7 jul. 2011

LA FUGA

Ya he comenzado anoche el libro “La Fuga” de Carmen Domingo. Y voy concretamente 99 páginas.
 
Desde la primera hasta la que llevo leída, la historia me está pareciendo fascinante. Sé que haré reseña al finalizar y lo haré más que por la reseña en sí, como un tributo a todas aquellas personas que estuvieron prisioneras en “El Fuerte de San Cristóbal”, en el Monte Ezkaba (Navarra), aquellas que fueron fusiladas, aquellas que escaparon y murieron en el camino y a los pocos que lograron sobrevivir después de la fuga…

Cada día avanzo un poco más en mi camino hacia el descubrimiento de una historia que me da de lleno, que siento muy cerca debido a mis antecesores…

Soy consciente de la crueldad vivida y sin embargo sigo sin poder entender la barbarie, esas ansias de superioridad, de desprecio hacia personas tan sólo por tener una ideología diferente…soy incapaz de entender cómo se puede jugar con la vida de otras personas y encima mofarse de ellas.

Como en medio de la noche de la prisión, iban a buscar a ciertos prisioneros y les decían que ya eran libres, que salieran de la celda que ya podían irse con sus familias, alimentar así sus esperanzas, para después una vez en el patio llenarles de pólvora la cabeza entre risotadas.

Sigo sin entender como fue posible que asesinaran de esa manera a un pueblo.

No sé si será que soy demasiado ingenua o demasiado sensible para no entenderlo.

Lo único que sé, es que mientras tenga voz y pueda mover mis manos para escribir, siempre alzaré mi garganta para que no se olvide la historia vivida. Desenterraré la historia para que los que vengan detrás la conozcan. 

Porque hay quien lucho por la libertad y gracias a ello hoy yo vivo con libertad. Y eso no se debe olvidar nunca.

Porque hay quien luchó por unos derechos y por una enseñanza para todos, y gracias a ello yo sé leer, escribir, y cada día amplío mis conocimientos haciendo uso de ambas para crecer.

Y quiero seguir avanzando en mis conocimientos, ahorraré y también me compraré un libro de mayor número de páginas, 'El Holocausto español. Odio y exterminio en la Guerra Civil y después' (Ed. Debate); del cual se habla en este enlace, de un periódico cántabro, cuyo ejemplar impreso tengo en mi poder para documentarme…


Porque quiero conocer la historia, para hacer uso de ella y no cometer viejos errores.

Porque no me importan los políticos, sino los hombres, los hombres de a pie, los que soñaban con comprar ganado, una casa y formar una familia con la persona a la que amaban y que por su ideología fueron asesinados, dejando un vacío generacional a su paso.

La vida es algo que nadie tiene el derecho de arrebatar.

Que nadie olvide SU historia, porque es lo único que tenemos...la que nos dejan nuestras familias y las que nosotros mismos creamos día día...

Que queden siempre libros como éste que destapen los sucesos -que muchos desconocen-, y música que ponga eco a esas vidas arrancadas…

Que esas muertes de otra época no queden en el olvido...

“Sin ventanas y sin puertas, el pasado se condena” (Barricada).


+Banda sonora: LA TIERRA ESTÁ SORDA del grupo BARRICADA.


Videos relacionados con el libro:


-La canción 22 de Mayo, que hace referencia a esa Fuga del Penal de San Cristóbal, presente en el disco mencionado anteriormente.




-Videoclip de Barricada de la canción “Por La Libertad” (cantada por el Boni), en la que se puede ver el cementerio de las botellas, que quien ha leído esa parte del libro sabrá, que al enterrar a los muertos en el penal, por enfermedad o fusilados, sus propios camaradas a escondidas, ponían sus nombres en botellas que colocaban junto a sus piernas, para que si un día eran desenterrados al menos se conociesen sus nombres…




-Carmen Domingo junto a Enrique Villareal (Barricada) en la presentación del libro.


Canción “Pétalos”, (en honor a las 13 rosas)


1 comentario:

  1. La guerra bestializa al ser humano, lo devuelve a su estado animal, porque no hay nada como el miedo para perder la conciencia, lo poco que nos convierte en seres pensantes.
    Sólo podemos recordar los errores del pasado y tratar de vivir sin interferencias, sin estudiar las creencias ni la ideología del prójimo y preocupándonos tan sólo de las nuestras. Sólo así, desde la tolerancia y el respeto mutuos podremos optar a un mundo en el que sea deseable vivir.
    Un fuerte abrazo.

    PD Ya te he enganchao en el otro blog, en cuando vuelva prometo comentar y volver a ser yo. Y gracias por tus ánimos ^^

    ResponderEliminar

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.