30 dic. 2011

2011

2011.

El peor año de mi vida en un sentido, sin embargo también ha sido uno de los mejores en muchos otros, mi primer relato publicado, conocer gente muy especial, abrir mis dos blogs...


Es hora de reflexionar, de hacer recuento del año que está por finalizar y apuntar en esa Moleskine por estrenar la lista de cosas obtenidas.

Esa lista de buenos momentos, de sueños realizados, de sonrisas, recuerdos, palabras leídas, palabras inventadas, momentos grabados en la retina y en el corazón.

Sin embargo no todo lo sucedido este año han sido cosas buenas…

Solo ha habido una cosa mala, pero en los momentos de mayor oscuridad siento que supera a todas las buenas.

Reflexionar...

Por ello es hora de reflexionar y darse cuenta de que hay ciertos golpes de la vida que vienen sin avisar, de los que no podemos escapar aunque nos duela y se nos vayan las energías en ello y que tenemos que tratar de superarlos.

Porque como dice mi amiga del alma, la vida no nos da golpes que no podamos soportar.

He aprendido en estos meses que debemos aceptar los sucesos que nos hieren o perderemos nuestra propia vida, nuestra propia capacidad para vivir y cuando nos queramos dar cuenta será demasiado tarde.

Cada día que me levanto intento seguir viviendo, unas veces lo consigo, otras veces se me hace muy cuesta arriba y me derrumbo, pero es lo único que me queda: VIVIR.

Por ello es tiempo de reflexionar, de hacer recuento, de apuntar nuevas listas de propósitos y de sueños, de anotar los malos momentos, pero también los buenos, para que nunca se nos olviden, y que cuando pase el tiempo, al releerlos, podamos sonreír sin ocultar nuestras sonrisas, sin tristezas. Sé que llegará ese día. Mis estrellas me ayudarán.

Mis estrellas me ayudarán a que el año 2012 sea un mejor año.

3 comentarios:

  1. Un buen profesor mío me dió hace ya un par de años una pequeña tarjeta con un texto de Daisaku Ikeda, que venía a decir lo siguiente:

    "Una persona auténticamente feliz es la que no se deja derrotar, pase lo que pase. EN última instancia, si no triunfamos sobre nosotros mismos, sobre nuestra propia debilidad, no podremos abrir el camino hacia la verdadera felicidad"

    A mí en su momento me ayudaba releerlo cada cierto tiempo, y aún, a día de hoy lo sigo haciendo en mis momentos de bajeza.

    Espero que este nuevo año te depare muchas alegrías, y que puedas superar los momentos de oscuridad.


    Un beso y que tengas un muy feliz fin de año :)


    P.S Ya me llegó El Quinto Mago * . * ahora me dispongo a devorarlo xDD

    ResponderEliminar
  2. Ten la certeza de que así será. Que el 2012 será un buen año. Con sus más y sus menos, pero nosotras haremos que los «más» ganen a los «menos».

    Feliz 2012, amiga :)

    ResponderEliminar
  3. Menos por menos más... Solo tenemos que multiplicar a nuestro gusto.... Un besazo ^^

    ResponderEliminar

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.