31 may. 2011

LA NIEVE NEGRA

*Inspirado en la portada y sinopsis (sin leer la novela) de Retrum 2: LA NIEVE NEGRA, de Francesc Miralles.


Ante nuestros ojos, la nieve dejará de ser blanca, su pureza se irá difuminando hasta convertirse en pequeños charcos de agua contaminada, de agua sucia, manchada por la huella de unas botas desgastadas, cuya dueña ha decidido abandonar la poca inocencia que la caracterizaba, para convertirse en un alma negra, fría como un iceberg…
 
Su corazón se ha roto en mil pedazos, por ello la nieve perderá su brillo incandescente y se convertirá en pequeños fragmentos de hielo color azabache, al igual que su corazón congelado…

Ahora la nieve será negra, negra, al igual que la sangre que camina por sus venas, al igual que el brillo de su mirada, al igual que todas y cada una de sus lágrimas derramadas… 

Negra, al igual que la rabia, la ira y el dolor acumulado, que la han transformado en una nueva mujer…

Y es que el amor con su fuerza arrolladora, puede cambiar nuestra vida, puede cambiar nuestro interior, puede hacernos ser lo que nunca hubiéramos imaginado ser; pero cuando el amor no es correspondido, ese sentimiento de vacío que nos produce el no tener a nuestro lado a la persona a la que amamos, puede transportarnos a otro mundo, tan cruel, tan feroz, tan distinto…

Y entonces nuestros sueños se disfrazan de pesadillas, nuestra alma se siente despedazada, traicionada, humillada, nos sentimos muertos en vida… 

Y una angustia nos invade, apretándonos fuertemente el pecho, asfixiando nuestros pulmones y sentimos que nuestros pies se derrumban, al igual que nuestras ganas de vivir...

Y entonces sólo divisamos en el horizonte dos opciones…

Llorar, sentir que morimos un poco más a cada segundo que transcurre en el reloj, arrancarnos el corazón, limpiarlo, besarlo, mimarlo, para volver a colocarlo tras nuestro pecho, para volver a resurgir de nuestras propias cenizas y convertirnos en un nuevo ser…

O por el contrario…liberarnos de todo el dolor que sentimos, expulsarlo fuera de nosotros, dejar de llorar, secar nuestros llantos y jurarnos que jamás volveremos a sollozar ni por nada ni por nadie, extirparnos nuestro corazón, contemplarlo, escupirlo, lanzarlo al suelo y pisotearlo, recordando a cada pisotón el daño que sentimos al ver cómo la persona a la que creíamos amar jugó con nuestros sentimientos, los arrugó y los deshizo en centenar de pedacitos…

Secar nuestros llantos y luchar por hacer de nuestros sueños la pesadilla de los demás…


Y la nieve será negra, al igual que su alma, porque se convirtió por culpa del amor en la reina de las sombras. Y entre las tinieblas caminará su venganza…su ser jamás volverá a ser lo que era… 

¿O será que su ser siempre fue gris y nadie se dio cuenta, o será que ella siempre fue así y no fue capaz de divisar su propia realidad al sostenerla entre sus manos…?

A su caminar la oscuridad se tornará eterna, la lluvia empañará los cristales de pequeñas gotas de agua turbia, el frío regresará para no marcharse jamás, no habrá primaveras, ni veranos, ni otoños, únicamente permanecerán continuos inviernos perennes, la niebla lo cubrirá todo con su hiriente escarcha…

Los muertos llorarán y los vivos desearán no estarlo…

Bajo el brillo de la luna llena camina una mujer de pelo color oro, de piel pálida, de ojeras y labios negros, de ropa oscura, un ser inerte, cruel, despiadado, sin corazón…y el mal se derramará a cada suspiro de su aliento tibio, a cada chasquido de su sangre convertida en trozos de cristal…

Los muertos llorarán y los vivos desearán no estarlo…y la nieve…

La nieve será negra, negra como las sombras, negra como la oscuridad profunda de la noche…






LA GRAMÁTICA DEL AMOR

-Unas pequeñas palabras dedicadas a una novela fantástica. 


No amamos cuando queremos sino cuando nos lo dicta el corazón.

