21 dic. 2011

ESTELAS DE LOMBERA

Porque a veces, una entrada en otro blog (gracias a Dynara y su blog Runa Mágica), te hace recordar al levantarte de dónde vienes, donde has crecido, donde has sido feliz, donde están enterradas personas muy importantes para ti. Cual será tu barrio, vivas dónde vivas. El lugar al que pertenece tu corazón.

Y saber a dónde perteneces te ayuda a sonreír y encontrar tu camino.

Gracias a ello, hoy he vuelto a recordar mi barrio, me he acordado de un libro guardado en mi estantería y de la persona que lo compró (aunque no necesite un libro para ello), de un tatuaje en mi brazo izquierdo, de unas raíces, una simbología...

Por ello hoy os voy a hablar de la mitología del barrio que me vio crecer, al que vuelvo cada semana para visitar a dos personas vivas (mi abuelo y mi tata), y algunas veces a dos que se han ido pero que siempre estarán (mi abuela y mi padre) y que siempre viajan conmigo sin necesidad de acudir a un punto de reunión.


SEGUNDA ESTELA DE LOMBERA

Símbolos de adoración al sol y a las serpientes.

Hay varias estelas cántabras, entre ellas las de Lombera, (un barrio afincado en el municipio de “Los Corrales de Buelna”, mi barrio).

Una de esas tres estelas, la denominada “Segunda Estela de Lombera”, tiene aproximadamente 1’70 mts. de diámetro y su espesor es de 27 cms.

En la primera cara el elemento central es una cazoleta, rodeada de cuatro segmentos circulares y circundando todo el conjunto tres fajas concéntricas y equidistantes. Bordeando esta cara hay grabadas en simetría con el eje vertical, dos líneas de siete ondulaciones.


En la cara opuesta de esta estela, de las proximidades de la cazoleta central parten cinco flechas radiales, curvadas a derecha y lanceoladas en su extremidad. Todo el conjunto es circundado por una sola faja en bajo relieve. El canto lleva igualmente tallada una faja de unos siete centímetros de anchura.

 
Se dice que lo pueblos llamados celtas hacían sus cultos en las noches de plenilunio, siendo las más importantes las del solsticio de verano y las del equinoccio de invierno, pues eran éstos los días de adoración al Sol. 

Al cristianizarse todo culto pagano, en los lugares de adoración al sol se construyeron capillas en el lugar en el que los cántabros adoraban al sol ante sus imágenes (las estelas gigantes).

Sobre las estelas de Lombera, la ermita de San Cipriano.


De las tres, es la más conocida, de la que existe en el barrio una réplica en piedra tallada, a pocos metros de la parte trasera de mi casa familiar.

Grabadas también ambas partes en mi piel, como recuerdo del barrio en el que me críe y sobre un armario del salón, replica pequeña en madera, tallada por mi padre, comenzada por mí y terminada por él.

- A veces viene bien recordar, el corazón se alegra de ello, sonríe, encuentra el camino perdido. Cuando en estas fechas señaladas que se acercan, regrese de nuevo a mi barrio, me acordaré de las cosas importantes que me transmite, de la historia, la adoración a los astros, a la naturaleza y daré gracias a las estrellas por seguir parpadeando y mostrándome el camino verdadero.



*Información y texto provenientes del libro “Estelas de Cantabria” de Juan Manuel Díaz Ruiz, por lo que el texto en cursiva pertenece al autor. Libro que compró mi padre para conocer más de la historia, hace menos de un año y que ahora pertenece a mi estantería.

Si queréis saber más sobre los cultos celtas, su heliolatría y ofiolatría, sobre las estelas gigantes de Cantabria, y la mitología celta, os incito a comprar este libro o buscar información.



5 comentarios:

  1. Te he dicho que tengo alma celta? :)

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que descubrieras el blog de Dynara, nunca dejas de aprender cosas con ella ^ ^

    Tu entrada ha sido de lo más interesante, todo lo celta tiene mucho encanto para mí :)
    A veces es bueno recordar de donde venimos, aunque no todos los recuerdos sean felices.

    Un beso y pasa unas felices fiestas en compañía de los que quieres, y de la música y la lectura.

    ResponderEliminar
  3. Precioso, tengo que ver ese blog.
    Hoy vengo a desearte felices fiestas. Supongo que un poco cuesta arriba esta vez, pero con mucho, mucho cariño.
    Un beso enorme y sigue recordando tus estrellas.
    Feliz Navidad, con todo mi cariño, hoy no quiero firmarte como Mientrasleo.
    Silvia

    ResponderEliminar
  4. Que bonito recordar el origen de uno, yo tengo el corazón repartido entre tantos cachitos de geografia que a veces me sobrepasa la emoción.
    Lo de las iglesias y el culto al sol, me ha recordado a Santa Sofia de Estambul, como fue siendo símbolos de distintas religiones a lo largo de la historia. Y al final, si uno lo piensa fríamente, en el fondo estamos adorando lo mismo.

    ResponderEliminar
  5. Los restos de culturas celtas al norte de españa son una prueba intachable de lo que un dia fuimos. Siempre me resulto muy interesante esta cultura y mientras mis compañeros. De clase estaban obsesionados con dinosaurios o estrellas o mitologia griega a mi me dio por los celtas y su simbologia llena de secretos y culto a la madre naturaleza... me apunto ese libro y ese blog porque promete ser interesante...
    besotes ; )

    ResponderEliminar

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.