15 dic. 2011

Mala racha


Se acercan las navidades y no está siendo una buena época.

Estoy un poco alejada de estos mundos por diversos motivos, entre ellos, no puedo leer tanto como quisiera (de ahí que tarde en reseñar), no puedo escribir tanto como quisiera, por culpa de unos problemillas visuales, efectos de unos medicamentos.

Mi tensión en estos últimos meses, la ansiedad y la tristeza han ido haciendo de las suyas, y por más que he logrado hacerme la fuerte, han conseguido ganarme una partida, que no una batalla. Y las cefaleas se han vuelto un poco locas.

Cuando uno se traga las lágrimas y nos las expulsa, estás acaban lastimando.

Aunque pueda parecer fuerte en mis relatos, a veces no lo soy tanto, como todos supongo…Escribimos lo que deseamos, quizá algún día, la fuerza guerrillera y revolucionaria que alguien plantó en mi ADN logre salir y las cosas vayan mucho mejor. Igual que entre mis líneas.

Estoy en ello, y poco a poco iré poniendo a mis blogs, como se merecen.

Me gusta que lleve cuatro días sin actualizar Mi Sangre, y unos cuantos más DESHOJANDO MIS OCTUBRES y ya haya alguien que me echa de menos. ¡Eso quiere decir que mis palabras gustan!

Gracias Jane Eyre, gracias Veritas.

2 comentarios:

  1. Yo creía que estabas preparando otro relato publicable, de modo que estaba feliz esperando que germinase con poderío. Hay heridas que no cicatrizan nunca, y que a poco que se rocen vuelven a sangrar. La vida después de según qué cosas nunca vuelve a ser igual y es normal estar como tú estás, quienes más y quienes menos también lo estamos. Y bueno, a intentar pasar estas fechas como podamos, que es lo que toca.
    A mí también me gustaría dejar mucho tiempo mi blog sin actualizar, para corregir y ampliar escritos, pero imagino que no se conseguirá.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Los que ansiamos tus palabras sabemos esperar ;) Hay rachas malas, regulares, buenas y estupendásticas; rezaré a mis diosas las palabras para que esa ansiedad y esas cefaleas desaparezcan cuanto antes.

    Cuidate como si fueras el regalo más preciado que el mundo podría tener. Es la mejor forma de dar lo mejor de nostros mismos, de hacer sonreír a los qe nos quieren que también sufren con nuestras malas rachas...

    Besos ^^

    ResponderEliminar

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.