18 sept. 2012

DE ESTRELLAS ROJAS Y ROSAS

Hay noticias de última hora que devuelven a la memoria instantes del pasado.

Muere Santiago Carrillo, ex-secretario del Partido Comunista.

Es inevitable no pensar en la lucha pronunciada, en la sangre derramada, en los gritos de libertad. Es imposible no pensar en ti en días como hoy.

Cada uno tendrá su opinión al respecto, porque ningún hombre es un santo...

Lo único que yo tengo claro hoy es que espero que si existe un cielo de energía cósmica (es lo que tenemos los ateos que no creemos en cielos) donde todos los seres se encuentran tarde o temprano, os podáis juntar a rememorar instantes del pasado, a charlar sobre aquella lucha pronunciada, sobre los tiempos del partido, los viejos ideales que no abundan ahora, aquí, en la tierra...

Porque se mueren los hombres, pero no sus ideas.

Y tus ideas siempre estarán conmigo, pese a quien le pese.

Tus enseñanzas de libertad, igualdad y fraternidad, siempre estarán conmigo papá.

Mi forma de luchar es la palabra, mi palabra impregnada de sangre derramada, y te prometo que no dejaré de alzar la voz mientras viva. Por ti y por mí. Ahora el mundo lo necesita más que nunca. Necesita sangre nueva de vuestra sangre. Más hermanamiento entre las personas, menos diferencias.

Y en los días de oscuridad, espero que vuestras dos estrellas rojas me recuerden el camino de regreso a casa.

Que tu rosa roja en mi piel revitalice las cenizas de mi pecho y me recuerde quien soy y quien quiero ser.

En días como hoy, no avanzar con la novela que te prometí, es algo que consume mis fuerzas, pero algún día la escribiré, cuando el corazón se sienta menos roto y sus cristales no crujan al escribir y respirar.

Estas palabras torpes y confundidas, para dos corazones que amaron las estrellas rojas y las rosas, que lucharon de la forma en la que pudieron, que pelearon por unos derechos y libertades, cada uno a su manera.

Hoy esas memorias que un día te firmó tienen aún más valor...

Brillad, porque yo estaré mirando el cielo en busca de vuestro reflejo.



5 comentarios:

  1. Quizá prometiste escribir una novela y no la hayas escrito en letra, pero a buen seguro que la tienes escrita en el corazón; todo a su tiempo. Las palabras escritas solo salen cuando deciden salir, dales la oportunidad de brotar encadenadas del modo en que eligieron.

    Y no dejes de creer en cielos cósmicos o lo que quiera que sea. Te juro que yo no dejo de sentirlos, y es una sensación que me llena de paz.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Se nos ha muerto el ultimo político estadista que nos quedaba. Alguien que supo mantener el sentido común como para llevar al país a través de una transición sin demasiados sobresaltos. Idealismo mezclado con pragmatismo, y sobre todo, generosidad.

    Los hombres mueren, su obra no, y su ejemplo tiene que guiarnos a través de estos tiempos duros.

    No estas sola, Rebeka.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Ojalá exista ese cielo de energía cósmica, y que en él podamos encontrar a aquellos que tanto nos han querido.

    Un fuerte abrazo y a luchar por tus sueños :)

    ResponderEliminar
  4. Queda la obra, las ideas, la literatura: lo inmortal.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.