9 jun. 2011

HABITACIONES CERRADAS

Cada familia es un mundo distinto. Todas las familias tienen sus secretos, sus propias historias.

Sucede que a veces nosotros mismos no llegamos a ser conscientes de lo que verdaderamente se esconde detrás de nuestro apellido. Tendemos tanto a vivir el presente que desconocemos lo que nuestros antepasados han vivido primero. 

Olvidamos que gracias a lo que ellos han sido y vivido, somos nosotros. Y cuando nos dejan a veces titubeamos, nos sentimos perdidos sin saber hacia dónde caminar porque desconocemos ciertos caminos.

En "Habitaciones Cerradas", (novela ambientada en el Paseo de Gracia de la Barcelona del siglo XIX, en la época de los cambios y las transformaciones, de los Grandes Almacenes El Siglo, y en la época actual); la escritora Care Santos, nos narra la historia de la Familia LAX. 

Nos narra todos los entresijos familiares, sus sentimientos, su forma de pensar, sus vivencias y aventuras, la existencia de habitaciones cerradas que esconden secretos y de puertas a otros mundos que aunque no estén visibles están y estarán.

Nos muestra también que incluso a veces nos parecemos más de lo que pensamos. Y es que al fin y al cabo llevamos la misma sangre y eso nos une. No somos tan distintos, aunque nos dejemos la piel en ser diferentes a nuestros predecesores.

Cada familia tiene su propio legado y ese legado pasa de generación en generación, es inevitable.

Debemos ser conscientes de que no somos nadie sin ese legado. Debemos ser inteligentes y saber bien de dónde venimos y a dónde vamos, para poder dejar algo al marcharnos.

Esta es una novela para reflexionar lo que somos, lo que son cada uno de los miembros de nuestra familia, lo que nos dejan y lo que algún día dejaremos nosotros.

Nadie se va del todo, pero para que no se vayan primero hay que conocerlos, después quererlos y aceptarlos, y por último…recordarlos…

“…pero por las noches reinaba en las estancias un silencio sobrecogedor. El silencio que dejan los ausentes cuando aún hay quien piensa en ellos a todas horas…”

Nadie se va del todo.

Si quieres sumergirte en los secretos de la familia Lax, conocer la Barcelona de tiempos pasados y sus rincones, otras mentalidades, otras personalidades, personajes históricos reales y otros muchos ficticios. Si quieres viajar en el tiempo, no dudes en hacerlo con “Habitaciones Cerradas”, de la gran mano de Care Santos.


*Fragmento en negrita, extraído de la novela, porque me impactó demasiado al leerlo hace meses, y ahora en estos momentos de mi vida me paraliza la sangre.



2 comentarios:

  1. Tal y como decía Miguel Hernández: "Besándonos nosotros, se besan los primeros pobladores del planeta". Porque sí, ese legado es importante, con sus luces y sus sombras, con sus rincones y sus espacios abiertos: no dejamos de ser un proyecto de nuestros padres, arquitectos de la persona que ahora somos, y a su vez de sus padres, y sus abuelos, y de los padres de estos.
    Un besazo, Rebeca, echaré un ojo al título que nos recomiendas ^_^

    ResponderEliminar
  2. Es tremenda esa soledad de quienes ya no están. Tremendo que en ese silencio hablen más que nunca.Buscar el equilibrio entre el ayer y el ahora. Pero lo mejor que se puede hacer por ellos es buscarles un hueco en el que seguir siendo de otra manera. Un lugar donde la pena deje un espacio para la alegría de llevarles dentro. Por siempre. Porque la muerte no es más que un pensamiento.

    Algún día leeré habitaciones cerradas. Quiero leer mucho y en estos momentos creo que yo no escojo los libros que leo, sino que son los libros quienes me eligen a mí. Puedo con pocos.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.