Cuando nuestra cabeza deja de pensar para únicamente volar, cuando los nervios afloran como mariposas en nuestro estómago, cuando nuestra sangre hierve alocada, cuando nuestras mejillas se sonrojan por más pálida que sea nuestra piel al ver a determinada persona, es ahí cuando nos damos cuenta de que nos hemos enamorado.

Y entonces nuestra única felicidad es estar junto a la persona que nuestro corazón ha elegido. Pasar el mayor tiempo posible a su lado. Pero sucede que a veces la persona elegida no nos escoge a nosotros o la persona que nos elige no es la que nosotros quisiéramos. Se pueden dar muchos casos diferentes.

Lo único claro es que todos somos capaces de amar y a la vez todos somos inexpertos en el arte de amar. 

Amamos sin saber cuál es el camino correcto, tropezamos una y mil veces en el mismo error y no aprendemos, intentamos dar lo mejor de nosotros mismos, a veces nos sale bien y otras veces fracasamos al acelerarnos. Y es que el amor de verdad requiere mucha paciencia, mucho trabajo, requiere que luchemos cada día sin confundir el camino, siguiendo adelante en nuestros pasos.

Estaría bien que alguien nos enseñara -así como nos enseñan diferentes asignaturas en nuestra etapa escolar-, el arte de amar, que nos enseñaran que cuando se ama unas veces se sufre, otras veces se es feliz y en algunos casos un poco de lo primero y mucho de lo segundo. Porque la vida nunca es un camino de rosas sin espinas.

El amor no es fácil, pero es un bello camino a recorrer.

Estaría bien estudiar la gramática del amor, una gramática que nos ayudase a entender el amor desde diferentes perspectivas. Ahora lo podemos hacer gracias a  Rocío Carmona y su novela titulada “LA GRAMÁTICA DEL AMOR”, donde podemos aprender junto a su protagonista Irene.

A ella, su profesor Hugues le enseña la gramática del amor de la mano de grandes autores de la literatura, y Rocío nos enseña a nosotros con sus líneas que para saber amar hay que vivir, ser valientes, ser capaces de levantarnos al tropezar, dejar los orgullos y prejuicios a un lado, y vivir, vivir a pleno pulmón, vivir con el corazón.

Porque como bien se puede leer en la contraportada de la novela “La gramática del amor, se estudia con el corazón. Pero sólo hay una forma de superar el examen: Vivir”.

Sumérgete en la historia de Irene y al finalizar entenderás mejor el amor, lo valorarás mucho más, entenderás que el amor te cambia la vida, porque te cambia como persona. No somos las mismas personas cuando amamos, el amor nos hace verlo todo distinto, nos hace ver el mundo a través de los ojos de la persona a la que amamos, sólo el amor es capaz de cambiar la aplastante realidad.

Sumérgete en la historia de Irene y puede que en el camino te identifiques con ella, con sus sentimientos, con su sufrimiento, si es así es que eres capaz de amar y vas en el camino correcto, porque estarás viviendo otra vida y siendo partícipe de ella.

Aprende “La Gramática del Amor” junto a Rocío Carmona, Irene, el profesor Hugues, el resto de personajes de esta maravillosa novela y grandes escritores como Haruki Murakami (Al sur de la frontera, al oeste del sol), Jane Austen (Orgullo y prejuicio), Stefan Zweig (Carta de una desconocida), León Tolstói (Ana Karenina), Johann Wolfgang von Goethe (Las desventuras del joven Werther), Charlotte Brönte (Jane Eyre) y Gabriel García Márquez (El amor en los tiempos del cólera).

Grandes de la literatura, grandes de la música, aprendizaje, lágrimas, Cupido y sus flechas no siempre acertadas, triángulos personales, celos, el valor de las cosas sencillas, el valor de la amistad, amor, esperanza, vida, amor, amor y mucho amor. Todo en un mismo libro.


