1 jun. 2012

ES DIFICIL...

Ver como una persona a la que quieres se va marchitando poco a poco...sin que puedas hacer nada por evitarlo...

Cosas de la edad...Ley de vida... -dicen todos.

Pero yo sé que desde hace casi un año, el abismo lo rodea. Lo sé porque ese abismo me abraza a mí cada día desde que me levanto por la mañana. Con la diferencia de que yo tengo 66 años menos.

Hemos rozado la sinrazón, cansados de hacernos preguntas que solo nosotros mismos podemos contestar. Recordando para aliviar el dolor, imaginando para sobrevivir.

En mi caso creando palabras para sentirme mejor desde que él no está, imaginando que sigue a mi lado.

Pero las heridas se abren, el corazón se arruga despacito, los miedos acechan...

Y entre suspiro y suspiro, al menos puedo dar las gracias por poder seguir teniéndolo cerca, de tú a tú. Al menos puedo tocarle, abrazarle, darle mimos...Y recordar mientras me veo reflejada en sus ojos, todos los buenos momentos que hemos vivido juntos, y los que nos quedan...Todo lo que me ha enseñado.

Aunque su corazón cada vez camine más lento, aunque la sangre se escarche dentro de sus venas. Aunque su mirada se pierda en la nada titubeante ante las tristezas que  lleva por dentro.

Se avecinan días duros para el corazón, tormentosos, tristes, y ayer pude verlo reflejado en su rostro. Porque a mí no me engaña. Al igual que él  tampoco lo hacía.

Puede que detrás de mis pupilas se refleje la misma tristeza, prefiero no detenerme demasiado a mirar.me en el espejo.

Lo que daría a veces por poder borrar el dolor que acecha a los corazones de las personas a las que quiero.

Si no es fácil para mí con 26, ¿alguien pensó que podría serlo para ti con 92, (93 en Agosto)?

Es difícil.

5 comentarios:

  1. Ohhh :( Qué tristeza transmiten tus palabras. Por mucho que nos digan que es ley de vida los humanos pensamos de forma egoísta, pensamos en que se nos va alguien importante para nosotros y en el dolor, sobre todo en el dolor. No quiero ni pensar en el día en el que a mi abuela le rodee el abismo. Me mareo.

    Un beso.
    Y ánimo!

    ResponderEliminar
  2. Es triste saber que son menos los días que quedan por delante que los se vivieron. Pero hay que hacer todo lo posible por llevarle una sonrisa, encerrar los miedos y las penas en una maleta antes de ir a verle. Contagiarle de entusiasmo, de amor por la vida, de amaneceres sabiendo que irán a verle, de atardeceres sabiendo que se le quiere.

    Hubo una persona a la que yo presentí irse muy despacito. Y pude hacer todo eso, a veces uno no sabe cómo pero lo hace. Esos momentos me alegro de todo lo que compartimos; porque todo lo que se comparte es eterno.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Es ley de vida, es muy fácil decirlo pero muy difícil sentirlo. Nadie con corazón puede decirlo cuando es a él a quien la perdida le acecha.

    Lamento que tengas que pasar por momentos tan oscuros. Disfruta todo lo que puedas de su compañía y transmitele valor y ganas de vivir. Siento no poder decirte nada mejor.


    Mil besos y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Siempre se dice que es Ley de vida porque así es, pero duele y mucho. Nunca es fácil despedirse de alguien, mucho menos de alguien tan cercano que hace que nuestro corazón atraviese lo que el tuyo está atravesando ahora.


    No puedo añadir mucho más, no hay palabras que apoyen más que este abrazo que te envío.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.