1 ago. 2012

BARCELONA...

Os comenté en la entrada anterior que os explicaría mi conexión con Barcelona.

Para hablar de esta conexión tengo que remontarme hacía atrás en el tiempo, unos cuantos años.

Desde que tengo uso de razón recuerdo ser del F.C.Barcelona.

Recuerdo animar al equipo, ver los partidos con el culpable de esta afición (mi padre), recuerdo “El mundo Deportivo” y todas las colecciones que mi padre iba haciendo. Desde muñecos, a caricaturas, pasando por imanes para programar las jugadas y los entrenamientos, las copas en miniatura, mochilas, toallas, ropa de deporte, abrigos, libros, cds con el himno en diferentes piezas (salsa, merengue…).

Recuerdo discutir con los compañeros de clase -que eran del R. Madrid-, en el primer colegio, recuerdo llevar la bufanda cuando ganábamos la liga, y las bromas que debía aguantar cuando no.

Por eso una parte de mí siempre ha estado ligada a la ciudad Condal.

En el año 2009, tuve la oportunidad de mi vida. El grupo de metal Slipknot tocaban en un festival en Barcelona, en el Parc del Forum, venían junto a Metallica, Machine Head, Lamb of God y Gojira entre otros, era la oportunidad perfecta para ver a mis Slipknot por primera vez, y conocer la ciudad que amaba en silencio siendo cántabra.

Y así fue, y después del concierto nos quedamos unos días paseando por sus calles. Y fue entonces cuando cumplí un sueño que tenía desde pequeñita, desde que veía los partidos con mi padre, conocer el Camp Nou.

Estaba casi vacío, sin césped, pero para mí fue lo más grande. Y de recuerdo, mi camiseta de Xavi y un montón de fotografías que me recuerdan lo vivido.

Bebí agua de la Font de Canaletes, y prometí volver. Este Agosto lo haré.

Entonces cumplí un sueño, este año cumpliré otro más. Conocer a una persona que en este tiempo que ha transcurrido desde que nos conocimos se ha convertido en alguien muy importante para mí. Creyó en mí y en mis palabras cuando ni yo creía. Y cada día me lo demuestra.

Y con ese encuentro sucederá otro más, y quizá otro más. Porque lo que he aprendido es que un lazo siempre lleva a otro lazo. Son casualidades de la vida o causalidades.

Pero hablemos de esa conexión que narraba antes.

Volví de Barcelona y meses después leí un libro de Care Santos (Bel, amor más allá de la muerte, -que me recordó la línea amarilla del metro que yo había recorrido-, y después otro de temática gótica que me robó el corazón por completo. Todos sabéis que ese libro se llama Retrum y que su autor es Francesc Miralles.

A este libro le siguieron muchos más suyos, y de otros autores catalanes, Rocío Carmona, Isabel del Río, Alex Rovira, Esther Sanz, Sonia Fernández-Vidal…

Es como si mi destino fuese estar ligada a Barcelona.

Ahora esa conexión que siento en lo más profundo de mí me recuerda quien fui desde pequeña, lo que viví y con quien lo viví.

Cierro los ojos y me transporto ahasta allí, y mi corazón se agita y comienza a latir más rápido. Porque ahora mi corazón late por dos personas. Y esa persona también amaba Barcelona aunque solo lo pudo descubrir mediante fotografías.

Ahora soy yo la que se ha comprado una pulsera del F.C.Barcelona con ‘El Mundo Deportivo’, porque algo dentro de mí me dijo que así debía ser. Y la llevo conmigo a todos los sitios, y en parte sé que lo hago porque tú te la hubieras comprado. Por ti y por mí.

Y recuerdo esa funda para el carnet de conducir, con el escudo, que cuando la abrí hace ya un año y casi dos meses, me encontré tu carnet y una fotografía mía. Solo mía.

Y meses después, me publicaron un relato dentro de un libro, un relato que había escrito para ti, que te hizo resurgir tus últimos meses, que leíste pero que no viste publicado, y lo hizo un autor catalán bajo pseudónimo y la editorial Urano.

Y ahora entiendo mejor esa conexión mía con Barcelona, ahora entiendo porque descubrí esos libros de todos los que había para leer y comprar, y ahora entiendo porque esa urgencia mía en viajar, en volver, en regresar.

Este Agosto tú también caminarás por esas calles, también vivirás cada uno de mis pasos, de mis sentimientos, conocerás a las personas que desde la distancia me han ayudado a recomponer mi corazón, con sus palabras, sus libros, sus mensajes de ánimo, su música, roto en pequeños pedazos desde que tú te fuiste.

Y caminarás conmigo por Barcelona, y ambos lo haremos de la mano de ese hombre que yo elegí y que tú aceptaste como si fuera un hijo porque sabías que me iba a hacer muy feliz, ese hombre con el que te deshacías en sonrisas, al que le contabas tus batallas políticas, ese hombre con el que hablabas durante horas, y eso que tú no eras mucho de hablar, -eras más de observar-.

Esa conexión mía con Barcelona tiene mucho de ti, mucho de mí, de la niña de papá que fui y que siempre seré, tiene mucho de la mujer en la que me quiero convertir.

Hay quien no entiende esa conexión, pero yo sé que estaba escrito en la línea de mi destino que todo esto sucediese así.

Cántabra, culé, y con ángeles que sobrevuelan el cielo de Barcelona dándome su luz, con mariposas azules que viajan desde Valencia y me recuerdan que la amistad puede nacer en cualquier rincón, me basta el cielo y perderme entre las estrellas para sentir a las personas que quiero sentir.

Justo allí los encuentro a ellos, pero también a ti, caminando conmigo, en mi sangre, haciéndome mejor persona.

Por eso aunque esté lejos siempre estaré unida a Barcelona. 


*Freddy Mercury - Barcelona:

5 comentarios:

  1. Ya falta menos para vernos y pasar ratitos juntas. Que ganas de darte esos abrazos que te di virtualmente.

    Tachando los días.
    Mil besos, amiga.

    TQ

    ResponderEliminar
  2. ¡Pues vente aquí y no hablo sólo de venir de vacaciones! Te entiendo perfectamente, algo parecido me pasa a mí con Sudamérica, que ya sin conocerla le tenía un extraño amor por todo lo que venía de allí y luego la vida pues me ha ido colocando señales. Espero que disfrutes mucho de mi ciudad, seguro que la miraras en su justa medida y estoy convencidísima que tu padre, desde donde quiera que esté, también te acompañará.
    Felices vacacioens y que visca el Barça, jaja

    ResponderEliminar
  3. Sin duda es un vínculo muy especial el que te une a Barcelona. Espero que cumplas muchos sueños allí y vivas experiencias inolvidables : )

    Ya nos contarás de tus aventuras a la vuelta.

    Un fuerte abrazo ^ ^

    ResponderEliminar
  4. Querida Rebeca,

    ¡Me ha emocionado muchísimo tu entrada!

    Mil gracias por tus palabras llenas de luz, sentimiento y amabilidad.

    Deseando verte ya por aquí :-)))

    ¡Abrazos inmensos desde esta parte del mundo!

    ResponderEliminar
  5. Espero que nos cuentes tu viaje, con pelos y señales de esa hermosa ciudad. Yo solo la visité una vez y no siento esa conexión tan especial con ella, pero puedo entender ese amor por esas calles llenas de luz.

    Disfruta de lo lindo, guapa.

    ResponderEliminar

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.