30 may. 2011

CHICA EN EL TEJADO

Las lágrimas se deslizan por mi rostro, dentro de mi cabeza miles de pensamientos se agolpan buscando respuestas a preguntas que sólo yo puedo contestar…

Intento encontrar mi camino, intento dar sentido a mi vida, intento no sentirme tan perdida, pero me cuesta…

Y viendo el mundo desde aquí arriba, me es inevitable no sentirme pequeñita…Y en susurros le pregunto al viento: ¿quién soy?  y el eco del silencio lo dice todo…

Sé que la respuesta se esconde dentro de mi corazón, pero hoy me siento incapaz de encontrarla, no tengo fuerzas para rebuscar en las cenizas de mi interior. Mi verdadera esencia permanece enmarañada en la tela de araña de mi alma, dónde se encuentran atrapados mis defectos y mis virtudes, mi pasado y mi presente, mis sueños, y mis realidades…

Pero no tengo fuerzas, me siento débil. Hoy sólo me apetece llorar, llorar hasta desangrarme, quizá mañana me vuelva a subir al tejado y las respuestas estén a flor de piel queriendo brotar al primer susurro de mis labios, quizá mañana sea otro día y la melancolía y la tristeza no me impidan ver el color de la vida…

Quizá mañana estas mismas palomas que hoy me acompañan, me murmuren al oído las respuestas que necesito, haciendo eco de las palabras que nazcan de mi corazón…Hoy sólo quieren divertirse jugando entre mi pelo enredado, revolviéndolo aún más…

Como si no me sintiese demasiado enmarañada ya…

Quizá mañana, me suba al tejado y dentro de mi sangre me sienta tan grande, que desde aquí arriba el mundo a través de mis ojos se vea muy pequeñito…quizá… ¿quién sabe?

Mientras el viento revolotea, yo permaneceré aquí…con la mirada perdida en el horizonte, llorando lágrimas saladas de roja sangre…

Pensamientos…

Lágrimas ensangrentadas…



Otra foto del libro de tattoos, más palabras sin sentido...

29 may. 2011

F. C. BARCELONA

Que siempre permanezcan las cosas sencillas para hacernos felices.

Un simple partido de futbol, una final de campeones, dos equipos, uno de ellos que sientes como tuyo, un buen juego, un paquete de pipas y una botella de agua…y la felicidad se balancea entre el aire de un salón cualquiera.

Ya no te sientes tan sola…

Ayer reí, grité, vibré, aplaudí, me cabreé con los balones que no entraban, chapurreé un himno a media voz, me besé el escudo de mi camiseta de XAVI comprada en mi viaje a Barcelona en la BOTICA del Camp Nou, sentí a mi piel erizarse, lloré…

Y todo en el tiempo que dura un partido de fútbol.

¿Quién dijo que las sensaciones no se pueden obtener de las cosas sencillas? Sencillas pero no por ello carentes de calidad.

Sabía que las lágrimas de cuando era pequeña de rabia e impotencia por perder, darían su fruto algún día, algún día lloraría al conseguir triunfos, y así ha sido. Una vez más.

Tengo el placer de ser seguidora de un equipo de fútbol, que aparte de ser un buen equipo, son un grupo de grandes personas, (gracias por el detalle con Abidal), desde el entrenador hasta el último jugador suplente. Y eso me hace sentirme más orgullosa aún.

No importa perder, mientras se sepa perder, no es imprescindible ganar, aunque a todos nos guste ganar en todos los aspectos de nuestra vida, lo que SI es imprescindible es ser buenas personas.

Buenas personas y buenos jugadores, y demostrar ambas cosas en el terreno de juego.

Gracias a Pep, gracias a todos los jugadores del F.C. Barcelona, por un espectáculo como el de ayer noche, gracias a un club que siempre nos hace vibrar de emoción, ¡més que un club!, gracias por la deportividad, por la elegancia y la inteligencia, y el juego extraordinario.

Desde Cantabria con Barcelona en el corazón, hoy nos toca disfrutar de la celebración.

Así como la música une, el fútbol también.

Para todos aquellos que se sientan campeones hoy, la mejor voz del planeta (Freddy Mercury)

QUEEN_WE ARE THE CHAMPIONS



 Que siempre permanezcan las cosas sencillas para hacernos felices.

28 may. 2011

MÚSICA

La música es un bálsamo que cicatriza las viejas heridas, te ayuda a olvidar los malos momentos y a recordar los buenos con tan sólo escuchar una dulce melodía.

La música resucita a aquellos que se sienten muertos.

Es tan curiosa la música que hace que nos acordemos de la canción que sonó durante un momento determinado y sin embargo somos incapaces de recordar las palabras que se dijeron los labios, porque las palabras se las suelen llevar siempre el viento del olvido y el paso inevitable del tiempo.

