25 sept. 2013

REGALO DE CLARA PEÑALVER

Queridos Lectores de Mi Sangre Derramada!

Es un placer y un honor para mí, mostraros este pequeño relato que fue escrito por Clara Peñalver, y publicado en la Revista Killer Toons 2.0 Especial Terror.

El relato fue ilustrado por Miguel Ángel Cáceres, y este blog tiene el privilegio de exponerlo entre sus post.

Fue un regalo de Clara Peñalver a este blog, cuando hablé con la autora sobre el concurso de microrrelatos que organizaré a mediados de Octubre, para el sorteo de un ejemplar firmado de la Ninfa. Como todos los Bloguers que pertenecemos a la Blogtour.

(¡Recordad que somos 13 bloguers, y por lo tanto tendréis muchas oportunidades de conseguir vuestro ejemplar firmado por Clara, y además una copia del manuscrito, de ese primer borrador, impreso por la propia autora, con unas fichas fantásticas).

Para que os animéis a participar, Clara quiso regalarnos este pequeño relato, y mostraros que la inspiración aparece en cualquier lugar.

Aquí os muestro una lectura que no os dejará indiferentes.  ¡Cuidado con Pedrito!


“ESTA MUÑECA HUELE MAL, de Clara Peñalver

            A Pedrito le invadió de nuevo la tristeza, tintada intensamente de pereza. Siempre que su mamá entraba en su habitación y pronunciaba aquellas palabras, significaba que tendría que salir a buscar una muñeca nueva. Y eso no era lo peor. Lo realmente difícil era tirar la muñeca vieja.

            Sentía ganas de llorar. Además de la pérdida, mamá siempre acababa regañándole por mancharse la ropa mientras cortaba a su juguete en pequeños trocitos más fáciles de transportar.

            Pedrito siempre seguía los mismos pasos. Se había visto obligado a convertir en un juego ese momento tan duro para conseguir superar su tristeza pasajera. Las piernecitas, en pedacitos pequeños a una bolsa de color amarillo. Los bracitos, en pedacitos pequeños a una bolsa de color verde. El tronco, con esos bultos tan bonitos y tan gustosos al tacto, en pedacitos no tan pequeños a una bolsa de color azul. Y, finalmente, la cabecita a una bolsa de color negro. Esta última, era la única parte que, a veces, le ponía nervioso. Era la única parte de su muñeca que hacía ruido. Gritaba, suplicaba, lloraba… hasta que, llegado el momento, dejaba de hacerlo. Y por eso, la cabecita iba a una bolsa negra, porque ese color era el que menos le gustaba del mundo. Aunque, no toda la cabecita iba a la bolsa. Había un par de piezas que siempre conservaba: los ojitos. Desde siempre le habían encantado, y había decidido guardarlos como un tesoro en un pequeño congelador que mamá le regaló. A veces, al sacarlos de su agujerito, los ojos se estropeaban un poco. Pero eso le ocurría sobre todo al principio, cuando él aún no sabía sacarlos muy bien. Nadie le había enseñado a hacerlo.

Cuando hubo cortado su muñeca, y metido cada trocito en su bolsita, Pedrito dejó cada una de ellas en el sitio de costumbre: la verde, en la chimenea; la azul, en el río junto con unas cuantas piedras; la amarilla, para sus perros, hambrientos después de cinco días sin comer. Y la negra, como siempre, iba a un profundo agujero en lo alto del monte donde, si hacía ruido, no molestaría a nadie.
Tras todo aquel triste esfuerzo, la recompensa: Pedrito fue a buscar a su nueva muñeca. Era preciosa. La había estado observando durante semanas. La llamaban Isabel  y, al parecer, era peluquera.”




Como podéis ver tiene un aire muy tétrico. A mí personalmente me ha recordado a las películas de mi querido Rob Zombie, y al papel de “Otis B. Driftwood” en “La casa de los Mil Cadáveres” y “Los Renegados del Diablo”. 

Sii, soy una frikie de Rob; y si vosotros no sabéis quién es ese personaje o lo que hace. Mirad:

- Otis:



- Muñecos:



¿Qué os ha parecido el relato de Clara?

¡Espero que os haya gustado!


En apenas unos párrafos, Clara nos ha transmitido una historia que nos ayuda a conocer el desorden psicológico del personaje, sus gustos, sus muñecas...la aceptación de su madre...


Este es un claro ejemplo de que en poco espacio se pueden decir muchas cosas.

Ahora recordad las bases de mi concurso, e id preparando vuestras plumas...

- Moto, ninfa, asesino, brujeria...6 líneas...

2 comentarios:

  1. Ufff, el relato me ha dado mucha grima. Pero está muy bien llevado y se lee con facilidad. Muy bien elegidas esas palabras que le daban un toque cada vez más infantil (o inocente).

    Intento concentrarme para crear el relato, pero nada. Que no me viene nada. El lunes acabo de trabajar y tendré más tiempo libre así que a ver si surge.

    Besotes, guapa^^

    ResponderEliminar
  2. Sí que es tétrico, sí, como Otis y sus muñecos, no le conocía y no sé si quiero XD. También me ha gustado el enfoque infantil pero que te dejaba intuir la psicopatía de Pedrito... Es verdad que a veces no hace falta mucho espacio para contar muchas cosas!!! Un saludo!!!

    ResponderEliminar

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.