4 may. 2011

DESENMARAÑANDO PENSAMIENTOS

Desenmarañando los pensamientos enmarañados en la tela de araña que se aferra a mi piel, esas divagaciones humedecidas por los miedos que siempre aparecen a cada día vivido, miedos ahora obsoletos pero que permanecen, recientes miedos, locuras empapadas de esos sueños desvanecidos cuyas ruinas siguen acechando a cada pulsación.

Deshaciendo esos pensamientos impregnados por los contratiempos que aparecen cuando todo parece ir bien, que beben de las soledades y de las tristezas que siempre caminan conmigo esperando su momento, aunque la luz de mi mirada no deje de brillar.

Aquí estoy una vez más, sentada en el tejado de mi alma, con los ojos perdidos en la línea que separa el cielo de la tierra, suspirando suspiros huecos, removiendo las cenizas de mi corazón, agitándolas, deshaciéndolas…¿quién sabe?, quizá el viento del norte sople tan fuerte como acostumbra y se lleve con su traqueteo todos los malos pensamientos.

Pero estoy aquí, con el sol acariciando mi piel, y las cenizas intactas, el viento sin soplar, y ya me cansé de esperar sin obtener nada...los minutos siguen su curso, las horas siguen su camino, los días igual…y las cenizas de todo lo vivido que no merece la pena recordar, aquí, menos enmarañadas, más diluidas, pero aquí.

Y me da igual si el viento no sopla, si el sol sigue calentando la piel hasta hacerla sudar, me da lo mismo que los miedos ahoguen fuerte, me da igual todo, hoy voy a ser fuerte, voy a deshacerme de una vez por todas, de esa tela de araña gris, voy a mirar al horizonte y voy a sonreír, voy a pensar en mis sueños, en mi futuro, en mi presente, voy a sonreír…y con mi mano derecha las cogeré todas…

Cogeré todas las cenizas, las agarraré con fuerza para que no se me escurran entre mis dedos, abriré mi puño y las dejaré irse, y soplaré, soplaré hasta que se esfumen, si el viento del norte no quiere soplar, soplaré yo…

Porque a veces, hay lluvia en nuestra sangre, y es difícil deshacerse de ella cuando llueve a través de la ventana, pero sin embargo cuando sale el sol, y logramos encontrar una sonrisa que nos haga sonreír, y logramos encontrar los recuerdos que nos hacen felices, entonces el sol de una nueva mañana seca todas las lágrimas.

Porque a veces, cuando unas líneas se atascan, no es por falta de inspiración, es porque hay líneas para todos los momentos, y no todos los momentos son buenos para escribir determinadas palabras, por más que queramos…

La cuestión está en reinventarse, tarde o temprano reinventarse, “porque no sólo es respirar, es vivir” (como dice la canción), sin esperar, para ahogar los malos pensamientos, los malos recuerdos junto con los miedos.

Hay que luchar sin esperar a que el viento sople a favor (como dice otra canción).

Hoy seré mi propio viento, soplaré, me volveré a reinventar.

Porque la vida es menos puta si tenemos a nuestr@ cenicient@ al lado (como dice una canción).



+Banda sonora de hoy:

- “No sólo respirar”, del grupo cántabro ‘La Fuga’, (cuando eran ‘La Fuga’, con Raúl Gutiérrez a la voz, y Adolfo Garmendia a la guitarra, ahora ya no es La Fuga aunque lleven el nombre…)



- “Mi cenicienta”, del grupo cántabro “Rulo y La Contrabanda” (proyecto del ex-cantante, bajista y compositor de La Fuga, Raúl Gutiérrez, Rulo).





-“El viento a favor” del gran Enrique Bunbury:



3 comentarios:

  1. Me gusta la doble aliteración del principio, la de desenmarañados-enmarañados-araña y la de humedecidos-miedos, me parece una forma aplastante de empezar un relato, da un tono, una música labial pero rechinante, que ya te acompaña hasta el final.
    Me sigue encantando la facilidad que tienes a la hora de manejar imágenes y evocar sentimientos en el lector con ellas. Me he sentido como si estuviera mirando una secuencia de estampas en movimiento, de paisajes acompañados de melodía; una melodía que, a su vez, ha acompañado a la luz del sol que, poco a poco, al ritmo de tus palabras, ha ido invadiendo la escena.
    En serio, tienes un don, no lo desperdicies nunca.

    Un fuerte abrazo, Rebeca, y gracias por los ánimos,

    Rafa

    ResponderEliminar
  2. "Y si el viento no sopla, lo haré yo". Esa frase define que eres valiente porque luchas por lo que quieres. Que no te rindes cuando las adversidades deciden mostrar su falsa cara y sobre todo Keka, que eres poesía pura y dura. Coger todas tus entradas y leerlas bajo las estrellas es transportarte a soñar. Un beso muy fuerte, felicidades por el blog!!

    ResponderEliminar
  3. Hay que reinventarse... Me ha gustado mucho esa frase! Como siempre, genial :)

    ResponderEliminar

Los comentarios de carácter ofensivo o spam, serán eliminados de este espacio automáticamente. Se ruega respeto y educación.