La música es arte, es sentimiento, es corazón y sangre latiendo al mismo tiempo.

La música une a distintas personas con diferentes personalidades, las hace confraternizar, las hace cantar a un mismo tono, a una misma voz sin que importen las diferencias.

La música son sueños. Sueños que se están haciendo realidad en el momento de disfrutarla, sueños nuevos que nacen y viejos sueños que resurgen firmes y orgullosos.

La música es nuestra distracción, nuestra pasión, la banda sonora de los sentimientos albergados en nuestro alma y en nuestro corazón, la música es la banda sonora de nuestras vidas, vida cuyos momentos recordamos enmarcados en melodías.

La música convierte nuestras tardes grises en tardes de sol, nuestras noches en soledad en un refugio de abrazos tiernos invisibles, nuestras noches acompañados en una experiencia inolvidable. 

La música ayuda a volar, a ser feliz, a sonreír, a llorar de alegría.

La música ayuda a sentir, a desangrarse en gestos, a deshacerse en miradas de complicidad.

La música hace que nos cantemos al oído nuevos sueños. 

Que nunca nos falte la música.

*Ayer regresamos de nuestra noche de concierto ilusionados, contentos, agotados pero felices. Con 4 púas (una de A.Bernardini, otra de Carlos Escobedo y dos de Jorge Escobedo; las tres últimas entregadas en mano).

Ayer regresamos con un montón de fotos, pero una será inolvidable, la de ésta que os escribe, con el cantante de Sôber: Carlos Escobedo, 5 minutos después de tocar y sin cambiarse de ropa, más atento y amable no se puede ser. 

Mil gracias a Sôber por una noche de sueños magnífica.

SUPERBIA

Resuelve la ecuación, mirando hacia el futuro
Sagrada impunidad que hoy pende de un hilo
El cuerpo siempre será un envoltorio a tirar
Eterna la juventud, poderosa identidad

identidad...

Quizá la avaricia de la raza humana hará que todo se pierda
Tal vez la caricia de la destrucción nos hará reflexionar
Se nos acaba el tiempo, ya presionaron el botón de la cuenta atrás
Se agotarán las almas y nos condensarán el corazón

Gotas de sudor ancestros derramaron,
por un mundo mejor, por un ambiente claro,
como los rayos de luz que tiñen el horizonte,
como las voces que a ti jamás hará que te importe

importe...

Quizá la avaricia de la raza humana hará que todo se pierda
Tal vez la caricia de la destrucción nos hará reflexionar
Se nos acaba el tiempo, ya presionaron el botón de la cuenta atrás
Se agotarán las almas y nos condensarán el corazón.

SÔBER



27 may. 2011

NO SÓLO LLUVIA

Tras el cristal una chica de ojos marrones, tez pálida y pelo color negro azabache.

Adolescente de sonrisas invisibles y de mirada perdida en el horizonte.

Mirada que desprende una tristeza tibia similar a la producida por la melancolía de esas pequeñas gotas líquidas que espolvorean las nubes.

Tras sus pupilas las puertas a un mundo interior que pocos son capaces de cruzar.

Mundo de cielo sin sol, sin luna, sin estrellas, de caminos tortuosos, de baldosas grises desgastadas, de bosques de naturaleza muerta y cementerio de versos olvidados.

Mundo de tinieblas y oscuridad, de lagos kilómetricos de agua estancada, de pozos oscuros de lágrimas amargas, de nieve bajo las botas al caminar.

Tras sus pupilas las puertas a un mundo interior que pocos quieren cruzar.

Mundo desordenado invadido por la sangre escarchada derramada, la lucha inacabada, los miedos paralizantes, las verdades que apuñalan, las palabras huecas sin significado, los silencios que ahogan en silencio, los sueños que permanecen dormidos en estado de coma, las heridas que vuelven a abrirse y que no quieren cicatrizar.

Mientras tanto las gotas de lluvia siguen su danza sobre el vidrio transparente de la ventana y el reflejo de otra silueta comienza a parpadear.

Mujer de mirada brillante, de sonrisas resplandecientes, de piel pálida tatuada, de ojos marrones y pelo color negro azabache.

Tras sus pupilas las puertas a un mundo interior que ella misma no deja de soñar.

