10 jul. 2011

PERMANECER DORMIDA...

Enlazo un libro con otro, una historia acaba con otra que comienza, un paisaje sombrío choca con otro rodeado de luz.

Enlazo un final con un comienzo nuevo y un nuevo comienzo con ese final que llegará con el suceder del tiempo al pasar las hojas.

Enlazo un libro con otro, devoro páginas, me sumerjo en nuevos tesoros desconocidos unas veces, añorados otras tantas…y cuando las nuevas adquisiciones van mermando hasta acabarse, comienzo a releer las viejas historias que un día me capturaron y me robaron el corazón…

Así mientras me hundo por los entresijos de las historias narradas en los libros no pienso, sólo me adentro en esos mundos, imagino y sueño…Así las heridas sangran menos…o yo percibo menos su sangre...

Y cuando quiero, dejo los libros a un lado para escribir el mío propio, doy vida a mis pensamientos, resucito a mis personajes, los disfrazo, los desnudo, para volverlos a disfrazar de cosas que serán unas veces y de otras que nunca serán más…

Y sigo en mi trasiego, en mi caminar, con las sombras acechando pero sin que lleguen a rozarme, porque a veces, caminar por otros mundos ayuda a olvidar…

Por eso quiero permanecer dormida, absorta en otros universos, y no sé si será bueno o será malo…pero es algo que desde hace tiempo me ayuda a sentirme mejor…

Cuando hay cosas que em duelen, cuando hay cosas que no me gustan, cuando mi alrededor me entristece...

Porque a veces permanecer dormida en la realidad, viajar a otros lugares, soñar e imaginar, es lo único que me ayuda a no derrumbarme…

Y entre página y página, oigo una voz, un susurro cantarín, y una sonrisa inunda mis labios, porque tengo amor, pero también tengo libros y sueños…

Y así voy superando los baches del camino, con una gran dosis de lectura y otra mucha más infinita de amor…De ese amor que todo lo puede, de ese amor que me hace sonreír cuando las lágrimas se suicidan por mis mejillas, que me hace sonreír cuando la sangre se me cristaliza, que me hace olvidar cuando más pienso, en ese justo momento en el que mi mirada comienza a perderse en el horizonte…justo entonces me salva del precipicio…

Tengo libros, tengo amor y por ahora sólo quiero leer, soñar, imaginar, escribir, seguir alimentando así mis ilusiones y sueños…para poder mirar por la ventana y no sentir miedo…para ver como la vida sigue su curso y no tener frío…

Porque ahora está lloviendo y tiene que seguir lloviendo, tiene que seguir cayendo la lluvia hasta que en la memoria los malos recuerdos sean menos…entonces quizá no me escueza la amagura dentro del corazón cuando observe, cuando mire por la ventana, cuando abra mi agenda marrón y divise el nacimiento de un nuevo día en el calendario, cuando recuerde las noches que fueron noches y los días que nacieron y murieron…

Enlazo unos libros con otros…busco desesperada los que quiero leer y no encuentro…escribo el mío propio…imagino, sueño, leo, escribo, imagino, sueño…y permanezco dormida en esta realidad a la que no quiero mirar a los ojos…

Quien evita el peligro, evita el sufrimiento…y sufrir no quiero...

Quiero permanecer dormida y despertarme únicamente para amar, leer, conocer, escribir…y soñar...

Quiero permanecer dormida ante esta realidad a la que no quiero mirar a los ojos...hasta que llegue el día en el que la pueda divisar fijamente y logre destruirla con tan solo una de esas miradas penetrantes, una de esas que a mí siempre me hicieron temblar...

Ese día no habrá más miedos...mientras tanto...quien evita el peligro...


+Ayer viaje a Santander, nuevas adquisiciones:

-Al sur de la frontera, al oeste del sol, de Haruki Murakami (por fin en mis manos...no me lo puedo creer).
-Canción de Hielo y Fuego, volumen 1: Juego de tronos; de George R.R.Martin.
-La Estrella, de Javier Araguz e Isabel Hierro.

Me quedé con ganas de "Tempus Fugit: Ladrones de almas" de Javier Ruescas (que me pasa lo mismo que con "La Casa del Torreón" de Isabel del Río, y "El dueño de las Sombras" de Care Santos...no los encuentro...mi último recurso la casa del libro...pero el de Javier sólo le hay en catalán...Arggg...esto de llegar a los libros siempre mal y tarde...)

En mis manos por unos instantes...haciéndome dudar..."El quinto mago" de Francesc Miralles y "Jane Eyre" de Charlotte Brontë (me acordé de mi alma telepática...otro más de los presentes en La Gramática del Amor xD).

Y "La Muerte de Venus" de Care Santos, "Rimas y Leyendas de Bécquer (recomendación de Rafa) y "Ana Karenina" de Tolstói (otro de la gramática)...estuvieron ahí acechando...diciéndome ¡cómprame!, ¡cómprame!, pero...

Por no hablar de Claudia Gray y sus Medianoche...Adicción...

La lista de libros va en aumento vertiginoso, tacho uno recién adquirido y se multiplican...xD

2 comentarios:

  1. ¿Dormida? Yo creo, más bien, que estás muy despierta.
    Hay mucha gente dormida en la vida. Dormida y gris... pero tú. Tú no. Tú vives. Estás despierta. Estás en otro universo :)

    Ay, mi querida Jane. Ojalá algún día le hagas un hueco. Me encanta <3

    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Te envidio, cuando algo me obsesiona solo puedo escribir. Soy incapaz de concentrarme en las letras que no se forman quietas al fondo de mi cerebro. Es terrible querer leer para evadirse y no conseguirlo, no querer escribir y no dejar de hacerlo. Es una suerte poder leer, porque al hacerlo uno deja de lado aquello que le obsesiona.

    Las recuperaciones son lentas, pero los días pasan y todo lo malo se va quedando atrás enlazando unos libros con otros…buscando lo que se quiere leer, escribiendo libros propios...imaginando, soñando, leyendo, escribiendo...el cuerpo se da una tregua y las heridas empiezan a curarse con lentitud. Esa lentitud que jamás podrá ser conformidad.
    Un beso

    ResponderEliminar

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.