26 jul. 2011

HACER RECUENTO

En menos de una semana estaré pisando otros suelos, otras calles…

Estaré con los nervios destrozándome el estomago, con el corazón apresurado en sus latidos, con la sangre hirviendo a mil por hora y con mi mirada loca perdida de un lado para otro intentando retener cada nueva imagen…

Pero aún estoy aquí

Todavía no he llenado las maletas de ropa, aún tengo que pintarlas con rotulador negro para personalizarlas, aún tengo que preparar la lista de viaje para que no se nos olvide nada y lo que es más importante la lista de sueños…

Hoy, en esta tarde gris de gotitas finas de lluvia intermitente, es tiempo de hacer recuento.

Hacer recuento de un año más… de todo lo que ha pasado, de todo lo que he vivido, de todo lo que he sentido…

Hacer recuento de lo que he soñado y se ha hecho realidad, y de lo que aún sigue en la lista de ensoñaciones esperando su oportunidad.

Hacer recuento de todo lo que tengo, de las personas nuevas que he tenido el placer de conocer, de los sentimientos y las enseñanzas que me han transmitido…

Hacer recuento en un papel en blanco, para que al regresar de mi viaje pueda transcribir todo lo conocido y sentido para que esa lista siga en su aumento…es la única manera de ser consciente realmente de lo que me rodea, de lo que tengo, para esos momentos en los que me encuentro perdida, aferrarme a esa lista y poder sonreír…

Sé que a pesar de todo, aún me quedan muchos motivos para seguir deshaciéndome en sonrisas, me lo debo a mí misma y se lo debo también a las personas que me quieren…

Por ello antes de irme, voy a hacer recuento, voy a poner mis sentimientos en orden, para sentir que todo lo que dejo aquí está atado, para que a mi regreso no tenga cosas atrasadas que hacer.

Hoy pintaré las maletas, seguiré con mi novela, pondré una dirección en un sobre, y en su interior guardaré un regalo que recién terminé ayer y que pronto saldrá de Cantabria en busca de su destinaria…

Porque hoy es tiempo de hacer recuento, a partir de mañana todo serán prisas aceleradas, antesala de las vacaciones, despedidas de los familiares, últimos días con ellos…para partir con el corazón abierto y con la mano de mi amor apretándome fuerte sin lastres en la cabeza…

Hoy es tiempo de poner todo en su lugar.

Dentro de unos días ya me tocará tomarme litros de Tila para los nervios que siempre me producen las cosas nuevas, los sueños que se van cumpliendo, las ansías, las expectativas, lo desconocido, y el terror a ese cilindro con alas al que no me acabo de acostumbrar (la ida y vuelta a Italia no fue suficiente).

Hoy es tiempo de poner el corazón en orden para dar mis últimos pasos cántabros.


1 comentario:

  1. Haz recuento y disfruta filtrndo cada recuerdo como si fura arena cálida entre tus mano, haz recuento y atesora esos momentos, organizalos para, así, hacer huecoa estos nuevos momentos que te quedan por venir.
    Y dale una patada al miedo! porque aquí, ahora, eres lo que eres, siempre tú; y pase lo que pase, en el aire o en la tierra, en lo nuevo y en lo viejo, seguirás siendo tú para fortuna de quienes tenemos la fortuna del conocerte.
    Así que no temas.
    Un fuerte abrazo, Rebeca, se te echará de menos cuando estés por tierras del amigo Wallace.

    ResponderEliminar

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.