Un mundo de cielo azul radiante, de rojo incandescente, de nubes blancas que emcapotan el mar con su caminar, de estrellas centelleantes y luna llena, un mundo de bosques infinitos con árboles frondosos, de baldosas rojas, moradas y negras, de lagos cristalinos, de pozos secos, de nieve bajo las botas al caminar.

Un mundo de sueños despiertos que gritan alborotando el silencio, de miedos que ayudan a crecer, de dudas resueltas por investigaciones históricas, de lucha comenzada, de heridas cerradas, de palabras que dicen todo sin decir nada, de verdades que ayudan a sonreír, de pasos firmes hacia adelante, de corazón rebelde y sangre caliente.

Mientras tanto las gotas de lluvia se suicidan por el cristal.

Así como la lluvia no es sólo lluvia.

Lluvia no es únicamente Lluvia.

También es Libertad.

26 may. 2011

LLUVIA

Lluvia…

Finas gotas de agua que golpean la persiana mientras duermes, en sueños consigues escuchar su leve traqueteo y antes de que despiertes ya están ahí, a tu lado, acompañándote.

Pequeñas gotas de agua que se precipitan por el cristal de la ventana mientras te enfrentas al blanco de la pantalla intentando escribir algo, su deslizamiento te inspira, su deslizamiento te arropa, te abriga.

Gotitas indefensas, que azotadas por el viento desde su viaje suicida desde el cielo se balancean entre el aire, desparramándose, disfrazando la atmósfera con su tela gris.

Lluvia, que da de beber a los campos, que humedece las hojas de los árboles y su tersa corteza impregnándolo todo de vida, lluvia que se desliza por los cristales de las ventanas y por las fachadas en un acto de querer permanecer sin caer al suelo, en un acto de rebeldía.

Lluvia tibia que aumenta los charcos y la posibilidad de que unas botas se paren a saltar justo en medio, sonriendo, lluvia que limpia las calles, que moja los rostros, que se cala en los huesos, que abriga la piel con sus frescas caricias...

Lluvia, que susurra, que enseña, que muestra.

Que susurra nuevos sueños, que enseña a ver nuevos horizontes tras ella, que muestra la sencillez de la naturaleza.

Lluvia, lo que es, y lo que podría ser.

Lluvia, lo que se es y lo que se podría llegar a ser teniéndola dentro del alma…

Lluvia, pequeñas gotitas de agua condensada, pequeñas lágrimas de las nubes...

Lluvia.

Delicada lluvia…

25 may. 2011

DEJAR HABLAR AL CORAZÓN

Hoy es tiempo de soñar, de vivir, de disfrutar, de seguir adelante, de dejar de pensar y dejarse llevar…

De dejarse llevar y balancearse como las hojas caducas de los árboles en otoño, cuando en el momento en el que suspiran sus últimos suspiros se balacean y bailan con el viento antes de llegar al suelo.

Así, así quiero balancearme yo hoy, pero no suspirando mis últimos alientos, sino el primero…el primero de un futuro que comienza ahora, mientras estoy escribiendo…

He decido dejar de pensar tanto las cosas y dejar hablar al corazón…

Dejar que mi corazón se exprese más, que cante, que ronque, que  sienta, que ame más y sin miedo, que necesite, que suspire, que grite y que luche por lo que quiera y que calle…

Y que calle y permanezca en silencio cuando crea que debe hacerlo…

Ya hablarán por él las manos mostrando sus gestos, escribiendo sus palabras en papel para que no se las lleve el viento, ya hablarán por él mis ojos deshaciéndose en miradas tiernas, ya hablarán por él mis labios susurrando sus sentimientos a media voz…

A partir de hoy, dejaré hablar más a mi corazón, intentando disfrutar, intentando beber de todo lo que me rodea.

Cuando la cabeza hierve atormentada por las tormentas, lo mejor es dejar hablar al corazón… 

Él sabe más de vivir a fuego ardiendo, sabe más de vivir apurando los segundos, sabe más de vivir creando momentos que recordar cuando el tiempo haya avanzado sin compasión y toque hacer recuento, de mucho, de nada, de todo…

Porque entonces, entre ese tiempo, ahí es donde estará lo que nos diferencia, el haber vivido con el corazón, o haber hecho todo lo posible por ocultar su voz. 

