27 sept. 2011

¿OBSESIÓN O NECESIDAD?


Palabras alocadas van cobrando vida mientras mis dedos se deslizan sobre las teclas negras de un ordenador portátil cualquiera.

Hoy amanecí con fuerzas, con ganas de escribir, con ganas de continuar esa historia que guardo muy dentro de mí. 

Haciendo recuento de antiguos relatos, vuelvo a encontrar el norte, el norte de mi tierra, mis raíces, y eso me ayuda a tener claros mis objetivos. Mis pensamientos vuelven a colocarse donde siempre debieron estar, mis sentimientos van agrupándose ayudando a mi corazón a latir enloquecido.

Esta obsesión por escribir no es pura obsesión es necesidad. Una necesidad muy fuerte que siento dentro de mí y que no todos entienden. Me hace sentirme débil algunas veces, pero en su mayoría me hace sentirme fuerte.

Sé que escribir es lo único que soy. Es lo que regalo de mí a los demás para que me conozcan un poco, es lo que me regalo a mí misma para conocerme cuando me desconozco.

Me da igual si los demás no entienden esta pasión, si creen que estoy perdiendo el tiempo, si creen que debería emplearlo en algo mejor.

Algo que me ayuda a distraerme, que recompone los trocitos de mi corazón doloridos, que me ayuda a evadirme, a soñar despierta, a crear otros mundos donde siempre estoy contenta, a tener ansias de vivir, a querer luchar por hacer mis quimeras realidad, algo que me hace encontrarme a mí misma cuando me siento nadie, es algo que realmente merece la pena.

Al menos para mí.

Es una obsesión por practicar algo que me hace sentirme especial, valorada.

Y al fin y al cabo soy yo la primera que se tiene que valorar, soy yo la primera que se tiene que sentir bien en su interior, consigo misma, para poder estar bien con los demás.

Cuántos años desperdiciados sintiéndome nadie, cuando la respuesta a  lo que yo era la tenía tan cerca. 

Cuántos relatos sin sentido hablando de la pérdida de mi yo, cuando mi yo estaba siendo ejercitado.

Mi esencia es lo que soy. Soy cuando escribo. Yo soy mis palabras.

Es una necesidad de hablar en silencio, de hablar mediante la palabra escrita, es una necesidad vital porque cuando no escribo me siento inútil, me siento muerta. Y es que cuando no escribo estoy muerta, en vida pero muerta.

Y me da igual si hay quien no me entiende…mientras me entienda yo misma…

¿Obsesión o necesidad?

Ambas cosas.


Obsesiva por…
                                           Necesitada de…
                                                                                          La palabra escrita.

Palabra escrita…                                  Esencia…


Yo.

4 comentarios:

  1. Hola, me llamo Mai y soy adicta a la palabra escrita ;)

    ResponderEliminar
  2. Yo lo veo como una necesidad más que como una obsesión. Me gusta ponerme delante de la hoja en blanco y que mis ideas vayan tomando cuerpo.

    Yo también deseo que leas la novela. Estoy nerviosa porque cómo la aceptará la gente. Es mostrar algo muy íntimo de mí y me produce algo de ansiedad.

    ResponderEliminar
  3. ¿Obsesión o necesidad?, creo que en esto de escribir van parejas. No importa tanto quien gane, importa competir ;)
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Te entiendo demasiado bien. La palabra es pensamiento (aun siendo a veces inconsciente no deja de ser pensada) y el pensamiento es lo que somos, lo que nos hace únicos en este mundo plagado de seres humanos idénticos entre sí.

    "Pienso, luego existo" decía Descartes... Pienso (en palabras), luego existo.

    ResponderEliminar

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.