños convertidos en versos de una prosa impregnada de soledad.

El futuro…el futuro es algo que llegará, seguro que llegará…

Recuerdos, sueños, sentimientos, versos escritos y cantados y los que quedan por escribir, susurros, sonrisas, voces conocidas y desconocidas gritando las mismas palabras, oscuridad, luz, alegría, llantos silenciosos entre la nota de un suicida, sangre que camina en libertad ligera y sin equipaje, la libertad que produce poder olvidar lo malo vivido por unos instantes.

Gritos desgarrados entre el silencio nocturno del corazón.

Porque se puede susurrar poesía y tocar rock and roll.

Porque se puede gritar en silencio sin que quede nada por decir.

Ahora que el silencio lo dice casi todo…”



 GRITANDO EN SILENCIO - Gritando en silencio


Ahora que la vida pasa sin disimular,
Ahora y siempre que el fracaso es algo que está por llegar.
Ahora que la luna no me hace coros al cantar,
Ahora que abrazo a mi guitarra antes que a la soledad.
Voy pasando por la vida como pasas por mi cama,
A prisa y sin destino mientras mi saliva estalla
Y solo hace prosas que hagan versos y versos que hagan soledad,
Me enveneno por las noches cuando no quiero pensar.

Ahora que no lloro en los sueños y tu lloras por no soñar,
Ahora que son esos sueños los que no se hacen realidad.
Ahora que el futuro es algo que quiero olvidar,
Ahora que amor es pasado y el pasado está de mas.
Voy pasando por la vida como pasas por mi cama,
A prisa y sin destino mientras mi saliva estalla
Y solo hago prosas que hagan versos y versos que hagan soledad
Me enveneno por las noches cuando no quiero pensar
Que voy pasando por la vida como pasas por mi cama,
A prisa y sin quedarte mierda, no puedo olvidarte
Y solo hago prosas que hagan versos y versos que hagan soledad
Me enveneno por las noches, cuando no quiero pensar.
Ahora que la vida a veces me da la espalda,
Ahora que si pierdo el rumbo es detrás de una falda,
Ahora que siete y siete son trece,
Ahora que al mirar atrás tan solo me escuece,
Cuando pierda la cabeza por los ojos de una gata,
Cuando se hunda mi fragata y yo no sepa nadar,
Cuando la lluvia no me mojaba y a ti solo te mojaba yo.
Ahora que gritamos y casi nadie escucha,
Ahora que el silencio lo dice casi todo. ¿Y AHORA QUÉ?!

Sigo echándole huevos a lo que quede de destino,
Voy por donde quieras pero márcame el camino,
Y cuando esté triste evítame pensar,
Dame lo que quieras pero ayúdame al olvidar,
Y cuando venga mi suerte pa’ perseguirme en su ruleta
Yo la llevo hasta tus brazos pa’ que naufrague en tus tetas
Que haces daño como nadie y escueces como ninguna,
Mas por ti paso las horas malcomiendo o en ayunas.

1 comentario:

  1. Y es verdad, a veces el silencio es más que suficiente... Me alegra ver que disfrutas de esas fuentes de adrenalina como la que más. Un besote ^^

    ResponderEliminar

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.