Que calle la razón, y que hable el corazón…

Dejar hablar al corazón…

Para sentir, amar, gritar, luchar, beber, apurar, caminar, avanzar, necesitar, recordar…

Para sentir y amar más y más cada día.

Para gritar por lo que queremos y poder luchar sabiendo muy bien por lo que queremos luchar.

Para beber de los segundos y así apurar hasta el último trago.

Para caminar siempre hacia delante y no dejar nunca de avanzar.

Para necesitar aquello que sabemos que necesitamos y recordar que nunca lo tuvimos demasiado lejos, que nunca sentimos que no era nuestro. Si no necesitamos nada no habrá recuerdos que grabar.

Dejar hablar más al corazón para ser mejor persona, para vivir la vida a pleno pulmón y sonreír al recordar y hacer recuento, sonreír y no dejar de sonreír…

Dejar hablar al corazón…

24 may. 2011

JAMÁS PUERTAS CERRADAS

Hay puertas que se abren y puertas que se cierran, eso es algo que todos en nuestra vida hemos podido comprobar alguna vez.

Pero hay una puerta que siempre ha de permanecer abierta, que nunca ha de cerrarse si queremos ser nosotros mismos, si queremos ser fieles a lo que tenemos, si queremos seguir teniendo algo.

Esa puerta es la de la habitación a nuestros sueños. Esa habitación en cuyas paredes hemos escrito con nuestras uñas arañando la pintura, nuestros más sinceros deseos, nuestros anhelos e ilusiones, nuestras esperanzas, nuestras quimeras.

Esa habitación debe permanecer con su puerta siempre abierta, a veces parece que se cierra y al hacerlo chirría movida por las dudas que se albergan en nuestra cabeza, otras veces, es como si una extraña corriente quisiera cerrarla de un portazo para que no se vuelva a abrir, eso sucede cuando nos sentimos engañados, apáticos, sin ganas de nada, vencidos…

Pero nuestra raza permanece y a soplidos volvemos a abrirla otra vez dejándola abierta de par en par…y entonces nuestro corazón se siente completo de nuevo...

Hay puertas que no deben cerrarse nunca por ningún motivo.

Nadie debe tener el poder suficiente para hacernos temblar, titubear, dudar.

Nuestros sueños son lo único que tenemos y esa puerta no debemos de cerrarla nunca dentro de nuestros corazones.

Los sueños ayudan a seguir en pie, dan cuerda al corazón para que no se apague, hacen que hierva cada una de las gotas de la sangre que camina por nuestras venas, los sueños mantienen nuestra cabeza ocupada planificando, nos hacen permanecer alerta sintiendo, sin olvidar, sin dar pasos hacia atrás.

A veces los sueños son lo único que nos mantiene vivos, a veces es lo único que tenemos, por ello no debemos cerrar su puerta jamás…

Brindo porque nada ni nadie cierre de un portazo la puerta de nuestros sueños. 

Y mientras suena por los altavoces del coche la melodía de una canción titulada THE LONG WINTER, miro a los ojos de la única persona que me hace resurgir y sonrío, sonrío porque sé que mis sueños van a seguir en pie, por mí, por él, por nuestro amor, y sonrío porque sé que a pesar de todo lo que pueda acontecer, aunque el cielo se derrumbe y la tierra tiemble, sé que mientras tenga sus ojos, jamás será un invierno largo en mi corazón.

Sonrío porque sé que las lágrimas congeladas no permanecerán mucho tiempo escarchando y paralizando mis sentidos.

Y a base de susurros silenciosos en lo más profundo de mi alma escribiré…

Anhelos y deseos,
dudas, congeladas lágrimas,
ilusiones y quimeras,
esperanzas destrozadas.
Pero jamás, jamás…
jamás ¡puertas cerradas!


+The Long Winter (Nikosia), de su nuevo disco “The Ghost of Tomorrow”. (Altamente recomendable)

Para quien quiera hacerse una idea de las voces:



Mandy Moon (nuevo disco): http://www.youtube.com/watch?v=IRFHJgNA584 

The Black Snow (Trailer novela Retrum 2: La nieve negra): http://www.youtube.com/watch?v=5D6FiF-WqUs