22 may. 2013

RESEÑA: CALLE DUBLIN, de SAMANTHA YOUNG

Aquí os traigo la reseña de mi última lectura.

La devoré, sí, si, literalmente. El mismo día que la compré y unas horas del siguiente. Así que os podéis imaginar que vale mucho la pena.

Seguro que habéis oído hablar de este libro, pero por si la respuesta es negativa, os dejo la sinopsis:

“Cuatro años atrás, Jocelyn Butler dijo adiós a su trágico pasado en Estados Unidos para empezar una nueva vida en Edimburgo. Enterrar el dolor, ignorar sus demonios y seguir adelante sin atadura alguna le ha funcionado hasta el momento. Pero cuando se muda a un fantástico apartamento en Dublin Street y conoce al hermano mayor de su compañera de piso, todo cuanto ha intentado proteger tan cuidadosamente se ve sacudido hasta lo más profundo.
Braden Carmichael es un hombre que siempre ha conseguido lo que ha querido. Y lo que ahora quiere es llevarse a Jocelyn a la cama. Sabedor de que ella ha renunciado a establecer una relación duradera, Braden le propone dar rienda suelta a la evidente atracción que sienten el uno por el otro, sin dejar que la relación vaya más allá del sexo. Intrigada, Jocelyn acepta, sin imaginar que el atractivo escocés se enamorará de ella sin remedio, al punto de desear desnudarla hasta el alma…”


Uno de esos libros, cuya sinopsis me atrapó tanto, que en una misma noche me quedé a cinco capítulos del final. Jamás imaginé todo lo que se escondería entre sus páginas.

Desde el comienzo me sumergí en una aventura arrolladora, con momentos salvajes, y con otros tristes, dolorosos y muy emotivos.

La autora de origen escocés, utiliza la primera persona para presentarnos una historia que podría sucederle a cualquiera.

Comienza la narración en Virginia, para someternos a un estado de shock que nos encoge el corazón y nos hace tambalearnos. Las lágrimas se deslizarán por nuestras mejillas sin impedimento.

Para en el siguiente capítulo, transportarnos a otro lugar, Escocia, ocho años más tarde.

Las lágrimas se desvanecen para dejar paso a las sonrisas delirantes cuyos ecos seguirán resonando a pesar del tiempo. Porque gracias a los diálogos pícaros e inteligentes, con escenas cómicas y ardientes, que se van sucediendo durante toda la narración, la autora conseguirá que no queramos soltar el libro.  

Nos mantendrá totalmente enganchados.

Una aventura muy sensorial. Desde la atracción sexual que atrapa a los protagonistas nada más conocerse, hasta las emociones más crudas que irán naciendo. 

Porque si algo me ha llamado la atención de esta aventura, es justamente eso, las emociones. Tan reales que traspasan y ahogan el alma. Creo que junto a “Blanca como la nieve, roja como la sangre” de Alessandro D’ Avenia; es la novela que más me ha costado leer. Que más daño ha logrado producirme. Y a su vez, de las que más me ha llenado.

Sexo salvaje y ardiente que bombardea la sangre de forma desbordada. 

Sentimientos de dolor y pérdidas que nos matan por dentro y remueven nuestras propias cenizas.

Una protagonista femenina, con un carácter y una personalidad única, que será capaz de todo por silenciar los recuerdos dolorosos de su pasado, que conocemos en el primer capítulo. De apariencia fría, con una coraza metálica que le protege de todo y de todos. 

Un protagonista masculino que roba el corazón desde el principio, con carácter rudo y fuerte, que jamás se da por vencido, extrovertido y misterioso.  

Y unos personajes secundarios de gran fortaleza, que son una auténtica delicia.

Ataques de pánico, sentimientos desbordados, miedos, dudas, celos, pasión ardiente, cariño y ternura en el ambiente, bromas y frases desvergonzadas, amistad que fluye aunque no se quiera…

Todo ello, irá provocando que el perfil psicológico de nuestra Jocelyn Butler, aspirante a escritora, se tambalee, y se salga de sus parámetros. 

Y todo por culpa del arrollador, atractivo, divertido, inteligente, tierno y muy mandón: Braden Carmichael, y su entorno más cercano.

Pensé que nunca diría esto, pero Christian Grey se ha caído de la lista para siempre.

Me ha encantado la pluma de Samantha Young. Desconocía a la autora, y me ha sorprendido muy gratamente esta escocesa de 27 años. Os dejo su blog para que le sigáis la pista.

http://www.samanthayoungbooks.com/

Su estilo es actual, sencillo, directo, ingenioso y deslenguado, acompañado de una pluma ágil y evocadora, que hace que la trama avance sin parar, sin darnos tiempo a perder el interés.

Con unos capítulos: ni muy cortos ni excesivamente extensos, la aventura nos mantiene totalmente atrapados, gracias a unos personajes asombrosos.

Personajes magníficos, muy reales, con un pasado que a veces consigue que el presente tiemble y el futuro ni se quiera imaginar. Personajes cien por cien humanizados, que consiguen que vivas y sientas como ellos. Incluso para algunos corazones será demasiado.

Una trama espectacular y cotidiana, donde los giros se convierten en espirales que alteran la sangre, en sonrisas, lágrimas, muecas inexpresivas que dicen más de lo que se callan. Deseos, anhelos, recuerdos, que harán que las gotas de nuestra sangre hiervan o se congelen.

Para los corazones sin miedo a sentir punzadas eléctricas en el vientre, sin miedo a sentir caricias ardientes hasta el colapso, sin miedo a llorar de verdad. Porque la intensidad que esconde cada página es brutal.

Un peligro para aquellos corazones que amen Escocia. Porque al leer, solo querrás volver a viajar, y quedarte allí. He podido caminar junto a Jocelyn por cierta calle hasta cierto castillo. No digo más. 

Le seguiré la pista muy de cerca a esta autora, porque aunque en la portada se puede leer “Best Seller del New York Times” y me dio un poquito de miedo al verlo, esta vez, las alabanzas no están mal dirigidas. Todo lo contario. Se quedan cortas.

Seguiré alucinada durante meses y meses. 

No lo puedo describir con más palabras porque lo estropearía. Alucinante. Está escritora dará muchísimo que hablar. 


 ¿Y qué me decís de la portada?

Intima y preciosa, que dice mucho sin decir nada...

2 comentarios:

  1. Ya está... es leer Escocia y estoy totalmente perdida jajajajaja La verdad es que cuando conocía el libro no me llamó mucho. Pero hija, como han cambiado las cosas, ahora mismo estoy que MA-TO por él XDDDD

    Un besote!!! ;)

    ResponderEliminar
  2. Vale, vale.... Que no me lo puedo perder :)

    Si comparas la descripción emocional con "Blanca como la nieve..." es que la autora realmente se ha esmerado. Este tipo de historias enganchan como nada y sé que cuando la lea acabaré tan enamorada como tú jejeje.

    Un besote ^^

    ResponderEliminar

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.