8 sept. 2012

CARTAS ¿JUGAIS?

¿Os apuntáis?

Ayer se me pasó una locura por la cabeza, y a la primera persona a la que hice partícipe de ello fue a mi amiga valenciana.

Fue su carta la que me dio la idea, asi que...que menos ¿no?

Resulta que yo como nunca me entero de nada, ya existia un movimiento sobre esta idea: 52 WEEKS, en internet, de bloguers y gente que se manda cartas todas las semanas, para volver un poco hacia atrás en el tiempo y no dejar en el olvido este sistema tradicional de enviar y recibir misivas.

Con tanto email, facebook, WhatsApp. twiter y esas cosas, tan impersonales, -aunque a veces dependiendo de las palabras éstas traspasan las pantallas y rompen el corazón en mil pedazos, llenándolo de luz y sonrisas...-, se ha perdido el carisma, el romanticismo y la nostalgia que produce sostener una carta entre las manos que ha sido envíada por una persona exclusivamente porque ha pensado en ti al escrihirla.

Ha ido al estanco a comprar sellos, lo ha colocado junto al destinario y al remitente, ha decorado el sobre, lo ha echado al buzón de correos y ha dicho:

¡Allá va, espero que llegue bien!

Todo depende de Correos, queridos amigos...

Un mensaje de texto, un email...no se pueden tocar...una carta si, incluso oler, sentir más cerca a la persona...

Yo quiero volver a esas cosas, quiero que mi buzón esté lleno de cartas. Y no de facturas que ni siquiera pago yo...

Así que queridos lectores, en estos tiempos de pérdida de valores, de televisión basura, crisis económica (para un sellito nos da seguro), sintámonos en libertad, dejemos que nuestro corazón hable y la tinta explique, dejemos volar la imaginación, hablemos, romapamos barreras como antiguamente. De música, libros, cine, sentimeintos, dudas, recuerdos, historias, escribamos relatos, dibujemos, dejemos fluir el arte...

Al otro lado habrá otra persona deseosa de descubrir lo que tenemos que decir. Seguro.

Abrirá la tapita de su buzón todos los días esperando un sobre.

Imaginemonos por un instante, que somos aquellos soldados que desde el frente mandaban cartas a su familia, a la novia que esperaba ansiosa sus palabras llenas de amor y promesas con el corazón en vilo.

Que somos como aquellos exiliados políticos, como los presos que escapaban de sus rejas por un instante con solo leer y escribir. (uff, como me he acordado ahora de la película 13 ROSAS ROJAS).

Como los viajeros que mandan postales y muestran a sus amigos un fragmento de mundos desconocidos.

Como los corazones que escriben cartas de amor porque a veces cara a cara las palabras se esconden.

Coleccionemos palabras que el tiempo no pueda borrar ni robarnos.

Si queréis coleccionar instantes conmigo, en mi perfil de blogger está mi correo electrónico. Ya sabéis, mandadme vuestra dirección y esas cosas...

Mi amiga Mai y mi zamorana preferida (Ana) ya están en al lista. Esta misma noche os escribo chicas!!

¿Alguien más se apunta? ¡¡Con una carta cada dos semanas vale!!

No me dejéis sola...


PERO QUE JAMÁS SE CONVIERTA EN UNA OBLIGACIÓN. Que sea porque las dos personas quieren. Sin aburrirse...

Otra blogger que participa:

http://mortizjacinto.blogspot.com.es/2012/09/52-semanas.html
 

5 comentarios:

  1. Es una iniciativa preciosa, yo me escribo con un par de bloggueros y de momento no tengo tiempo para más (mando una al mes, como mucho, porque la parte de decorar la carta y el sobre y hacerlo especial es la que más me gusta y eso lleva mucho tiempo y ¡tengo un bebé! jejeje).
    un abrazo muy fuerte!

    ResponderEliminar
  2. Yo ya me apunté ; )

    Espero recibir pronto tu carta.
    Besos morados.

    ResponderEliminar
  3. Yo tambien me apunto. Echo en falta el viejo ritual de abrir el cajón, sacar papel, dominar el trazo para hacer el escrito legible y elegante. Y hacer memoria para ver donde queda un buzón de correos, je, je.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Me has recordado a mi madre que el otro día se quejaba sin parar de que la gente ya no escribe cartas y que se está olvidando hasta de escribir a mano con tanto ordenador. Llegó al extremo de decirme que le escribiera a la universidad una carta con bolígrafo (era un asunto oficial), a ella le parecía mucho más bonito que ver la tinta impresa. La escribí de las dos maneras, al final, me acordé que era algo impersonal, así que ganó la tinta.

    ResponderEliminar
  5. Me encantaría poder participar, pero como sabes voy a mudarme dentro de poco y sin dirección fija por el momento jejeje. Pero si esto sigue para más adelante, que estoy segura de que así será, os seguiré :)

    ResponderEliminar

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.